Extraterrestres y conspiraciones
por Jacinto Muñoz

Poco se sabe del proceso por el cual una serie de moléculas de carbono comenzaron a combinarse y recombinarse hasta dar lugar a lo que nosotros llamamos vida, y menos aún de porqué entre la infinidad de organismos y especies que surgieron de ese caldo primigenio solo una llegó a desarrollar conciencia de la propia existencia y una tecnología capaz de hacerla imaginar que algún día se podrá viajar por el universo. Sabemos poco pero lo cierto es que no parece un fenómeno muy común en la reducida porción de universo que hemos sido capaces de observar. Es verdad que el universo es muy grande y que nuestro obligadamente antropocéntrico punto de vista es incapaz de imaginar todas las posibilidades que encierra, pero los con los datos que tenemos aunque no se puede demostrar la inexistencia de vida extraterrestre desde luego dan lugar a ser muy escéptico sobre la posibilidad de que algún alienígena nos esté observando o experimentando con nosotros.

Supongamos que existan, que en algún lugar del universo se halla desarrollado vida inteligente con una tecnología que les permita viajar por el espacio, la leyes físicas que conocemos nos dicen que no es posible viajar a mayor velocidad que la luz, ¿cuantos años serían necesarios para llegasen hasta aquí? y eso suponiendo que esta vida se hubiese desarrollado en un mundo relativamente cercano al nuestro.

Es cierto que seguramente la física aun nos reserve muchas sorpresas y que puedan ser posibles los viajes no solo hiperespaciales sino en tiempo real y que para esa raza o razas no suponga ningún obstáculo realizar viajes hasta nuestro pequeño rincón del universo, ¿como nos verían? ¿sería posible la comunicación entre nosotros? ¿serían mínimamente cercanos nuestros conceptos del universo, vida, cultura? Es decir cuando planteamos una especie extraterrestre que se acerca y se interesa por nosotros estamos cualificándola desde nuestro antropocentrismo, la dotamos de curiosidad, afán exploratorio, capacidad de comunicarse con nosotros etc., algo que no parece tan sencillo y que de serlo reduciría bastante su posibilidades de existencia ya que tendrían que haberse desarrollado en condiciones parecidas a las nuestras con la consiguiente reducción de mundos posibles.

En fin que yo creo que desde lo que tenemos es mas una cuestión de fe, ¡que diga esto yo que creo en Dios creador del universo!

© Jacinto Muñoz
(383 palabras)