Las predicciones de Asimov
por Enric Quílez Castro

En las últimas semanas, he podido leer en diferentes medios de comunicación comentarios acerca de un artículo de divulgación que escribió Isaac Asimov hace cincuenta años, tratando de predecir cómo sería el futuro.

Supongo que como escritor de ciencia-ficción y mente privilegiada del siglo XX, lo debía tener más fácil que otros coetáneos, pero a pesar de que la ciencia-ficción no suele acertar siempre, Asimov sí que lo hizo notablemente.

Dejando a parte que tal vez previó un mayor desarrollo de la exploración del espacio y los coches voladores (¡ay! ¡Esos coches del futuro que nunca llegan!) sí que es cierto que acertó en muchas otras predicciones.

Previó, por ejemplo, una sociedad altamente tecnificada e hipercomunicada, como la nuestra, con móviles, internet y redes sociales, aunque tal vez no con tanto detalle. Supongo que a toro pasado era fácil de prever, pero el mérito lo tuvo hacerlo cincuenta años antes.

Como decía anteriormente, la ciencia-ficción y los escritores que la cultivan, no siempre han tenido una visión del futuro particularmente desarrollada. Famoso es el caso de escritores que meses antes de la caída del muro de Berlín, todavía preveían escenarios futuros con la URSS como superpotencia y una Europa dividida por el telón de acero. O aquéllos, como el propio Asimov en la Trilogía de las Fundaciones, que no previeron la importancia de las computadoras.

En todo caso, nos quedamos con una cierta sensación amarga: los coches no vuelan (lo cual, tal vez no sea tan malo), los robots no son especialmente inteligentes, Susan Calvin aún no parece haber nacido y los viajes al espacio aún no son habituales. Y de colonias en la Luna o en Marte, nada de nada.

© Enric Quílez Castro
(284 palabras)
Publicado originalmente en El mundo de Yarhel el 13 de enero de 2014