por Alfonso de Terán Riva
mc241.jpg

Poco después de Navidades, un compañero de trabajo me comentó que habían puesto en la tele una película llamada COLLISION EARTH, y que me iba a encantar. La premisa: Mercurio altera su órbita y se dirige hacia la Tierra. Ante la posibilidad de una película que pueda superar a THE CORE[P] y ganarse el derecho a una etiqueta propia en este blog (como la propia THE CORE, y la miniserie Impact), me puse a buscarla. ¡Qué gran descubrimiento!

Vamos a dejar de lado los motivos por los que Mercurio sale despedido hacia la Tierra, y comencemos por algo sencillo: los tamaños relativos y las distancias. La película comienza con unos planos de Mercurio al lado del Sol, a donde se aproxima una lanzadera (tal vez comente sobre eso en otro momento). Podemos ver en un mismo plano a Mercurio y parte del Sol. Y aunque Mercurio parece pequeño, se puede ver perfectamente como una esfera.

Busquemos unas pocas cifras en la web de la Nasa. El radio del Sol es de casi 700.000 km. El radio de Mercurio es de casi 2.500 km, es decir, unas 280 veces menor. Para hacernos una idea, si el diámetro del Sol fuera el ancho del campo de juego del Santiago Bernabeu, Mercurio sería un pelín más grande que un balón de reglamento. En la película, Mercurio parece demasiado grande, aunque es difícil asegurarlo por completo. Pero lo más importante es que el radio medio de la órbita de Mercurio es de casi 58.000.000. El perihelio, esto es, el punto de máximo acercamiento al Sol, es de 46.000.000 km aproximadamente. Es decir, en el momento de máxima aproximación entre Mercurio y el Sol, la distancia que los separa es casi 33 veces el diámetro del Sol. En la misma imagen ¿parece que la distancia que los separa sea esa. No ¿verdad? Más bien, la distancia es mucho menor que el tamaño del Sol.

Otra cifra. El radio medio de la órbita terrestre es de unos 150.000.000 km. Su perihelio es de 147.000.000 km, mientras que el afelio de Mercurio (máxima distancia al Sol) es de casi 70.000.000 km. Es decir, en el caso más ventajoso que podamos encontrarnos, la mínima distancia entre Mercurio y nuestro planeta es de 77.000.000 km. Bueno, en realidad es un poquito más, ya que no estoy teniendo en cuenta que las órbitas no están exactamente en el mismo plano, pero ya que hemos partido de la hipotética situación en la que el el perihelio de la Tierra y el afelio de Mercurio estén alineados con el Sol (que no lo están), vamos a quedarnos con esta cífra: Mercurio debe recorrer un mínimo de 77 millones de km para alcanzar la Tierra.

¿Por qué menciono esto? Bueno, desde el primer momento, unos científicos (no el protagonista) descubren lo ocurrido y dicen que quedan horas hasta que Mercurio nos alcance. ¿Cuántas horas? Pues no se precisa, pero toda la acción transcurre a lo largo del mismo día (siempre hay luz solar en el cielo) por lo que podemos aventurar un plazo de unas 12 horas (sí, vale, puede ser un poco más si era verano, pero estamos haciendo aproximaciones). Recorrer 77.000.000 km en 12 horas supone una velocidad media de aproximadamente 6.500.000 km/h, o lo que es lo mismo, unos 1.800 km/s.

¿Y eso es mucho o poco? Pues teniendo en cuenta que la velocidad orbital media de Mercurio es de 48 km/s, comparad vosotros mismos. Tened en cuenta además que hemos usado una distancia mínima irreal, y en línea recta. En la peli, vemos unos diagramas con la trayectoria de Mercurio, y describe una curva. Además, pensad también que por efecto de la gravedad del Sol, el planeta iría perdiendo velocidad a medida que se alejara, y la cifra calculada es la velocidad media. Esto quiere decir que la velocidad inicial con la que Mercurio tendría que salir despedido es mayor. Intentad imaginar el enorme acelerón que se le ha dado al planeta, sin romperlo en el proceso.

mc241a.jpg

Más cifras. El diámetro de Mercurio es 0,383 veces el de la Tierra, esto es, 2,6 veces menor. Al final de la película, vemos a Mercurio casi rozando la Tierra (sí, ya sé, ya mencionaré las mareas en otro momento). Justo encima de este párrafo podéis ver uno de los planos. ¿Parece que el diámetro de la Tierra sea sólo 2,6 veces mayor? Aunque no se ve completa la circunferencia, yo diría que es muchísimo mayor. ¿Y vosotros? A continuación, una imagen que compara los tamaños reales de ambos planetas.

mc241b.jpg

Qué diferencia ¿verdad? Para terminar, os enlazo una página que me parece interesantísima. Muestra el sistema solar a escala, tanto en tamaños objetos de como en distancias. ¿Podéis encontrar a Mercurio sin ayuda? ¿Y la Tierra? ¿Os imaginábais tanto espacio vacío?

© Alfonso de Terán Riva, (993 palabras) Créditos
Publicado originalmente en MalaCiencia el
CC by-nc 2.5