El año 2003 en clave de ciencia-ficción
por Daniel Salvo

El año 2003 puede verse desde cierta manera como positivo para la ciencia-ficción en el Perú. Positivo por muchas razones, entre ellas, cierto repunte de la producción nacional, tanto en el aspecto literario como cinematográfico.

Vale destacar la constante producción de José B. Adolph, quien con la novela UN EJÉRCITO DE LOCOS y el libro de cuentos LOS FINES DEL MUNDO, demuestra que es ya un clásico de la ciencia-ficción peruana, género en el que ha incursionado desde siempre.

Este año se editaron también HUMILLADOS Y EXPRIMIDOS de Juan Rivera Saavedra, conjunto de crónicas y relatos que incluye algunos cuentos de ciencia-ficción, minimalistas ellos, plenos de significados. También cuenta 8+1, conjunto de cuentos de ciencia-ficción y fantasía de Manuel Antonio Cuba, obra bastante sorpresiva (su publicación pasó totalmente desapercibida por los medios de comunicación) Esperamos poder adquirirlo pronto y comentarlo en esta página.

En el cine también tuvimos movimiento. Se estrenó UN MARCIANO LLAMADO DESEO, de Antonio Fortunic, película lapidada por la crítica, aunque siempre puede encontrársele algún mérito, si bien no cinematográfico, por lo menos sublime, a la manera de Ed Wood Jr. Y eso que no es de ciencia-ficción, pero bien que se burla de los amantes de ciertas sub-versiones del género...

Ya en el ámbito del terror, se estrenó (aunque en forma casi casi subterránea, tanto que no hemos podido apreciarla) JARJACHA, EL DEMONIO DEL INCESTO. Las jarjachas son monstruos mitad humanos - mitad llamas (especie de camélidos sudamericanos), en los que se convierten quienes cometen incesto. Es un mito de la sierra del Perú, aprovechado por el cineasta ayacuchano Melinton Eusebio para filmar una película al respecto. Otra vez lamentamos la falta de visión del llamado circuito comercial, que se hubiera apuntado un poroto en recaudación exhibiendo la primera película peruana de terror. Claro, dicen los que saben, que no es así, pero hay tantas cosas que no sabemos...1

Continuando con las películas, hubo estrenos de todo y para todos: X MEN 2, LA LIGA DE LOS HOMBRES EXTRAORDINARIOS, HULK, las Matrix, los Señor de los Anillos... sin mencionar el cada vez más creciente interés por el anime y el cine de terror japonés, que parece que va camino de convertirse en un género por si mismo.

La nota final, llena de ambigüedades, es el efecto DVD. Hace un año tan solo, los reproductores de DVD eran unos aparatos muy caros, al igual que los discos (aproximadadmente, U$ 24 dólares cada uno) Pero como la piratería todo lo puede, ahora tenemos DVDs piratas (mejor dicho, VCDs) a 4 soles, a 3 por diez soles, a 10 por 25 soles... Curiosamente, esto ha generado una especie de código de ética entre los compradores, en una extraña mezcla de cucufatería, nacionalismo y afán de cultura.

La consecuencia negativa es la disminución de público asistente a las salas cinematográficas, las cuales han tenido que bajar sus precios a extremos increíbles. Por ejemplo, los cines de Marina Park tienen precios de 4 SOLES (poco más de UN DÓLAR o UN EURO) por entrada los días martes, llegando a su precio máximo (8 soles) los fines de semana. Aparentemente esto favorece a los usuarios, pero luego de varias semanas de espectar películas en salas casi vacías, me doy cuenta que si esto sigue, pronto veremos salas de cine cerrando, al peor estilo de los años 80...

Es difícil decir yo no fui o yo no compro. Si alguien se acerca a una tienda de alquiler o venta de DVDs, pues se encontrará con precios que no son populares. De otro lado, en versión pirata uno encuentra cosas que difícilmente se ofertan en las tiendas del ramo. Por poner un ejemplo, caminando por el mercado de Magdalena, me encuentro STALKER de Andrei Tarkovsky a cuatro soles. Trato de ver hacia otro lado, pero mis ojos se encuentran con BRAINDEAD, de Peter Jackson. Le doy la espalda al puesto, para encontrarme cara a cara con TENEBRE de Darío Argento y SCANNERS de David Cronenberg... ¡Vade retro, piratas! les digo... ¿pero por cuanto tiempo?

En todo caso, es de destacar la oferta de la cadena de tiendas por departamentos Ripley. Por 10 dólares al mes (disminuyendo el monto cuanto más meses se adquieran), el usuario puede llevarse un DVD original el tiempo que quiera. Es decir, teniendo el tiempo de sobra, a un DVD diario, calculando el costo... el alquiler sale a precio huevo. Buena oferta, aunque solo funciona en Lima... ¿y en provincias?

Esperemos que, ad portas de reglamentarse la Ley del Libro, este año 2004 realmente sea mejor que el anterior. Para todos.

1 Resulta que se estrenó también LA MALDICIÓN DE LOS JARJACHAS 2 de Palito Ortega, también ayacuchano.

© Daniel Salvo
(785 palabras)
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú el 1 de enero de 2004