Especial Vigesimoquinto Aniversario, 12
Un camino inverso
por David Quintero

Muchos aficionados cuentan cómo de niños leían historias de ciencia-ficción que estimularon su imaginación, que les mostraron posibilidades insospechadas, mundos extraños, seres y sensibilidades totalmente distintas; y de esa siembra tan especial la cosecha acabó siendo un interés por la ciencia que alimentaba, en ocasiones más y en ocasiones menos, la ciencia-ficción de las historias. Sin embargo, mi caso fue el opuesto: de un primitivo interés por la astronomía (recuerdo la fascinación misteriosa y literaria cuando me dijeron que aquella estrella brillante se llamaba Vega) vino, casi de forma natural, un acercamiento a los libros de ciencia-ficción. Siempre me ha gustado leer, que me cuenten historias, así que por ese lado la ciencia-ficción me atraía, pero también me di cuenta de que las historias de determinado tipo de autores (los que llamaríamos autores hard) me podían enseñar no poco sobre la Ciencia (en especial la Física), que tanto me interesaba.

Mi descubrimiento del Sitio no lo recuerdo, pero muy probablemente tendría que ver con escribir en Google (o quizá Yahoo) del Internet que acababan de instalar mis padres las palabras ciencia-ficción y pulsar Enter. El Sitio era (es) un lugar natural al que acudir para un hispanohablante interesado en este mundillo. Recuerdo pasar horas (muchas) navegando sobre todo en las páginas de reseñas de libros. En aquel entonces (finales de los noventa, primeros dos mil), el Sitio, junto quizá a uno o dos webs más, era el único lugar en el que podía uno informarse sobre autores y sus obras. Y yo lo hice de manera concienzuda, llegando a conocer a algunos de los colaboradores más activos y a intuir, antes de leer su reseña, si un determinado libro de un determinado autor les iba a gustar. El Sitio orientó mi búsqueda de nuevas lecturas y acrecentó mi conocimiento de los autores que las escribían. Llegó incluso, mucho tiempo después, el momento en que quise hacer mis propias colaboraciones al Sitio. No es lugar ni momento para el autobombo, pero pueden leer algunos de mis artículos aquí. Hay también relatos de ficción, que debo decir que ya no escribo (para bien o para mal), sin embargo de alguno estoy bastante satisfecho, como por ejemplo de EL JARDÍN DE MUNDOS.

Leyendo los párrafos anteriores, se corre el riesgo de pensar que la gran aportación del Sitio a la ciencia-ficción tuvo lugar en el pasado, pero no es así en absoluto. El Sitio sigue recopilando reseñas de libros, series, películas y artículos de opinión, además de obras más creativas, como relatos breves. Tiene una sección de noticias para estar al día de lo que se cuece en el mundo de la ciencia-ficción. Y muchas más secciones. El Sitio es una referencia imprescindible en español (escriban en Google ciencia-ficción y vean en qué lugar aparece). Su vigesimoquinto aniversario es un gran momento de celebración y para dar las gracias a Francisco José Súñer Iglesias por su labor desinteresada durante tanto tiempo. ¡Por otros veinticinco años!

© David Quintero
(501 palabras) Créditos
David Quintero mantiene el blog Mundos Múltiples