por Alfonso de Terán Riva
Espacio: 1999
Espacio: 1999

Hoy me voy a poner un poco nostálgico, rememorando una serie de TV que puede que no todos recuerden. Se trata de Espacio: 1999, emitida allá por los 70, aunque los más jóvenes tal vez la hayan visto cuando se reemitió en Antena 3, al comienzo de su andadura. Para el que no la recuerde, la premisa de la serie era la siguiente: allá en el futuro (1999), se construye en la Luna una pequeña estación (Base Lunar Alfa, creo recordar) y un deposito de residuos radiactivos. No recuerdo si por accidente o por mala gestión, los materiales radiactivos alcanzan su masa crítica, produciendo una brutal detonación nuclear que saca a la Luna de su órbita, lanzándola hacia lo desconocido. En muchos episodios, la Luna pasaba cerca de un planeta habitable, y los protas hacían una visita.

En su día la serie tuvo su éxito, y a mí me encantaba de pequeño. Pero la idea base de toda la serie tiene un error de proporciones astronómicas (y nunca mejor dicho). ¿A qué velocidad viaja la Luna para acercarse a un planeta desconocido en cada episodio? La estrella más cercana (sin contar el Sol, claro) está a unos 4,22 años luz. ¿Viaja la Luna a velocidades mayores que la luz? Difícilmente se podría acelerar un planetoide de esa manera, aun suponiendo que no fuera imposible por la Relatividad Especial. Y en ese caso, ¿cómo van y vienen al planeta? ¿Tienen las Águilas (las naves de la base) capacidad para superar la velocidad de la luz? Entonces ¿por qué no se vuelven tranquilamente a la Tierra?

Aguila
Aguila

¿Acaso a poca distancia de nuestro Sistema Solar existen multitud de desconocidos sistemas planetarios? No lo creo, salvo que sus estrellas sean invisibles. Porque los planetas tendrían que tener su propia estrella que les diera luz y calor. Más allá de Plutón existen numerosos cuerpos (asteroides, planetoides) en el llamado Cinturón de Kuiper, pero a esa distancia están helados y sumidos en la oscuridad.

Cuando vi la serie por primera vez, era un crío y me parecía buenísima. Cuando la volví a ver en la reposición de Antena 3 (ya iba a la Universidad) tenía ciertas nociones de las distancias implicadas. Entonces me di cuenta de la imposibilidad de la serie en su totalidad, y uno de los mitos de mi niñez se derrumó. Una lástima.

© Alfonso de Terán Riva, (331 palabras) Créditos
Publicado originalmente en MalaCiencia el 27 de febrero de 2006
CC 2.0

Además, esta semana en MalaCiencia...

RFID y la conspiranoia, 28 de febrero de 2006
Speed y el tiro horizontal, 28 de febrero de 2006