El Gran Serial del Sitio de Ciencia-Ficción
Francisco José Súñer Iglesias

Hace ya tres años que leí la novela de José María Boto Bravo EXTREMAUNCIÓN, y le sugerí que, en vista de la dificultad de publicarla en papel, optara por la entonces alternativa pujante que parecía ser la publicación electrónica. Yo mismo me animé a rescatar EL PECIO, una novelilla que durante algún tiempo tuve colgada del Sitio, y enviarla junto a EXTREMAUNCIÓN a LibroLine, una de aquellas editoriales que se lanzaban al mar electrónico con la esperanza de abrir nuevos mercados y consolidar una nueva forma de entender la lectura y, sobre todo, la distribución de la literatura.

Lamentablemente todas aquellas expectativas se fueron al garete por múltiples motivos; por un lado, y en espera de dispositivos más adecuados, lo poco apropiada que resulta la pantalla del ordenador para leer algo más que cortos documentos, por otro el precio (800 pesetas de las de entonces, unos 5 euros), demasiado elevado teniendo en cuenta que un libro de verdad podía costar no mucho más y, por último, el ataque directo hacia la cultura del libro, en el que éste es leído, releído, prestado, revendido, en definitiva, tratado más como un objeto cultura que como un servicio cultural.

LibroLine, por otro lado, cerró prácticamente de la noche a la mañana sin dar cuenta a los autores de su desaparición ni liquidar lo que debía, no supongo en lo primero mala fé, sólo torpeza por cuanto se rompió, sin previo aviso y sin negociar las condiciones, una relación comercial que, esto ya lo digo por experiencia propia, hubiera sido ínfimamente rentable.

Ya ha pasado tiempo desde entonces, y mantener en el limbo una novela como EXTREMAUNCIÓN no me parecía demasiado buena idea; excepto en el arranque, apenas hay descanso para el protagonista; el padre Di Stefano, héroe arquetípico donde los haya; miembro de una muy renovada Iglesia Católica, su trabajo es, resumidamente, el de agente secreto. Pero este agente secreto se ve envuelto en una conspiración que amenaza directamente los cimientos de la Iglesia, y descubrirá que además de la conspiración hay intrigas, mentiras, y traiciones por doquier, en las que él mismo, independientemente de su cualificación, es una pieza más de un juego el que no querría haberse embarcado. Todos estos componentes llevados con buen ritmo consiguen hacer de una novela como EXTREMAUNCIÓN una absorbente lectura, en la que apenas se pueden encontrar peros.

Como por otro lado, y desde hacía tiempo, llevaba paseándose por mi cabeza la idea de publicar en el Sitio un serial de los de la vieja escuela, puro pulp y space-opera con intrigas, persecuciones, luchas, viajes espaciales, escenarios exóticos, etc, etc,. he creído que EXTREMAUNCIÓN daba la talla como para iniciar con ella esta sección, quizá sea demasiado reflexiva en algunas ocasiones y en otras vaya un poco más allá de la pura aventura, pero da la talla más que de sobra.

El único problema, si se puede llamar así, lo he tenido a la hora de bautizar a la nueva sección. Un serial suele asimilarse al medio audiovisual, con la radio y la televisión como vehículos, mientras que el folletín o la novela por entregas es el concepto que se usa para el medio escrito. Sin embargo esto es Internet, medio electrónico como la radio y la televisión pero que, sin embargo, fundamenta el 90% de su razón de ser en la palabra escrita, así que decidí que lo más apropiado sería hablar de El Serial, El Gran Serial del Sitio de Ciencia-Ficción.

Durante las próximas veintiséis semanas nos acompañará EXTREMAUNCIÓN, espero que sea de vuestro agrado y, por supuesto, ya me cuidaré yo de que no sea ni el primero ni el último.

© Francisco José Súñer Iglesias
(610 palabras)