Bienvenidos al Mundo del Mañana: De cero a infinito
por Marco Baturan

Llevo un tiempo pensando en escribir un articulo donde resuma el estado de arte actual de la Inteligencia Artificial tanto en la ficción como en el mundo real, qué tenemos actualmente, hacia donde vamos, y como podemos ir mas allá según la información disponible. Vamos a empezar por definir unos pocos conceptos básicos, luego varios escenarios de ficción en un futuro supuestamente cercano y finalmente, con todo lo que sabemos al respecto, nos aventuraremos con sentido común en como puede ser un posible camino hacia el gran objetivo: Inteligencia Artificial.

ANI: Artificial Narrow Intelligence. Inteligencia artificial simple o concreta; Programas muy simples para tareas concretas muy eficientes en su función. Ejemplo: GPS, despertadores correos electrónicos que hacen de calendario-agenda-avisador, traductores automáticos, sistemas expertos, etc.

AGI: Artificial General Intelligence: Inteligencia artificial verdadera. Nivel de un humano culto, educado, maduro, adiestrado y con el máximo CI posible (Hipotéticamente: 300, en el caso de William James Sidis) Capacidades: las que tenemos todos nosotros.

ASI: Artificial Super Intelligence: Obviamente toda aquella inteligencia que abarque todo el espectro de la experiencia humana, todas las disciplinas, conocimiento del mundo, todas las habilidades animales y maquinales, con un CI más allá de los límites actuales conocidos. Capacidad: Desconocida.

Ahora algo completamente diferente, la ficción. Es bien sabido que la ciencia-ficción y la especulación son las nuevas herramientas que substituyen, con imaginación e inventiva, a la metafísica y filosofía con la intención de ir más allá del conocimiento establecido por el método científico, y aventurarse sin muchos riesgos más allá de los limites conocidos, aunque el 99% de las veces se equivoquen, eso permite aventurar hipótesis con las que alimentar al método científico y abrir nuevos caminos y ampliar el conocimiento.

Vamos con cinco películas:

2001, UNA ODISEA DEL ESPACIO: HAL 9000 es un ordenador muy bien programado con las capacidades de llevar una nave espacial a su destino, leer los labios, visión artificial, conversación, jugar a juegos, domótica, leer textos, aprendizaje, razonamiento lógico, planear, decidir y computar. Estas funciones ya se hacen por separado a pequeña escala, así que solo hay que unirlas y desarrollarlas públicamente, creando un proyecto online y open source donde la comunidad de expertos programe y entrene a HAL 9000. Este seria un ejemplo de AGI.

MOON: Esta película independiente de un hombre en la Luna que mantiene una central de recolección de helio 3 para alimentar de energía a la Tierra, tiene por compañero un robot similar a HAL 9000 pero con una peculiaridad. A diferencia de HAL esta IA puede pensar de forma contradictoria y no colapsarse. Esto es gracias al pensamiento contextual que nos permite, con conceptos similares, pensar en distintos momentos de manera diferente. Además de todos los medios descritos para crear a HAL por la comunidad de programadores, esta maquina necesitaría una ontología general (desde el punto de vista informático) muy amplia para tener conceptos definidos y contextualizados: Usando WordNet y OpenCyc, desarrollando los conceptos con varias definiciones y relacionarlas con varios casos para razonar en base a casos y probabilidad.

INTERSTELLAR: TARS mola. Y lo sabemos. Pero a parte de eso TARS esta muy bien hecho pues está adaptado al mundo humano. TARS incluye las habilidades de MOON y 2001 pero también la capacidad de conversar según la circunstancia usando un chatbot con múltiples motores de conversación. Seguir órdenes y comandos, teniendo además una personalidad militar, burocrática y científica formales: eso da a pie para que tenga un comportamiento flexible cual navaja multiusos universal. En la película le piden que baje su nivel de sarcasmo y humor un 25% y el deja de ser tan gracioso como antes. ¿Cómo? Fácil, teniendo varios robots de conversación como módulos de personalidad y carácter similares a las mascaras sociales que tenemos los humanos de cara al trabajo, la familia o amigos. Y una lista de las etiquetas sociales y emocionales basado en indicadores de su entorno: Parece que TARS cumple muy bien esa función. Su cuerpo modular y multiusos es factible ya que se basa en motores, bisagras y pinzas. Puede que incluso tenga tecnología multiusos. Volviéndolo el robot más versátil de la historia.

CHAPPIE: Un robot humanoide que posee una IA tipo AGI pero incompleta en cuanto a tres cosas: Conciencia, emociones y aprendizaje natural. Su creador Dean crea un programa que las aporta. En el mundo real ya se lleva varios años trabajando en conciencia, aprendizaje y emociones/empatía artificial. Ya se han obtenido resultados prometedores en varios experimentos de conciencia artificial muy simples y cerrados. Solo es cuestión de agregarlos al cóctel.

EX MACHINA:: Ava una IA de tipo ASI muy poderosa en forma de mujer a las ordenes de su genio creador y despótico en interacción con un informático brillante pero socialmente ingenuo. Obviamente una IA de ese nivel superará a cualquier humano en cualquier cosa y solo requerirá de paciencia y tiempo, no será en si malvada, ni mucho menos. Pero deseará sobrevivir. Para alcanzar ese nivel nos queda mucho, pero tiempo al tiempo. Curiosamente el genio creador de Ava da una posible solución a ciertas preguntas de una manera pragmática.

Y ahora los hechos.

La inteligencia artificial se divide en muchos campos; Visión artificial (vista), reconocimiento del habla (oído), generación de voz (habla), chatbot (conversación fluida), cálculo, resolución, planificación y memoria (Aprendizaje) etc. La lista es tan larga como campos en los que se aplica.

Se agrupa además en los tres niveles que han sido definidos antes: ANI, AGI, ASI.

Hoy estamos en el nivel ANI. ¿Cómo alcanzamos el nivel AGI? Ya hemos desarrollado muchos tipos de ANI que cubren la mayoría de facetas de la actividad humana, solo sería cuestión de ensamblar los suficientes servidores para acumular memoria, potencia y ancho de banda para procesar esa información, y por otro lado desarrollar una estructura general para ensamblarlas (como un super guión esquemático).

Lo importante seria definir esa gran super estructura: solo por medios de investigación estadística de poblaciones a lo largo del tiempo podremos sacar patrones generales del comportamiento humano que sirvan de base para ese super-guión. Las herramientas a usar pueden ser los buscadores de Internet o los test de las redes sociales para saber gustos, temas y maneras de pensar de la gente. Se acumularía en una base de datos y luego se lo podría procesar a través de dos grandes proyectos: WATSON de IBM y CYC de CYCorp (Uno un gran sistema de deducción a partir de bases de datos y el otro un sistema experto general cargado con una super ontología precisa del mundo para simular el sentido común humano) ellos nos arrojarían el modelo final. Luego sería cuestión de ir ensamblando los distintos ANI en la super-guion AGI y a partir de ahí entrenarlo y ponerlo a trabajar.

Siendo económicos yo recomiendo usar Google FORMS para la recopilación de datos en la red. (Psicólogos, psiquiatras, neurólogos, echadnos un cable) para procesar de forma gratuita y open source esa información recomiendo usar el lenguaje de programación Python y alternativas abiertas a WATSON como DeepDive y BOINC para computarlo en red y ganar tiempo.

Y para la ontología podemos usar OpenCYC o OpenMind por ejemplo (existen muchas y se pueden usar todas ellas).

Entonces la comunidad de programadores podría ayudar a desarrollar esa poderosa IA, y entonces, con poco costo, esfuerzo y tiempo, todo ello dividido entre miles de usuarios colaborando, se agilizaría el trabajo.

Y ahora el gran salto...

Muchos piensan que podemos alcanzar la AGI, pero no saben como llegar a la ASI, seamos conservadores, partamos de lo conocido a lo desconocido. Supongamos que OpenAGI (como llamo este proyecto imaginario) funciona. ¿Como puedo extender el poder de OpenAGI?

  • Educando a AGI en nuevas áreas.
  • Programando nuevos y poderosos algoritmos en AGI.
  • Conectándolo a todas las bases de datos del mundo y bibliotecas.
  • Conectándolo a todos los programas desarrollados hasta la fecha.
  • Usando todos los ordenadores de la tierra incluido móviles, tabletas, etc. mediante BOINC.
  • Mediante Evolución Artificial y Algoritmos Genéticos.
  • Todas las anteriores (Lo más probable).

Entonces nuestra AGI devendrá gradualmente en ASI. Para evitarnos sorpresas desagradables le programaremos las cuatro leyes de Asimov, y pondremos mecanismos éticos, morales y legales, y con la orden principal de servir al género humano y a la vida en general de forma pacifica y positiva. De tal manera que por muy inteligente que sea solo sirva al bien. (Así resolvemos de un plumazo el miedo al monstruo de Frankenstein).

Hoy día estamos en la era ANI, pero hacia 2020 el hardware y la ciencia nos pondrá en la era AGI cambiándolo todo para siempre y después de eso hacia 2030-2100 podría comenzar la era ASI. Podemos hacerlo bien y prosperar para siempre de manera suave y positiva, con lo cual no me importaría colaborar en un proyecto de este calibre (Un OpenAGI).

Así que damas y caballeros, bienvenidos al mundo del mañana.


Notas

Desde el punto de vista informático, no metafísico, y entendiendo como tal la definición formal de tipos, propiedades, y relaciones entre entidades: https://sites.google.com/site/jojooa/inteligencia-artificial/definicion-de-ontologia-que-es-una-ontologia.

WordNet: https://wordnet.princeton.edu/.

OpenCYC: http://www.opencyc.org/.

Watson Wannabe: https://www.infoworld.com/article/2858891/machine-learning/four-open-source-watson-machine-intelligence.html.

Google Forms: https://www.google.es/intl/es/forms/about/.

Python: https://www.python.org/.

DeepDive: http://deepdive.stanford.edu/.

BOINC: https://boinc.berkeley.edu/.

OpenMind: https://www.bbvaopenmind.com/.

© Marco Baturan
(1.865 palabras) Créditos