Cuando el Capitán Kirk viajó al espacio
por Dixon Acosta

William Shatner no es sólo un actor, productor, director, cantante y escritor canadiense, es mucho más que eso, es el capitán Kirk, el referente en la educación sentimental de millones de quienes fuimos niños o jóvenes soñando con una nave espacial llamada Enterprise, por eso, que Shatner haya viajado al espacio, siendo de paso el ser humano más longevo (90 años) en salir de nuestro planeta, no es una noticia, es un acto bellísimo de justicia poética.

La llegada de Shatner a la mítica serie de Star Trek (Viaje a las Estrellas), fue una de esas segundas oportunidades doradas. En principio, no estaban en los planes de Gene Roddenberry el creador de la serie, el capitán Kirk ni su intérprete, el personaje principal era el capitán Christopher Pike, encarnado en el capítulo piloto por el actor Jeffrey Hunter, pero el proyecto fue rechazado, los ejecutivos de la NBC, dijeron que era demasiado intelectual, además de atrevido (esto no lo dijeron, pero aquí se planteaba que el segundo oficial al mando era una mujer, interpretada por Majel Barrett).

Para rescatar el proyecto tuvo que intervenir Lucille Ball, la misma actriz del Show de Lucy, quien era poderosa productora de la televisión en su momento, se realizó un segundo piloto, Jeffrey Hunter rechazó la oportunidad de insistir con la serie, prefirió concentrarse en el cine y falleció pocos años después como consecuencia de un accidente en una filmación en España. Así surgió el capitán Kirk, es decir, William Shatner, se le dio más importancia al personaje del señor Spock y se fueron integrando los demás integrantes de la tripulación más querida de la televisión mundial. La serie original de Star Trek se emitió entre 1966 y 1969 y su éxito posterior, dio paso a una saga tanto en televisión como en cine, siendo Shatner protagonista de las primeras seis películas.

William Shatner en el mundo del cine y la televisión, ante todo ha sido un incansable trabajador, no ha parado. Empezó con grandes expectativas en películas como LOS HERMANOS KARAMAZOV (1958) o EL JUICIO DE NUREMBERG (1961), pero no se decantó sólo por el cine, nunca se negó a ningún proyecto que le representara actuar y sería en la televisión en donde tendría mayor reconocimiento, en innumerables programas y series, en donde Star Trek sería un punto alto, pero no el único, de hecho los premios Emmy y Golden Globes que consiguió, fue por su trabajo en la serie Boston Legal.

En su autobiografía, que es un libro muy ameno de leer, pues está lleno de humor en anécdotas divertidas, incluso a la hora de recordar episodios tristes de su vida, Shatner ha reconocido que si tiene un valor ético, ha sido el del trabajo, que le viene de su padre, quien le aconsejó no desaprovechar ninguna oferta y durante muchos años, no disfrutó de vacaciones o descansos, ha aceptado todos los trabajos que le han ofrecido, en cine, en televisión, radio, comerciales, video juegos, como presentador, locutor. William Shatner vivía con el temor que un día no sonara el teléfono con un ofrecimiento.

Con mi esposa Patricia, tuvimos la fortuna de saludar a Shatner en una feria de cómics en Dubái hace varios años y aprovechamos para que nos autografiara varias fotografías (dedicadas a nuestro querido cuñado Juan Carlos Alba, al gran amigo cinéfilo Fernando Panchá e incluso para Cosmocápsula, primera revista de ciencia-ficción colombiana dirigida por David Pérez, de la cual hice parte como editor). Conservamos como tesoro su firma en su libro de memorias UP TILL NOW, Shatner resultó muy amable y curioso al saber que éramos unos colombianos viviendo en Emiratos.

William Shatner ha tenido una carrera paralela como autor, aprovechando la resonancia de su inmortal personaje, ha escrito o co-escrito una serie de novelas de ciencia-ficción ambientadas en el universo de Star Trek, así como ha lanzado una serie de discos, en los cuales canta, o mejor sería decir, habla o recita (él reconoce que canta muy mal) mientras la música suena, producciones que tienen su público, pues se venden muy bien.

Ha sido muy emocionante saber que William Shatner ha viajado al espacio, en el proyecto que lidera el multimillonario Jeff Bezos. Cuando el capitán Kirk se encontró en el espacio, la ficción se había convertido en realidad. Podemos creer entonces que un muñeco de madera se convierta en niño, o cualquier cosa que nos cuenten.

Nota del SdCF: El artículo apareció originalmente en el área de blogs de El espectador, en el mes de septiembre. Como ha sido reproducido en el Sitio una vez que Shatner culminó exitosamente su aventura, me he permitido cambiar el tiempo futuro de algunos pasajes por un más actualizado pasado.

© Dixon Acosta
(783 palabras) Créditos
Publicado originalmente en El espectador el 26 de septiembre de 2021