Sobre el último Premio Minotauro
por Iván Fernández Balbuena

No voy a hablar de la novela de Negrete que ha ganado el famosos premio, aún no la he leído y, a priori, reconozco que no me atrae mucho. Después de Graves la mitología griega vista por otros no creo que me impresione en exceso.

Aquí voy a hablar sobre un hecho curioso que tiene que ver con la promoción del libro. No, no son los anuncios de la radio que cada vez que los oigo me dejan patidifuso, es sobre Aula.

Para el que no lo sepa, Aula es un interesante proyecto que lleva a cabo el diario El Mundo. Básicamente, consiste en que un centro educativo puede recibe gratis unos 50-60 ejemplares de El Mundo de Lunes a Viernes si lo solicita en Septiembre (esa es una de las razones por que suelo colgar por aquí fotos y noticias sacadas de ese periódico) Los ejemplares son los mismos que se venden en los quioscos con una excepción, las páginas centrales, en vez de tener la edición regional de turno, consisten en un suplemento de unas 4-6 páginas dedicado única y exclusivamente a los estudiantes de secundaria. La idea es, más o menos, que los profesores puedan utilizar los periódicos como herramienta didáctica y que los chavales se vayan animando poco a poco en la lectura de la prensa escrita.

Bueno, espero que nadie de El Mundo lea esto, pero donde yo trabajo para lo único que sirve el invento es para que los profes no nos peleemos por los diarios (hay de sobra, lo divertido es ver las broncas para conseguir el único ejemplar de El País) casi nadie los utiliza en sus clases y los chavales pasan de ellos olímpicamente, como mucho alguno lo coge para hacerse el sudoku, los lunes leer las páginas de deportes o echarle un vistazo a los horóscopos. ¡Ah! Y para pegarles fuego a la entrada o salida y montar algo de pitote que siempre viene bien.

Y, la verdad, es una pena por que el suplemento de Aula si que está bien, recoge, en líneas generales, noticias sobre los chavales o que puedan interesar a los chavales, generalmente con un trasfondo cultural. Ejemplo de noticias sobre los alumnos, el instituto tal está haciendo un brillante experimento de física con los chicos de 4º de la E.S.O., o fulanito de 2º de la E.S.O. es la gran promesa del lanzamiento de jabalina en Murcia. Ejemplo de noticias que pueden interesar a los chavales: breves artículos sobre alguna de las asignaturas que sufren (hay unos muy sencillos y majos de matemáticas que sigo por que hasta yo soy capaz de medio entenderlos) o que pelis ver, que música escuchar y, tachan, tachan, que leer.

Y aquí es donde aparece Negrete y el Premio Minotauro. Siempre que dan el citado premio ando un par de días con el radar activado para ver el tratamiento que dan los medios del evento. Vale, no es el Planeta pero la mayoría de los premios literarios suelen aparecer en las páginas de cultura de los periódicos y al final del telediario. Con el Minotauro la cosa no es así, como mucho sale por internet (no tiene mérito, saldría hasta la final de carreras de caracoles cojos de Nueva Guinea-Papua) y puede aparecer un pequeño suelto en alguna página de algún periódico. Ni punto de comparación con los otros premios serios de verdad y no de chorraditas fantásticas.

Bueno, pues hará una semana o dos, alucino cuando veo que una página entera de Aula está dedicada a Negrete, su novela y el Minotauro. ¡Una página entera! Increíble. Y, además, estaba bien hecho (más increíble aún) Una foto de Negrete y su libro que ocupaba media página, un buen artículo sobre la breve historia del premio, otro sobre de que va la novela y como artículo principal un breve y bien hecho perfil del ganador.

En fin, que por un momento fue un bonito sueño, una página entera de uno de los más importantes diarios de nuestro país dedicada a un escritor español de ciencia-ficción y fantasía. Luego fui consciente de que esa página solo la leerían profes y alumnos y volví a tierra. Y, más tarde, reflexione un poco. ¿Por qué Aula hacia un seguimiento tan desmesurado de esta noticia? Releí con más cuidado los artículos y poco a poco lo vi claro. De una forma sutil y tendenciosa, leyendo entre líneas, la idea que a uno se le quedaba es que la literatura fantástica es únicamente un género infantil-juvenil, nada que este a la altura de los adultos. Leer los libros de Negrete estaba bien para un quinceañero pero solo como un paso previo y doloroso a la literatura mas seria, a la literatura de verdad, ya se sabe, Cela, Umbral y demás líderes del realismo costumbrista puro y duro.

Así que mi gozo en un pozo, por un día soñé que habíamos salido del ghetto para luego descubrir que realmente lo que estaban haciendo era poner los últimos ladrillos en el muro que nos separa del resto de la comunidad literaria.

En fin, espero que si algún adolescente siente curiosidad por los libros de Negrete los siga leyendo cuando llegue a la edad adulta. Algunos lo hicimos con otros autores similares y tampoco nos va tan mal, creo.

© Iván Fernández Balbuena
(890 palabras)
Publicado originalmente en Memorias de un friki el 6 de abril de 2006


Locución de Francisco José Súñer Iglesias
Producido por Francisco José Súñer Iglesias para el Sitio de Ciencia-Ficción
Fondo musical: Rutile de Stargarden
bajo licencia Magnatune (Podcast)