Especial Vigesimoquinto Aniversario, 4
Inicios
por Armando Parva

No recuerdo bien como me aficioné a la ciencia-ficción. De siempre me gustaron las navecitas, los marcianos y los exploradores espaciales. Recuerdo como ALIEN me impresionó, como BLADE RUNNER me fascinó, no tanto LA GUERRA DE LAS GALAXIAS, que sin embargo disfruté igualmente. Quizá porque LA GUERRA DE LAS GALAXIAS la vi demasiado de niño y según iba cumpliendo años veía cada una de esas películas con una perspectiva cada vez ligeramente distinta y madura.

Por supuesto que en la televisión había visto las viejas películas de los años 50 y 60, una que me tuvo mucho tiempo encantado fue PLANETA PROHIBIDO, de la no supe realmente como se titulaba hasta pasada mi adolescencia, y todas las series que se emitían con más o menos regularidad, Perdidos en el espacio, Viaje al fondo del mar, por supuesto Viaje a las estrellas y todas aquellas de marionetas, El meteoro submarino y Thunderbirds, ¿O. V. N. I.?que en el fondo me resultaban siniestras.

En el plano literario fui bastante más tardío. Nadie en la familia tenía el menor interés por el género y aunque mis padres y mis tíos tenían sus pequeñas bibliotecas, no dejaban de estar compuestas de los best-sellers de la época. Naturalmente lo más accesible era Julio Verne, que componía gran parte del catálogo de las colecciones juveniles,.

Pero mis preferencias cinematográficas me encaminaban a ello así que no tardé en interesarme por la literatura. Tampoco fui especialmente original con los inicios, Asimov, Bradbury, Heinlein... los clásicos americanos que se encontraban con facilidad en kioskos y librerías, el cyberpunk me deslumbró en principio, hasta que empezó a aburrirme, luego pasé a interesarme con novelas más elaboradas, como las de Ian Watson o Brian Aldiss, estuve un tiempo enganchado a las aventuras de los Vorkosigan, y otro tanto a las de DUNE, sin embargo nunca le he encontrado el gusto a autores míticos como Ballard o Dick. Supongo que, con variantes en cuanto a gustos, es un camino similar al que han seguido la mayoría de los aficionados.

Actualmente tengo que reconocer que he dejado bastante de lado la ciencia-ficción. Las novedades no me atraen y los intereses de los autores actuales va por caminos ajenos a los míos, así que lo poco que leo se reduce en su mayoría a recuperar los clásicos que aún tengo pendientes.

El Sitio de Ciencia-Ficción no fue exactamente un descubrimiento, desde que accedí a Internet era una más de las webs que visitaba y en las que me informaba sobre las novedades, y de cuando en cuando ojeaba para informarme sobre las impresiones de otros aficionados sobre tal o cual libro o película. Ciertamente en sus primeros tiempos no era nada espectacular, incluso la recuerdo chillona y de un gusto peculiar, aunque de contenidos bastante interesantes. Hasta que en un momento determinado, el diseño se refinó, sin llegar a modernizarse hasta el extremo de ser otra más, la organización mejoró y en lo que a mi respecta subió un peldaño en mis preferencias, por un lado porque ha conservado el foco en esos clásicos que mencionaba anteriormente, y además mantenía el nivel con la constancia que estamos celebrando en este aniversario.

Llegado un momento incluso me decidí a enviar una primera colaboración que se aceptó y publicó, hasta ahora, que según veo en mi ficha en la sección Colaboradores, he llegado a la media centena, así que en cierto modo también formo parte de este longevo proyecto, algo que me llena de orgullo y satisfacción.

Espero que el Sitio siga muchos años más, y poder seguir ayudando a ello. Entre tanto, disfruten de su extenso y variopinto contenido.

© Armando Parva
(611 palabras) Créditos
Armando Parva es colaborador habitual del Sitio