Interesantes Ignotus
por Francisco José Súñer Iglesias

Le he dado un par de vueltas a las candidaturas de éste año a los Premios Ignotus y me he dado cuenta de que el espectro de las obras seleccionadas se ha ampliado, tanto en temática como en origen, demostrando que el género goza en España de muy buena salud y que las iniciativas a favor de su difusión se multiplican y expanden de una forma notablemente saludable.

Analizando los últimos seis años (desde el 2000 hasta el presente), encontramos en la categoría de Novela la gran acumulación de candidaturas por parte de Juanjo Aroz, como editor de la colección Espiral, Ciencia-Ficción, nada menos que nueve, de veintitrés desde el 2000 al 2004, habiendo años como el 2002 o el 2003 en los que más del 50% de las candidaturas fueron libros editados por él. Una gran labor la de Juanjo que se vio recompensada por los premios del 2001, 2002 y 2003, consecutivamente (NUXLUM, de José Antonio Suárez, DEMONIOS EN EL CIELO, de Gabriel Bermúdez Castillo, y CINCO DÍAS ANTES, de Carlos F. Castrosín). Éste 2005, sin embargo, no ha logrado que ninguno de sus libros sea seleccionado, estando éste año las candidaturas repartidas entre cinco diferentes editoriales de muy distinta orientación entre si.

En la categoría de Novela Corta, siembre ha habido una presencia más que notable de las obras aparecidas en el volumen correspondiente a los Premios UPC de la colección Nova. Cosa lógica, por otra parte, al tratarse de un premio específicamente dedicado a éste formato y con nivel de participación notablemente alto, llegando en 2002 a copar prácticamente las candidaturas. Más repartidos sin embargo, están los premios finales, dos para El premio UPC (2000 con ESTE RELÁMPAGO, ESTA LOCURA de Rodolfo Martínez y 2003 con EL MITO DE ER de Javier Negrete), dos para Artifex (2002 con CONTRA EL TIEMPO, de Juan Miguel Aguilera y Rafael Marín y 2004 con IMPERIO, de Ramón Muñoz) y otro para Espiral (2001 con RAX, de Eduardo Vaquerizo). En el 2005 se vuelve a producir una notable presencia de ésta antología en los finalistas, con SUEÑOS DE INTERFAZ, de Vladimir Hernández y TRAFICANTES DE LEYENDAS, de Jordi Font-Agustí.

La categoría de cuento ha sido quizá la que mayor vuelco ha dado, del 2000 al 2004 la antología (perdón, revista) Artifex ha dominado absolutamente ésta clasificación, con nada menos que 18 candidaturas de 22 seleccionados. Lógicamente los cuentos seleccionados en Artifex han obtenido en tres ocasiones el premio Ignotus de cuento, en 2000 (EN LAS FRAGUAS MARCIANAS de León Arsenal), 2001 (LA CANICA EN LA PALMERA, de Rafael Marín), y 2004 (NEGRAS ÁGUILAS, de Eduardo Vaquerizo). Este año, sin embargo ha sido la revista Asimov quien ha copado la categoría con cuatro candidaturas.

Esto en lo que respecta, sin desmerecer las demás, a las categorías más importantes. La trayectoria de los últimos años se ha roto, hay más variedad tanto temática como editorial, (poco tienen que ver LA NIÑA MUERTA, de José Antonio Cotrina, con PÁJARO EN MANO, de Eduardo Gallego y Guillem Sánchez, ambas publicadas no obstante en la misma revista) ya no da la impresión de que son los de siempre los que optan a los premios y se crean buenas expectativas para una consolidación de autores y editoriales (como bien ha demostrado Robel).

Hay algunas otras categorías, sin embargo, que personalmente no entiendo muy bien, como la de Antología, desde el momento en el que una antología con todas las de la ley, como Artifex, compite como revista. Es voluntad de sus editores que se la considere como tal, pero es algo que visto su historial en la categoría de cuento les ha restado una buena cantidad de premios a una trayectoria constante y sin fisuras.

Otra categoría un poco traída por los pelos es la de Audiovisual, en éste país que precisamente no destaca por su producción fantástica en cine y televisión, cualquier aportación al respecto es cuando menos un rara avis.

Poco más o menos hay que decir de la de Obra Poética. Desierta durante muchos años, creo que debería ser una categoría a extinguir, como la de Mejor Tebeo. Un candidato el año pasado, dos éste, y pese a lo que me toca como editor de La Legión del Espacio, es un poco triste que en éste país, cuna de excepcionales dibujantes y guionistas, solo hubiera el año pasado dos obra dignas de ser candidatas al premio.

Del resto poco más que decir, respecto a las revistas siguen estando las de siempre, más el añadido, al fin, de Asimov, con lo que ya no es que sean todas las que están, es que están todas las que son, los artículos, naturalmente, provienen de las revistas más señeras, en las obras extranjeras extraña bastante la ausencia de Minotauro como editorial, y en cuanto a los libros de ensayo se da la procedencia heterogénea de siempre.

Eso si, me abstendré de comentar el apartado de páginas web, habría de ser un cretino para juzgar al resto de los candidatos de la categoría haciendo a la vez de juez y parte (y mucha parte, NCG3660 y BEM han sindicado La Legión del Espacio y reproducen regularmente mis propios comentarios de libros y películas, de modo que si alguno de ellos gana, yo también habré contribuido a ello).

© Francisco José Súñer Iglesias
(882 palabras)