Sólo opinamos
por Francisco José Súñer Iglesias

De forma regular, recibo en el correo o se remiten directamente al Sitio comentarios sobre los artículos que se publican. Normalmente, si se trata de un artículo de fondo, como éste, se suele iniciar una discusión más o menos inteligente sobre el tema del comentario, si se trata de un ensayo o un artículo divulgativo siempre surge alguien que aporta algún dato interesante, pero si se trata de una opinión sobre un libro o película no resulta extraño que el remitente, indignado y encolerizado, arremeta de forma muy poco elegante contra el autor del artículo.

Los recursos son variados, desde dudar de la inteligencia y buen gusto del autor hasta llegar al insulto directo, que por directo y por insulto, tiene muy poco de respetable. Al principio este tipo de mensajes mellan la moral. ¿Para qué tomarse la molestia de comentar una obra si algún energúmeno, a poco que se sienta personalmente atacado, va a despotricar sin aportar nada medianamente interesante al debate? Sin embargo, con el tiempo se aprende a mirar con condescendencia a estas pobre almas torturadas, comprendiendo que su universo es limitado, que su única fuente de alegrías es la obra vilipendiada y que, por tanto, cualquier duda acerca de la bondad de la misma es un ataque directo a su propia concepción de la vida. Y claro, eso les duele. Animalitos.

Son, en definitiva, exabruptos que merecen más compasión que indignación, porque además suelen nacer del desconocimiento de qué son esos comentarios a los que se ataca (más preferiblemente se ataca al autor) y de como funciona el Sitio.

En primer lugar, en los apartados Leído y Visto de la sección Opinión no se hace crítica literaria ni cinematográfica. Nunca se ha hecho, ni nunca se hará, a poco se sea mínimamente perspicaz bastará con leer detenidamente el título de la sección, esto es: Opinón, para comprenderlo.

Es algo que siempre he tenido claro, la crítica literaria (o cinematográfica) es una actividad muy seria, para la que se debe tener una formación previa, un conocimiento amplio de la obra del autor, del propio autor, del contexto en el que se creo la obra y las referencias de la misma, por no hablar de una buena dosis de objetividad. Una crítica es un análisis exhaustivo de una obra, un desmenuzarla e intentar situarla en su lugar preciso dentro de la historia del arte, pero nunca tratar de juzgarla.

Lo que se hace en el Sitio (con las excepciones de rigor, véase si no el magnífico estudio BORGES FANTÁSTICO de Raúl Alejandro López Nevado) es opinar. Simplemente. No queremos sentar cátedra, ni crear escuelas, ni corrientes ni nada que se le parezca, sólo exponer brevemente que nos ha parecido, personalmente, una obra concreta, por si misma y sin entrar en más profundidades. Que alguien se sienta ofendido por esto demuestra, entre otras muchas cosas, una notable falta de madurez y de, propiamente, sentido crítico, de capacidad de distinguir una simple opinión de un estudio documentado, opinión ésta que podrá ser motivo de debate, pero que de ninguna forma debe ser menospreciada.

Para terminar, y volviendo un poco más a mi ser (no suelo ser tan afectado) solo decir que las opiniones son como los culos, todo el mundo tiene una, y si a alguien se pica por eso, pues que se rasque, que lo que soy yo estoy harto de aguantar gilipolleces.

© Francisco José Súñer Iglesias
(564 palabras)

Locución de Francisco José Súñer Iglesias
Producido por Francisco José Súñer Iglesias para el Sitio de Ciencia-Ficción