por Alfonso de Terán Riva

Hoy ha sido portada de noticiarios de televisión y diarios digitales españoles, la terrible inundación que está sufriendo la zona de La Mancha, sobre todo la población de Alcázar de San Juan, donde vivo yo. En realidad, la situación comenzó el martes, con vías ferroviarias cortadas parcialmente por el agua, y a partir de ayer por la tarde puede decirse que Alcázar quedó totalmente incomunicado por tren y carretera. Como trabajo en Madrid, y aquí ha sido donde me ha pillado esta historia, estoy muy pendiente de lo que dicen las noticias (aún no he podido volver a mi pueblo) Y así me he encontrado con esto en el diario 20 minutos:

La ruptura de un dique natural en Alcázar de San Juan podría inundar la localidad con el millón de litros cúbicos de agua que contiene.

Supongo que será debido a las prisas, ya que los diarios online intentan estar constantemente actualizados (cosa que en casos como éste, es de agradecer) pero la frase tiene un error bastante gordo: los litros cúbicos no existen.

En el Sistema Internacional, tenemos dos formas de expresar un volumen: con unidades de distancia elevadas al cubo (como metros cúbicos o centímetros cúbicos) o con unidades de capacidad (como litros o mililitros) No hay por tanto nada parecido a los litros cúbicos. En realidad, el volumen en cuestión (y que se ha mencionado en casi todos los medios) es de un millón de metros cúbicos.

En otros sitios, como en Terra, han dado la cifra de un millón de litros, lo que tampoco es correcto, puesto que entre un millón de litros y un millón de metros cúbicos hay una grandísima diferencia. En el colegio nos enseñaron que un litro era igual a un decímetro cúbico: 1 l = 1 dm3. Fijáos, un decímetro cúbico, no un metro cúbico. ¿Y cuántos dm3 (y por tanto, litros) tiene un metro cúbico? Veamos, también nos enseñaron en el cole que un decímetro es la décima parte de un metro, es decir, 1 m = 10 dm. Si elevamos al cubo las unidades de longitud, obtenemos unidades de volumen, pero no hay que olvidar que también se deben elevar al cubo las equivalencias. Es decir, 1 m3 = 1.000 dm3 (103) Por tanto, un metro cúbico son 1.000 litros. Y un millón de metros cúbicos es nada mas y nada menos que mil millones de litros.

La diferencia es bastante notable. Un millón de litros, aunque parezca mucho, en realidad es menos de la mitad de la capacidad de una piscina olímpica. Las dimensiones de una piscina olímpica son de 50 m de largo por 25 m de ancho, con un mínimo de 2 m de profundidad. Eso son 2.500 m3, que como hemos visto equivalen a 2.500.000 litros.

En numerosos medios se dice que 1.000.000 m3 viene a ser lo que cabría dentro del estadio Santiago Bernabeu, lo que es algo realmente impresionante. No sé muy bien si el cálculo es correcto, ya que habría que conocer bien las dimensiones del estadio, y tener en cuenta que es más ancho por arriba que por abajo (debido a las gradas) Pero podemos hacer un rápido cálculo. Las dimensiones del campo en sí son de 106 m de largo por 66 m de ancho. Eso nos da una superficie de 6.996 m2. Para llegar a un volumen de 1.000.000 m3, deberíamos imaginar sobre esa superficie, un enorme prisma de casi 143 m de alto (más que el largo del campo) Pero como he dicho, el estadio se ensancha con la altura, y además, la superficie de la base es algo mayor que el campo (no todo es césped)

Para terminar, aunque no tenga nada que ver con la ciencia, sí me gustaría comentar algo que en los medios de comunicación no se explica demasiado bien, y lleva a confusión. En algunos medios se habla de un dique, así a secas. En realidad lo que retiene el agua es el trazado ferroviario, que se eleva sobre el terreno circundante, y actúa como dique.

En fin, esta será la tercera noche que me veo obligado a dormir fuera de casa (menos mal que tengo familiares aquí) A ver qué pasa mañana.

© Alfonso de Terán Riva, (683 palabras) (688 palabras) Créditos
Publicado originalmente en MalaCiencia el 24 de mayo de 2007
CC 2.0