Prohibido clonar
Daniel Salvo

Las recientes experiencias sobre clonación en el mundo, así como la posibilidad de clonar seres humanos, han desatado una ola exagerada de temores y afirmaciones al respecto, muchas de ellas carentes de sentido. En efecto, se suele decir que no es ético clonar seres humanos, aunque nunca se defina que es lo que se entiende por ético en dicho contexto.

No seré yo quien, carente de una base científica sólida, intente opinar al respecto. Para eso tenemos a los demagogos y charlatanes de turno, que sin saber de lo que están hablando, pontifican a través de todos los medios respecto a cualquier cosa.

El Perú es un país muy sui generis, con unos congresistas más especiales aún, dignos hijos de nuestras universidades. No hay día en que algún noticiero de radio o televisión de cuenta de alguna payasada protagonizada por un o una congresista, payasada que suele consistir en peleas callejeras, quedarse dormido en el trabajo o pronunciar una estupidez (ésta última, lamentablemente, bastante común). Y después dicen que la población no los comprende.

¿Y por que me meto con los congresistas? Pues resulta que no sólo dicen estupideces, sino que también las redactan, y les dan forma de Leyes.

¿A cual de todas las estupideces me refiero? Pues a la siguiente: han prohibido la clonación humana. Y nadie se ha dado cuenta. Que lástima, justo cuando pensaba clonarme para año nuevo...

En efecto, el día 16 de enero de 2002 fue publicada la Ley N 27636, con el intrigante título Ley que incorpora al Código Penal el Capítulo V, referido a los delitos de manipulación genética. En realidad, esta Ley adiciona un nuevo artículo para el Código Penal, que reza así:

    Artículo 324.- Toda persona que haga uso de cualquier técnica de manipulación genética con la finalidad de clonar seres humanos, será reprimido con pena privativa de la libertad no menor de seis ni mayor de ocho años e inhabilitación conforme al Artículo 36, incisos 4 y 8.

En resumen, en el Perú está prohibido clonar personas, o por lo menos, intentarlo.

¿Se dan cuenta? Se crea un nuevo delito, aunque sea imposible de realizar. ¿Acaso tenemos los laboratorios y equipos necesarios para llevar a cabo la clonación, no diré de un ser humano, sino de un organismo más simple? ¿Dónde están los clonadores? ¿Alguien los ha visto por la calle?

Estoy seguro de que nuestros congresistas creen que clonar seres vivos es como sacar fotocopias. Estoy seguro de que Paulina Arpasi y Alfredo Gonzáles han pasado días enteros en bibliotecas especializadas empapándose del tema, y saben lo que están legislando. Caray, yo pensaba comprarle a mi hijo un equipo de clonación para Navidad, y voy a tener que quedarme con las ganas.

Supongo que esta norma se ha dado en previsión a que algún científico loco de otra nacionalidad (bueno, en el Perú hay que estar loco para ser un científico) venga y ponga su aviso de Se clona. Razón aquí.

Lo que esta norma no dice es por qué la clonación de seres humanos es un delito.

En general, un delito es un acto humano que vulnera un bien jurídico tutelado por la ley (la integridad física, la propiedad, el buen nombre) ¿Cuál sería el bien jurídico tutelado por este artículo? Quisiera que un jurisconsulto (yo soy un bachiller en derecho bastante mediocre) me explicara por que es un delito clonar seres humanos, salvo que alguien crea que en el futuro van a matar políticos con el fin de reemplazarlos por clones condicionados para el mal. De ser así, dudo que los hipotéticos clones de nuestros congresistas hagan las cosas peor. No hay inteligencia alguna que clonar.

© Daniel Salvo
(610 palabras)
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú el 30 de octubre de 2002