Asimov en Latinoamérica
por Julio Viccina Aguilar

Desde que tengo uso de razón, el autor de ciencia ficción es Isaac Asimov. En varias y diversas editoriales como Bruguera, Oveja Negra, Plaza y Janés, etc., he visto la obra del Buen Doctor, y si se pregunta en cualquier librería por ciencia ficción, o bien el dependiente no sabe de que se le habla o bien dice justo nos acaba de llegar lo último de Isaac Asimov, o tenemos a un autor ya no ya, lo máximo, Isaac Asimov... Y es que el fulano ha escrito tanto, que siempre hay algo de él que editar, que no es lo mismo que decir que siempre hay algo de él que leer.

Alguna vez me he preguntado que es lo que me gusta de Asimov, difícil responder cosas como su estilo, fraseo, elaboración de diálogos o la palpable influencia del cubismo al cuadrado, por que lamentablemente no manejo esos criterios, y creo, a juicio personal, que es su optimismo ingenuo. Me parece que en sus historias siempre gana la ciencia, es decir, que la gente al final puede resolver casi cualquier problema que se produzcan a lo largo de la existencia mediante el uso de la inteligencia, el conocimiento, la tecnología. No deja de ser una postura idealista, pero me parece mas elegible e inspiradora que la pesimista-realista de la mayoría de escritores de la ultima generación, cuya obra trata de jóvenes que sedrogan-roban-sedrogan-tienensexo-sedrogan y manifiestan así su profundo desencanto ante una sociedad que les cierra todo camino de redención. Hasta los comentarios de contraportada se parecen.

Si Asimov se considera muy vendible en Latinoamèrica sea quizá, es un decir, por que mucha gente tiene la misma perspectiva ingenua, y por eso piensa en Asimov antes que otros autores que puedan ser mucho mejores en todos los sentidos. Entonces, es un gusto leer cosas como que la decadencia de un imperio galáctico puede aminorarse mediante el establecimiento de una Fundación, (bueno, dos), que pueda existir una ciencia llamada psicohistoria que permita predecir comportamientos masivos y encauzar para bien los cambios del futuro... En comparación con el caos continuo que es la realidad de Latinoamérica, pues un servidor piensa ojalá el país fuera como la Fundación.

Claro que simplemente puede ser que Asimov se venda mas por que a la gente le gusta mas.

© Julio Viccina Aguilar
(387 palabras)