MISIÓN FINAL
Star Trek TNG: MISIÓN FINAL EE. UU., 1990
Título original: Star Trek TNG: Final Mission
Dirección: Corey Allen
Guión: Kacey Arnold-Ince y Jeri Taylor, sobre un argumento del primero
Producción: David Livingston
Música: Jerry Goldsmith y Ron Jones
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 46 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (LaForge); Michael Dorn (Worf); Wil Wheaton (Wesley Crusher); Nick Tate (Dirgo); Kim Hamilton (Presidente Songi); Mary Kohnert (Alférez Tess Allenby)
Temporada: 4, Episodio: 09

Sinopsis

Fecha estelar 44307.3. Wesley Crusher ha sido aceptado en la Academia de la Flota Estelar. Su última misión en la Enterprise será acompañar al capitán Picard a una reunión diplomática. Ambos viajaran en la vetusta nave de carga del capitán Dirgo, pero ésta acaba estrellándose en un planeta desértico. Los tres náufragos espaciales logran llegar hasta una caverna, en cuyo interior existe una fuente de agua protegida por un misterioso campo de fuerza. Picard resulta gravemente herido, y, ante lo apurado de la situación, Dirgo intenta destruir el campo de fuerza para conseguir el agua que necesitan, muriendo en el intento. Wesley se verá obligado a utilizar todo su ingenio para desactivar ese campo, pues sin agua el capitán no tardará en morir.

Wesley dándose cuenta que no llegarán a la cena
Wesley dándose cuenta que no llegarán a la cena

Este es el último episodio en que Wesley Crusher aparece como personaje fijo. La escasa popularidad de Wes entre los trekkies, unida al deseo de Wil Wheaton de impulsar su carrera cinematográfica, decidió a los productores a retirar el personaje de la producción. Pero en esta ocasión no cometieron el error de matar a Wes, como hicieron con Tasha Yar en LA PIEL DEL MAL. A pesar de su tibia acogida entre los aficionados, Wesley Crusher no dejaba de tener sus seguidores, de modo que se optó por mandarle a la Academia, dejando así abierta la posibilidad de recuperar el personaje en algún episodio futuro, como así se hizo.

Estamos, tal vez, ante una de las mejores historias protagonizadas por el hijo de Beverly Crusher. Puesto que Wesley abandonará la nave para ingresar en la Academia, Picard le pide que le acompañe en una última misión diplomática harto rutinaria. A estas alturas de la serie, los trekkies ya sabemos que Jean-Luc siente un cariño especial por Wes, así que es perfectamente comprensible que quiera pasar algún tiempo con él. Aunque en ningún momento de la producción lo exprese abiertamente, el capitán considera a Wesley casi como el hijo que nunca tuvo. El chico, por su parte, siente gran admiración y respeto por Picard, por lo que le llena de orgullo que el capitán le escoja para acompañarle en esa ocasión.

En MISIÓN FINAL es donde, paradójicamente, por fin Picard y Wesley pueden hablar largo y tendido. Aunque ambos habían conversado de modo un tanto contenido en SEÑUELO SAMARITANO, en el episodio que nos ocupa tratan de sincerarse el uno con el otro. Y a pesar de que no llegan a decirse claramente que se aprecian y que se echaran de menos, el espectador concluye que es eso lo que quieren expresar.

La trama central del episodio se me antoja algo manida, aunque, a decir verdad, para Star Trek resulta bastante original. Lo más importante es que se crea una situación límite, en la que, muerto Dirgo y con Picard casi agonizante, Wesley debe recurrir a todas sus habilidades para eliminar el peligroso campo de fuerza que protege la fuente, y así conseguir el agua necesaria para salvar al capitán.

Según cuentan los mentideros trekkies, la famosa fuente fue un costoso incordio, que dio no pocos problemas a los productores, pues nunca funcionó como se esperaba. Pero eso apenas se nota en pantalla.

Y no puedo olvidarme de Dirgo. El papel lo interpreta Nick Tate, actor al que aprecio muchísimo por su excelente labor como el primer piloto de las míticas ÁGUILAS, Alan Carter, en la no menos mítica Espacio: 1999; mi serie televisiva de ciencia-ficción de cabecera. Tate repetiría en un episodio de Star Trek: DS9, interpretando a un villano tan atípico como genial.

© Antonio Quintana Carrandi, Créditos