Concursos literarios de Ciencia-Ficcion en España
por Alejandro Salamanca

Premio UPC (novela corta): Una pasta gansa (1.000.000 Pta), aunque es tan sistemáticamente concedido ex aequo que casi es mejor considerarlo directamente como dos premios simultáneos de la mitad del importe. Buena promoción, en tanto que la obra ganadora se publica en la colección Nova de Ediciones B. Desde luego no es que la editorial se vuelque precisamente en promocionar esa colección, pero no deja de ser una obra publicada por una editorial de verdad, lo que puede abrir alguna que otra puerta (véase el caso de Javier Negrete). En cuanto al tipo de obra con mas papeletas para ganar: ciencia ficción con algún contenido tecnológico. No olvidemos que el premio lo concede una Universidad Politécnica. Si el héroe es un técnico, o un científico, pues mejor. A la postre, lo que cuenta es que le guste a Miquel Barcelo, que es quien corta el bacalao.

Premio UPV (novela corta): También tiene una buena dotación (¿500.000?) aunque me suena que algún año se han descolgado con un desierto. La promoción, eso si, desastrosa: de vez en cuando publican un mazacote recopilatorio (con el desagradable aspecto de una edición de ministerio) que se distribuye solo por correo y a petición expresa de los interesados (vamos: que no se distribuye, aunque supongo que muchos volúmenes dormirán el sueño de los justos encerraditos en sus cajas o se dilapidaran como regalo de compromiso para los visitantes ilustres, que no siempre ilustrados). Tipo de relato con mas posibilidades: pues lo mismo que en el caso anterior (también es una Universidad Politécnica) aunque, al no tener un Pater familias conocido, a veces despiste un poco.

Premio Pablo Rido (cuento): Advierto de antemano que, como miembro de la TerMa, no soy imparcial. Es un premio al que le tengo mucho cariño (como demuestro, claro, participando junto al resto de contertulios en su dotación). Económicamente, la cosa baja a 100.000 pelillas (ni ex aequos ni desiertos) aunque, claro, la extensión requerida también es menor que en los concursos anteriores. Hasta ahora, los relatos permanecen en poder de los autores (ojo: en la TerMa andamos discutiendo un posible cambio de reglamento que permita una edición singular de los próximos cuentos ganadores. Aun no esta decidido y, por supuesto, de ser así se advertiría en las bases del próximo año). El ganador (y generalmente los finalistas) no suelen tener problema para publicar el relato en el fanzine o revista especializado que quieran (mas bien es al revés: el problema es elegir a quien dices que no) con lo que Gigamesh o Artifex suelen llevarse el gato al agua (Gigamesh, por cierto, paga por los relatos desde hace un par de números). En lo relativo al tipo de relato con mas posibilidades es difícil decir nada, ya que los jurados cambian cada dos años (y no todos a la vez) y se intenta que cada uno sea de su padre y de su madre. De todos modos, puede detectarse cierta tendencia hacia el relato fantástico, por encima de la ciencia ficción hard e incluso los cuentos de ciencia-ficción que han ganado han tenido siempre mas de aventurero o evocador que de puramente tecnológico.

Premio Domingo Santos (cuento): lo concede la organización de las HispaCones, con lo que su trayectoria ha sido bastante errática. No tiene dotación fija y los jurados han variado desde el amplio jurado de notables de la ultima AsturCon a la impresentable no-información sobre la composición del jurado de algunas ediciones. Imposible, pues, dar pista alguna: si te fías de la organización de una HispaCon concreta, pues preséntate.

Beca Pepsi-Semana Negra (proyecto de novela): en realidad es un premio de novela negra, pero la ultima edición se abrió a la ciencia-ficción.

Además, hay un cierto numero de premios organizados por fanzines o faneditores. La dotación suele ser pequeña (aunque su mérito tiene, por supuesto) y conlleva, claro, la publicación en el fanzine respectivo; muchas veces con el problema de la reserva de derechos TAMBIEN sobre las obras no premiadas. La idea, claro, es servir de fogueo para autores noveles y no puede exigirse mucho mas que contrastar la obra con otros autores y dar unas primeros pasos en eso de verte en negro sobre blanco.

En general, los premios de ciencia-ficción (aun los de mayor dotación) no dan demasiado prestigio en el mundo literario general (mas bien lo quitan, reconozcamos la triste realidad) aunque, claro, todos esperamos que algún día esa situación se normalice; como ya esta normalizada en otros países europeos (y creo que hay buenos indicios de que eso pueda suceder también en España).

Eso si, tampoco existe el amiguismo de otros mundillos literarios y creo que la labor de los jurados (con sus manías, claro) esta lo bastante libre de presiones editoriales o económicas como para no temer que un premio este dado de antemano, o cosas por el estilo.

Ah, y si quieres mantenerte informado de las convocatorias, pásate de vez en cuando por http://www.aefcft.com/ o, mejor, hazte socio de la AEFCFT (que en el boletín Pórtico siempre se reseñan las convocatorias de concursos).

© Alejandro Salamanca
(853 palabras)