Tiempo y Mente
por Lino Moinelo

Uno de los principales enigmas a los que se enfrenta la ciencia al investigar la posibilidad de viajar en el tiempo, y que por lo tanto constituye un punto fundamental alrededor del cual giran las obras de ciencia-ficción relacionadas, es comprender qué es el tiempo.

En cierta forma, el tiempo posee unas características que no son susceptibles de ser explicadas por la ciencia, ya que lo que las personas entendemos por este concepto es tan solo la forma en como es percibido por nuestra mente, como consecuencia de la alteración producida en ella por el paso del mismo.

El transcurrir del tiempo no es para la física más que una magnitud que interviene en la mayoría de procesos, siendo nuestra mente una parte más del mundo físico, aunque sea la parte que utilizamos para interactuar con este.

En el artículo Viajes en el tiempo se daba una explicación de las llamadas paradojas temporales: la consecuencia teórica de lo que podría ocurrir si se realizarse un viaje en el tiempo e interferir indebidamente en la línea temporal, al alterar la misma hasta el punto de impedir que se pueda realizar el propio viaje al no existir, por ejemplo, el autor del mismo.

Cabe preguntarse entonces, si estas paradojas no podrían provocar en alguno de sus protagonistas alguna alteración en sus mentes, al desestabilizarse el proceso físico que influye en ellas. Especular sobre que clase de vidas llevarían los inadvertidos protagonistas de un bucle espacio temporal, y como condicionaría este hecho en sus mentes, es un recurso de la Ciencia-Ficción poco habitual pero que ha dado sus frutos en dos películas de las llamadas, de culto: 12 MONOS (Terry Gilliam, 1995) y DONNIE DARKO (Richard Kelly, 2001)

El punto en común de ambos casos es que el posible origen de la enfermedad del protagonista es debida a la existencia en su línea de tiempo de un bucle espacio-temporal. Esta circunstancia, la alteración del normal trascurrir de la línea temporal, afecta de alguna manera a los objetos involucrados en ella. En estas obras de ciencia-ficción, se especula sobre que tipo de alteraciones se producirían y que papel juega en ellas, la mente humana.

© Lino Moinelo
(364 palabras)
Publicado originalmente en El fin de la eternidad el 27 de agosto de 2008
CC by-sa 3.0