Tiempos de cambio, tiempos de lecturas. 2010
por Ramón Batalla

Empieza el 2010, un año de referencia para la ciencia-ficción que da nombre a una novela de Arthur C. Clarke. Un año que se inicia con tempestades económicas empapándonos y un año en el que no se aprecian mejoras en el horizonte ni eufemismos de brotes verdes.

Sigo pensando que estamos ante un ciclo de diez años de vacas flacas y probablemente con cambios de calado (llevamos dos nos queda ocho) Cambios en la balanza del poder que pasará definitivamente del dominio atlántico entre EUA y Europa a un dominio del pacífico entre EUA y China. Cambios de relación entre las personas y el trabajo cada vez más precario y sobretodo más escaso y lo más triste es que un cambio de tendencia económica no garantiza en absoluto mejores perspectivas laborales. España sufrirá por su incapacidad de cambiar el modelo económico del ladrillo a economías más emergentes y de futuro.

Cambios tecnológicos de menor volumen pero que seguirán impactando en la sociedad de manera determinante, olvídense de los portátiles y miniordenadores, los tablet de la mano de Apple vendrán para cambiarlo todo y una nueva generación de dispositivos se impondrá.

Si tenemos recuperación económica tendremos subida del precio de la gasolina. En un año o dos estaremos a precios nunca vistos. El litro de gasolina a 2 euros no será para este año a lo mejor, pero lo veremos si hay recuperación económica en los próximos años.

Y al final entre tanta crisis aparecen los lectores de libro electrónicos que no han sido ni de lejos el producto estrella de estas navidades porque no creo que sea un producto de gran consumo. Si en España se lee poco un producto que sirva para leer no va ser el boom. Aún así, la mula se va llenando de libros, un par de días conectada podrías disponer de miles y miles de libros, la mayoría libres de derechos, así que la literatura cada vez más asequible y más barata y en consecuencia menos valorada.

Y la ciencia-ficción destella de vez en cuando, aunque sigue coja si hablamos de Europa, sigue desaparecida si hablamos de España y se la sigue a larga distancia en el resto.

Aún así es curioso que siendo tan invisible para todo el mundo, la ciencia-ficción literaria, cuando modificamos el soporte nos encontramos que las películas que gustan en masa son las de temática de ciencia-ficción y fantasía y como ejemplo AVATAR que tiene tantas referencias al género y a diferentes obras que da para artículos enteros en la web.

Finalmente esta decada que termina nos deja una novela... THE ROAD (LA CARRETERA) de Cormac McCarthy novela de ciencia-ficción que es considerada la mejor novela de la década por Entertaiment Weekly.

Para los que nos pasamos el día defendiendo el género más allá de las naves espaciales y las espadas láser fálicas, es una enorme satisfacción.

Una supernova del género, ahí queda eso.

© Ramón Batalla
(489 palabras)
Publicado originalmente en En clave pública el 4 de enero de 2009
CC by-nc-sa 2.1