El cine de ciencia ficción... ¿el boom del 2002?
Daniel Salvo

Hace poco fui al cine a espectar MINORITY REPORT: SENTENCIA PREVIA, que es el título que tiene la película MINORITY REPORT en Perú.

Al margen de la película (recomendable, por cierto), me llamaron la atención los avances de los estrenos futuros. Ahí van los títulos: X MEN II, SOLARIS, DARE DEVIL, EL ATAQUE DE LAS ARAÑAS GIGANTES, HULK, EL PLANETA DEL TESORO (versión en dibujos animados del clásico de R. L. Stevenson), una película sobre dragones que sobrevuelan Londres... y paro de contar.

Resulta evidente: la producción de películas de ciencia-ficción está de moda. Los estrenos mas esperados del año llevan por protagonistas a Harry Potter, al Hombre Araña, a Obi Wan Kenobi, desplazando temáticas y personajes mas serios. Pongo la palabra serios entre comillas por que no veo como una película bien actuada y dirigida pueda ser subvalorada o ignorada por la crítica cuando no trata sobre grandes clásicos o dramas psicológicos (a veces ininteligibles).

Este boom ha llegado incluso a nuestro cine, al cine peruano, y que mejor vitrina que el recientemente realizado Sexto Encuentro Latinoamericano de Cine, organizado por la Pontificia Universidad Católica del Perú, conocida en nuestros pagos como la Católica. Hubo para todos los gustos, pero en particular, quería referirme a EL FORASTERO, que es una co-producción peruana-española, dirigida por el cineasta Federico García (KUNTUR HUACHANA, LAULICO, EL CASO HUAYANAY, MELGAR, TÚPAC AMARU, EL SOCIO DE DIOS, LA LENGUA DE LOS ZORROS, CREACIÓN HERÓICA y el docudrama PACHACÚTEC).

Resulta bastante curioso, por decir lo menos, esta incursión en el cine de ciencia-ficción de un realizador conocido mas por sus películas de tema histórico. Además, aventurarse por el género es un riesgo tremendo para un cineasta peruano, pues se espera que la temática elegida sea siempre realista, ya sea en el ámbito urbano o campesino-indigenista. Por ello, desde esta página expresamos nuestra admiración y agradecimiento a Federico García por atreverse a romper el molde, a pensar por su cuenta y apostar por una originalidad que refresca nuestra producción. Y sobre todo, felicitarlo por dirigir la primera película de ciencia-ficción peruana jamas filmada.

A menos que alguien pueda desmentirme.

© Daniel Salvo
(358 palabras)
Publicado originalmente en Ciencia Ficción Perú el 30 de agosto de 2002