Salvemos Enterprise
por Alfonso Merelo

Estamos como una puta regadera.

O mejor, están como una puta cabra.

En esta dirección se puede ver como una serie de empresarios y particulares donan tres millones de dolares para que la serie Enterprise no se cancele.

Yo soy uno de los que veía Star Trek de pequeño, en penosas condiciones y en blanco y negro. Y me gustaba. Me fascinaba. Mas tarde seguí las películas y las otras series mas o menos. Incluso he visto la primera temporada de esta Enterprise, la quinta serie derivada de la franquicia Star Trek.

Pero esto ya es demasiado.

Que una serie de descerebrados aporten su dinero, o al menos el proyecto, para salvar una serie de televisión es para dimitir del género humano.

Los que protestan porque les suben los impuestos para sufragar colegios, hospitales o subsidios para inmigrantes, no se cortan un pelo para pedir que una mierda de serie de TV sea repuesta y encima aportan dinero. Esto sobrepasa desde luego cualquier limite.

Y es curioso porque los trekies o trekers, como se denomina a los aficionados a la serie, sostienen que la(s) serie(s) contiene unos valores humanísticos dignos de tener en cuenta. Pues parece que no. Que los valores son sólo de dinero. Lo de donar dinero a ONGs o a los damnificados del sunami pues no. Pero slavar una serie de TV, si es importante y para ello se puede donar dinero.

Esto es un caso de esquizofrenia absoluta.

Lo felices que estarán los de Paramount con esta gilipollez.

Que hablen de la serie, así la vendemos mas en todo el mundo.

Pues, dado semejante atentado a la inteligencia, conmigo que no cuenten.

Dimito.

Star Trek se ha acabado para mi.

Si alguien quiere las siete películas en video que me lo haga saber.

Se las regalo.

Ahora cualquiera que lea la noticia dirá: si es que a estos que les gusta la ciencia-ficción son todos unos esquizofrénicos que están como una cabra.

Y lo malo es que tendrán razón.

Que pena.

Que asco.

© Alfonso Merelo
(340 palabras)
Publicado originalmente en Memorando el 4 de marzo de 2005