El despegue de la ciencia-ficción
por Daniel Salvo

El reciente artículo de Pablo Capanna sobre la muerte de la ciencia-ficción, publicado en la revista Ñ de literatura, ha servido para catalizar uno de los grandes temores que solemos experimentar, de vez en cuando, los amantes de la ciencia-ficción. El editorial de Axxon, a cargo de Eduardo Carletti, suerte de respuesta a la hipótesis de Capanna, me parece que aporta la precisión y lucidez necesaria que nos permiten respirar tranquilos: el género sigue vivito y coleando.

Y tal parece que, sólo por hablar de nuestro ámbito peruano, la realidad basta y sobra para contradecir cualquier rumor sobre la muerte de la ciencia-ficción. Novelas, cuentos, revistas, nominaciones… todo eso nada mas comenzando el 2008. Por ese lado, el Perú casi parece un país irreconocible.

Tan es así que antes de la primera quincena de enero, Ediciones COPE tiró la casa por la ventana presentando la novela EL NARRADOR DE HISTORIAS, de Enrique Congrains Martin, novela que marca su retorno después de casi cincuenta años de silencio narrativo (bueno, así redactan los cronistas culturales) EL NARRADOR DE HISTORIAS está ambientada en un futuro no muy lejano, con una Bolivia desgarrada por sus países vecinos y la ciudad argentina de Córdoba convertida en protectorado de la ONU. Por supuesto, tirios y troyanos niegan que se trate de ciencia-ficción, pero ya sabemos que el nombre no es importante. Espero pronto poder compartir por lo menos una reseña de la novela, a la que seguirá 999 PALABRAS PARA EL PLANETA TIERRA, en la cual los académicos terrestres se verán en apuros cuando se les requiera colaborar con un artículo para la Enciclopedia Galáctica...

No menos interesante ha sido la publicación (eso sí, bastante restringida o caleta, como decimos en Perú) de la antología LA ESTIRPE DEL ENSUEÑO, a cargo de Gonzalo Portals Zubiate, dedicada a la narrativa peruana de orientación fantástica y/o extraña. Entre otros relatos sorpresivos (a mi entender) destaca LOS CAYNAS de nada más y nada menos que don César Vallejo, autor de varios relatos fantásticos. LOS CAYNAS nos ofrece la visión de un pueblo de ubicación recóndita cuyos habitantes han involucionado al nivel de simios, luego de producirse un extraño fenómeno cósmico… Mención aparte merece su labor como organizador del P rimer coloquio internacional de narrativa fantástica «Manifestaciones de lo fantástico peruano», que tendrá lugar en agosto de 2008. Más información en este enlace.

Y las sorpresas no terminan ahí. Cruzando información, logramos descubrir la existencia de la revista académica (sic) Hydra, dedicada a la fantasía, ciencia-ficción y horror. Hydra va por su segundo número (ni idea de cómo conseguir el primero) correspondiente a marzo de 2007, y las referencias a su plana directiva son más que crípticas. Esperemos que Felipe Alcor, su director, abandone esa incomprensible pero muy peruana política de perfil bajo.

Desde el lado de las publicaciones on-line, además de las actualizaciones de Velero 25 y varios blogs y páginas relativas al género, es de resaltar la nominación de dos amigos, Luis Bolaños y Pedro Novoa, al I Premio de las Editoriales Electrónicas. Luis Bolaños participa con uno de sus electrizantes análisis de ilustraciones fantásticas (una parte importantísima del género, inexplicablemente desatendida) y Pedro Novoa, a punto de convertirse en punta de lanza de nuestra narrativa de ciencia-ficción, con uno de sus extraordinarios relatos. Ambos trabajos fueron publicados en Velero 25. ¡Suerte muchachos!

© Daniel Salvo
(563 palabras)
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú el 1 de abril de 2008