Especial Vigesimoprimer Aniversario
Volver al presente
Especial Vigesimoprimer Aniversario
por Cristián Londoño Proaño

A mediados de los años ochenta tenía catorce años. En esa época me gustaba imaginar el futuro. Me embebía imaginando lo que ocurriera en el siglo XXI y deseaba con todas mis fuerzas que tuviera la vida, tan larga, que pudiera ser testigo del avance tecnológico. En esa época aparecieron las películas, primero VOLVER AL FUTURO I, luego de cuatro años, VOLVER AL FUTURO II. Recuerdo que asistí a mirar las películas de VOLVER AL FUTURO en las salas de cine. Luego de la función quedé emocionado, con un sabor dulce y con mucha expectativa. Una parte de la trama de VOLVER AL FUTURO II se desarrollaba en el futuro. La fecha era 21 de octubre del 2015. Esto me entusiasmaba porque era posible que podría ser testigo de conocer sí lo que los guionistas habían inventado en las películas podía cumplirse.

Las películas VOLVER AL FUTURO I, II y III fueron distribuidas por Universal Picture, escritas por Robert Zemeckis y Bob Gale, dirigidas por el propio Robert Zemeckis y tuvieron la producción ejecutiva de Frank Marshall y Steven Spielberg. Las actuaciones en los papeles principales fueron de Michael J. Fox como Marty McFly, Christopher Lloyd como el doctor Emmett Brown. Las dos películas fueron taquilleras, que abarrotaron las salas de cine. Ambas lograron recaudaron en promedio como 350 millones de dólares. Ambas películas narran las aventuras de un joven y un científico que viajan en el tiempo en el famoso DeLorean, un auto deportivo convertido en máquina del tiempo. VOLVER AL FUTURO I ganó el premio Hugo por mejor obra dramática, además de varias nominaciones a los premios Oscar y a los premios Globos de Oro. VOLVER AL FUTURO I, II y III constituyen una film emblemático para el fandom de la ciencia-ficción.

Pasaron los años y llegó el 2015. ¿Los inventos de VOLVER AL FUTURO son cotidianos en el siglo XXI?

En la película de Robert Zemeckis, se plantean varios inventos que, según los guionistas, habrá en el 2015. Ese 2015 de Zemeckis y Gale es un año distinto al que fue en realidad. En la película, uno de los inventos fue las zapatillas Nike autoajustables. En esa misma época no se logró diseñar, se tuvo que esperar un año más. En el 2016, la firma Nike logró diseñar una zapatillas similares a las de la película, pero no se las comercializó en volúmenes grandes sino sólo para clientes preferentes. Por esa misma época, una compañía canadiense confirmó que sacaría en los próximos años, un tipo de zapatilla autoajustable.

Otro de los inventos de las películas de VOLVER AL FUTURO es los autos voladores. En el 2015 real hubo algunos intentos de lograr un autovolador. Pero no fueron como se lo miró en la película. En este siglo XXI se prevee algunos adelantos del automóvil. En los primeros veinte años se prevee que las compañías como Mercedes Benz fabriquen autos automáticos. Ya no se necesitará conductores, sino que un sistema de navegación computarizado llevará al destino a sus pasajeros. Estos vehículos serán eléctricos. En estos mismos veinte años, saldrá a la venta los helicópteros personales, que tendrán un modelo similar a un dron. Este año se anticipa que saldrá a la venta un modelo de auto volador de la compañía autoMobil, que combina el auto convencional y un pequeño avión para dos pasajeros. La compañía Airbus ideó un proyecto de autos voladores que utilizaría inteligencia artificial. Estos inventos son acercamientos al modelo de un auto volador como lo vimos en VOLVER AL FUTURO. Pero todavía falta el desarrollo de tecnología que puede generar autos voladores capaces de cargar más pasajeros, con diseños cercanos a los convencionales y con combustibles menos contaminantes.

En la película de Zemeckis, hay una patineta voladora. Esta patineta lastimosamente no ha podido ser fabricada. Ha habido prototipos de la patineta, pero todavía no se ha logrado encontrar el material ni la energía para lograr suspender a una pantineta y a una persona. Este juguete tardará algún tiempo en volverse realidad.

Otro de los inventos que se presenció en la película de Zemeckis es la comunicación mediante pantallas. Ese invento se desarrolló con éxito y ahora tenemos las famosas videoconferencias.

En las películas de Zemeckis se observaron varios inventos que en este siglo XXI comenzaron a materalizarse y otros no. Como toda ciencia-ficción, cuando Zemeckis y Gale escribieron las películas extrapolaron su presente y nos entregaron un futuro que resuelto en cierta medida bastante fantasioso.

© Cristián Londoño Proaño
(742 palabras) Créditos
Francisco José Súñer Iglesias es escritor y mantiene el blog del Ciencia ficción, fantasía y otras imaginaciones