La competencia
Francisco José Súñer Iglesias

Hace poco, en un foro de Cyberdark, uno de los colaboradores habituales proponía evaluar las webs de la competencia para obtener de ellas nuevas ideas. Una de las expresiones utilizadas para referirse a la competencia, y todo sea dicho, usada más bien de forma jocosa, fue enemigo a batir.

En realidad el concepto enemigo a batir es poco pertinente por cuanto no hay nada que repartir. Si dijéramos que los promotores de cada web nos tenemos que fajar para conseguir la cuota de publicidad de las editoriales, librerías y productoras de cine, y además comer de ello, hace tiempo que las webs se hubieran convertido en remedos salvajes de Operación Triunfo, Gran Hermano, Crónicas Marcianas, o vaya usté a saber que otra guarredida televisiva.

Pero no es el caso, como nadie se mueve por dinero no existe competitividad selvática y cada cual se preocupa de sus propios asuntos, sin desasosegarse demasiado por lo que hacen o dejan de hacer el resto de los güeberos. Eso ha estado bien, porque así se han generado una buena diversidad de modelos lo bastante diferenciados como para que haya donde elegir, de modo que visitar una página no suponga automáticamente haberlas visitado todas, en un aburrido viaje entre múltiples clones.

Sin embargo siempre se pueden encontrar analogías temáticas y de diseño entre diversos sitios, por ejemplo, Bibliópolis y El Archivo de Nessus, comparten el mismo modelo; son más bien webs de contenido cultural amplio con particular atención hacia la ciencia-ficción, QuintaDimension y Pasadizo también comparten una especial atención hacia el cine en general y el terror en particular, pero parecidos aparte, cada una tiene su propia personalidad y su filosofía de funcionamiento.

En el caso del Sitio decidí en su tiempo centrarme exclusivamente en la ciencia-ficción, en todas sus formas, con una anecdótica atención a la fantasía. Sin embargo, y gracias al Glosario, el Sitio debe ser una de las mejores páginas de divulgación científica de internet, y no porque tenga largos y sesudos artículos, sino precisamente porque ya en su tiempo me empeñé en que las definiciones fueran cortas y aptas para todos los públicos.

Ahora bien, el hecho de que el Sitio tenga algunos buenos puntos no significa que sea la web más conocida (ni de lejos), la cuestión está en que, excepto en sus inicios, nunca me he preocupado de publicitarlo. Quien lo conoce, lo conoce, pero no he voceado sus bondades a los cuatro vientos. Además, su modo de funcionamiento (no interactivo, muy al contrario de Cyberdark, donde el usuario es el eje del funcionamiento de la web, y de ahí su enorme éxito) ha magnificado ese efecto y el boca a boca apenas funciona.

En definitiva, como en todos los medios dedicados a la difusión y a la información, la variedad y multitud de puntos de vista sólo enriquece el panorama y da múltiples satisfacciones a los lectores.

© Francisco José Súñer Iglesias
(481 palabras)