¿De qué hablamos cuando hablamos de ciencia-ficción?
Daniel Salvo

Hace más de 20 años, el autor de la presente nota descubrió un mundo nuevo en una revista llamada Lo insólito, cuyo contenido era similar a revistas como Más allá o Karma 7: OVNIS, fenómenos paranormales, etc. Para mi padre, pese a ser un hombre culto, todo eso le sonaba a ciencia-ficción (como sigue sucediendo hoy en día). Dado que el también era aficionado a los libros, tuvo la genial decisión de obsequiarme todo lo que viera publicado con la inscripción ciencia-ficción en la portada.

Gracias, viejo.

Fue el principio de una afición. Cada semana, me traía a la casa por lo menos un ejemplar de la colección Espacio de la editorial Bruguera, que editaba novelas simples y escritas sin más pretensión que entretener al lector (algo que hoy en día parece estar fuera de los alcances de los escritores). Vivía pendiente de lo que escribían Clark Carrados, Curtis Garland, A. Thorkent, Glenn Parrish... Con el tiempo, mi afición a la ciencia-ficción se amplió a otros autores más serios.

Durante esos años, tuve la idea de que la ciencia-ficción era un género meramente literario. Que la ciencia ficción eran novelas o cuentos, de a duro (como las novelas ya indicadas) o de autor serio (digamos Asimov). Ninguna otra cosa en el mundo era ciencia-ficción.

Pero había algo que no encajaba en el esquema. ¿Qué decir entonces del cine, de películas como LA GUERRA DE LAS GALAXIAS o ALIEN? ¿Qué eran entonces series de televisión como Galáctica, astronave de combate, Fuga en el siglo XXIII, OVNI y la clásica Viaje a las estrellas? Y, por último ¿qué cosa eran series de dibujos animados como Los cuatro fantásticos, Capitán Futuro, Mazinger o Fantasmagórico?

O bien mis ideas eran muy limitadas, o lo que llamamos ciencia-ficción hace tiempo que se había desbordado y ocupaba un espacio más amplio que la estanterías de mi biblioteca. Ahora, resulta que la ciencia ficción está por todos lados.

Así por ejemplo, los guionistas de cine hacen ciencia-ficción cuando elaboran diálogos y tramas. Los dibujantes de cómics, animes y mangas hacen ciencia ficción cuando colorean figuras y colocan diálogos.

Todo esto, sin considerar otras actividades conexas: creación de clubes y asociaciones en torno a las series de televisión, sagas cinematográficas; edición de revistas dedicadas al manga y al anime... Me pregunto que es lo que hacen los diseñadores de ciertos juegos de rol.

O bien la ciencia ficción hace tiempo ha desbordado los cauces de la literatura escrita, o ya es tiempo de que alguien haga un deslinde que nos permita saber de que hablamos cuando hablamos de ciencia-ficción.

Pero...

¿Qué es la ciencia-ficción?

© Daniel Salvo
(445 palabras)
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú el 28 de febrero de 2003