El futuro en que vivimos, 32
Dos tazas
por Francisco José Súñer Iglesias

La tentación era muy grande, la tecnología estaba ahí, las aplicaciones eran evidentes, los antecedentes inquietantes... y para alegría de cenizos y agoreros ya tenemos las dos primeras tazas del estado policial servidas en bandeja, con azúcar o sacarina a elegir, y unos bollitos para acompañar.

Las noticias de que tanto empresas privadas como organismos públicos están poniendo en marcha sistemas de reconocimiento facial para tenernos a todos más seguros ya están ahí, desde éste verano, ocultas entre las toneladas de información sobre la pandemia, pero que no obstante hicieron sonar las alarmas a más de uno, y de dos, y de...

Los anuncios de Mercadona y el Ministerio del Interior de instalación de sistemas de reconocimiento facial en sus supermercados, los primeros, y en espectáculos públicos, los segundos, son los primeros pasos hacia el sueño húmero de cualquier totalitario de pro: mantener controlada a la población y poder seguir sus pasos metro a metro.

El anuncio de Mercadona fue hecho en julio de 2020. De momento lo ha instalado en cuarenta centros y su intención es la detectar a cualquier descuidero con sentencia firme de orden de alejamiento del establecimiento en menos de 0,3 segundos. La idea es proteger los centros de robos y hurtos por parte de quienes ya han demostrado sobradamente que se han dedicado en el pasado a esas actividades. Podríamos decir que la idea de los responsables entra dentro de lo lógico, y hasta lo legal. Quieren asegurarse que nadie les roba, y aparte de las medidas clásicas de seguridad, con vigilancia presencial, arcos antirrobo, etc., etc., también incorporan tecnología de reconocimiento para detectar prontamente a quienes ya hayan delinquido en sus comercios.

Con el Ministerio del Interior se podría decir otro tanto. Mediante esta tecnología instalada en grandes eventos pretende detectar personas con causas pendientes con la Justicia. Lo curioso es que el desarrollo de ésta tecnología se ha hecho pensando en el ámbito rural, donde los efectivos de la Guardia Civil son pocos y dispersos, de modo que con esta ayuda podría tener una idea más precisa de donde buscar a los presuntos delincuentes. El sistema sería una combinación de lectores de matrícula, ubicación de teléfonos móviles y reconocimiento facial.

Hasta ahí, aunque el escenario se empieza a parecer inquietantemente a MINORITY REPORT, se puede estar más o menos de acuerdo con estas iniciativas, lo malo es que la experiencia nos muestra que el uso perverso de las tecnologías es muy tentador, y seguir el precedente chino es algo que a más de uno le produce sueños húmedos.

En China abundan las cámaras de videovigilancia, aproximadamente 200 millones. No se cuantas habrá en España, pero en proporción las cifras no deben ser muy distintas (solo hay que ver la cantidad de carteles que avisan de este extremo en comercios y lugares públicos), eso unido a que a partir del 1 de diciembre de 2019 al comprar un teléfono móvil los chinos deben someterse a un escaneo facial, da la medida de las intenciones del gobierno chino: poder seguir a quien quiera donde quiera que esté sin más que lanzar un par de comandos.

De momento, tanto en China como en el resto del mundo eso está lejos de ser más que un recurso propio de un technotriller desaforado, pero al contrario de otras licencias poéticas la tecnología ya existe y funciona, así que su implantación es cuestión de tiempo. En China el Estado lo tiene fácil porque dictas las leyes a su conveniencia, sin más control que el del PCCh. En occidente, los Estados tienen más regulaciones e impedimentos legales para llevarlo a término, pero denles tiempo y una campaña de propaganda ad-oc.

Puede que de aquí a no muchos años podamos parafrasear a cierto británico del siglo XX: Elegísteis la seguridad a la libertad. Al final no tendréis ni seguridad ni libertad.


Notas

Un español no necesita la aclaración, pero para quien me lea de fuera, es la cadena de supermercados más extensa y exitosa del España.

Algunos apuntes legales sobre la instalación de cámaras en Mercadona https://tinyurl.com/yxq4xqft

Explicación del Ministerio de Interior respecto a la instalación de cámaras en eventos públicos: https://www.vozpopuli.com/economia-y-finanzas/reconocimiento-facial-causas-pendientes_0_1375363234.html

© Francisco José Súñer Iglesias
(708 palabras) Créditos