De invasiones
por Enric Quílez Castro

Los tiempos cambian y las invasiones extraterrestres ya no son lo que eran. Antes, los visitantes se presentaban vestidos con traje militar y comenzaban a saquear el planeta primero por las buenas y luego sin demasiadas contemplaciones, como en V o en INDEPENDENCE DAY.

Pero ahora todo es diferente. Al frente de la invasión está una mujer atractiva y misteriosa, con un dominio hipnótico sobre su propio pueblo, conocedora de los puntos débiles de los seres humanos y con una capacidad de manipulación que ya la quisieran para ellos muchos de nuestros líderes políticos.

Naturalmente, me refiero al remake de V: Los visitantes, aunque no os penséis, que bien pudiera estar hablando del magnífico duetto Barack Obama - Hillary Clinton. El garrote y la zanahoria en su versión más moderna y políticamente correcta. Tanto, que ha desmontado clichés de propios y ajenos y ha dejado a muchos antiimperialistas antiamericanos en evidencia.

Como se dice en V: Los visitantes: nos han atacado con un arma muy poderosa: la devoción. Nosotros podríamos llamarla diplomacia o zanahoria, es igual, pero los líderes del Imperio parecen haber descubierto, igual que la Anna televisiva, que es mucho mejor parecer simpático que no ir vestido de vaquero del medio oeste, con espuelas y escopeta.

Es mucho mejor vestir un traje elegante, estar todo el santo día pendiente de las encuestas demoscópicas de aprobación, sonreír mucho y sacudir los golpes de manera selectiva allí y sólo allí en donde deben ser descargados, con la fuerza justa y en el momento oportuno e ir pisando pétalos de rosas el resto del tiempo.

Aunque, debo decirlo y es una manía particular, a mi me gustaba más Dayana comiendo ratones. Debe ser que las lagartas tienen un atractivo especial que las chicas new age no tienen.

© Enric Quílez Castro
(295 palabras)
Publicado originalmente en El mundo de Yarhel el 20 de mayo de 2010