LO MEJOR DE DOS MUNDOS
Star Trek TNG: LO MEJOR DE DOS MUNDOS EE.UU., 1990
Título original: The Best Of Both Worlds
Dirección: Cliff Bole
Guión: Michael Piller
Producción: Ira Steven Behr, Lee Sheldon
Música: Ron Jones
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Capitán Picard); Jonathan Frakes (comandante William Riker); Brent Spiner (teniente Data); Levar Burton (teniente Geordi La Forge); Michael Dorn (teniente Worf); Marina Sirtis (consejera Deanna Troi); Gates McFadden (doctora Beverly Crusher); Wil Wheaton (Wesley Crusher); Colm Meaney (Teniente Miles O´Brien); Elizabeth Dennehy (teniente Shelby); George Murdock (Almirante J. P. Hanson); Whoopi Goldberg (Guinnan)
Temporada: 3, Episodio: 26; Temporada: 4, Episodio: 1

Los borg
Los borg

LO MEJOR DE DOS MUNDOS es lo que en la televisión americana se conoce como un cliff-hanger, un episodio doble que sirve para enlazar el final de una temporada con el inicio de la siguiente. La primera parte de este magnífico episodio se emitió en EE.UU. el 9 de junio de 1990, y la segunda, el 24 de septiembre del mismo año. La Nueva Generación había obtenido un gran éxito de audiencia, por lo que los responsables de la serie estaban decididos a mantener el interés de los fans durante las vacaciones de verano, y el mejor modo de hacerlo era ofrecerles una historia dramática e impactante, dividida en dos partes, que les hiciera esperar con emoción el comienzo de la nueva temporada.

Piller decidió recuperar a los borg, que habían aparecido en ¿QUÉ, Q? decimosexto episodio de la segunda temporada. En aquel capítulo, el inefable Q (John De Lancie) enojado con Picard por su negativa a aceptarlo como miembro de la tripulación de la Enterprise, transportó al capitán y a su nave a una región inexplorada de la galaxia, y le obligó a enfrentarse a una espantosa amenaza. Maurice Hurley, guionista de aquel episodio, había imaginado una raza insectoide, que reflejaría el comportamiento masificado de termitas o abejas. Por desgracia, los elevados costes de producción hicieron inviable su idea. Pero Hurley no renunció a ella, y transformó su raza de termitas galácticas en una sociedad de cyborgs con mente colectiva. Los borg fueron uno de los mayores aciertos de TNG. Por primera vez en su historia, la Federación y su Flota Estelar se enfrentaban a un enemigo con el que cualquier clase de arreglo o negociación estaba condenado al fracaso. Estos seres ni daban ni pedían cuartel. Su poder era tal que, de hecho, la Enterprise conseguía salvarse sólo gracias a la intervención de Q.

La acción de LO MEJOR DE DOS MUNDOS se inicia con la llegada de la Enterprise a remota colonia federal de Jouret IV, con la que se ha perdido todo contacto. El equipo de misión descubre que dicha colonia ha sido destruida por completo. Todo parece indicar que los atacantes han sido los borg, por lo que el almirante J.P. Hanson (George Murdock) se entrevista con Picard para tratar el asunto, ya que fue la Enterprise la primera nave en contactar con esa peligrosa especie. Con Hanson llega la teniente comandante Shelby (Elizabeth Dennehy) una joven y hermosa oficial táctico experta en armamento. El almirante pretende que Shelby ocupe el puesto de primer oficial de Picard, en sustitución de Riker, al que se le ofrecerá el mando de la USS Melbourne. Presionado por el almirante, Picard trata de convencer a su fiel Will para que acepte el ascenso y mande su propia nave. Pero Número Uno no está por la labor, y así se lo hace saber a Picard, y también a Shelby, que indiscretamente le había revelado su intención de ocupar su puesto. Riker prefiere ser primer oficial con Picard a comandar su propio navío, y es que, como veríamos a lo largo de la serie, el bueno de Will mantiene con la Enterprise D una relación casi amorosa, igualita que la que mantenía James Kirk con la Enterprise original.

El examen de los restos de la colonia revela que, efectivamente, se trataba de un ataque borg. Una nave de carga transmite un mensaje de socorro, informando haberse encontrado con una extraña nave de forma cúbica. La Enterprise se dirige apresuradamente hacia esas coordenadas mientras el almirante Hanson trata de reunir una escuadra de combate. Aparecen los Borg y la Enterprise se enfrenta a ellos, resultando bastante dañada, por lo que debe refugiarse en una espesa nebulosa. El enemigo se ha dirigido a Picard por su nombre, y parece muy interesado por su persona. En lugar de partir en busca de nuevas víctimas a las que asimilar, los borg permanecen al acecho en el exterior de la nebulosa, lo que tiene no poco intrigado al capitán. A fin de obligar a la nave federal a abandonar el amparo de la nébula, los cyborgs bombardean ésta con cargas guiadas magnetométricamente. Con los escudos deflectores a menos de media potencia, la Enterprise se ve obligada a salir de la nebulosa. Se entabla combate con el cubo borg, durante el cual un grupo de estos seres logra transportarse a bordo de la nave federal y rapta a Picard.

Cubo borg
Cubo borg

La Enterprise persigue al cubo borg, pero debido a los daños sufridos sólo puede mantener la persecución durante algo más de un par de horas. Riker decide transportarse a la nave enemiga para rescatar a Picard, pero a sugerencia de Deanna, que le recuerda que en ausencia del capitán su puesto como primer oficial está en el puente de mando, y más aún en situación de combate, número uno, a regañadientes, confía el rescate del capitán a Shelby. Ésta, la doctora Crusher, Data y Worf se materializan en el cubo borg y buscan a Picard. Lo encuentran, pero Jean-Luc ha sido modificado por sus captores, convirtiéndose en Locutus, un borg más, pues ese era uno de los objetivos principales de las criaturas tecno-orgánicas: asimilar a Jean-Luc Picard, el capitán de la nave insignia de la Flota Estelar, para obtener sus conocimientos sobre las fuerzas de la Federación y sus estrategias defensivas.

Fracasada la misión de rescate, regresan todos a la Enterprise. El cubo borg aumenta su velocidad, alejándose de la nave estelar, que no puede seguirla hasta que repare sus sistemas. El objetivo de los borg es el sector 001, el sistema planetario al que pertenece la Tierra. El almirante Hanson se pone en contacto con Riker, quien le informa de los últimos acontecimientos. Hanson asciende a Riker a capitán y le comunica que la Federación ha enviado cuarenta naves estelares para tratar de detener al enemigo en el sistema Wolf 359.

Will está indeciso, y es Guinnan (Whoopi Goldberg) quien tiene que abrirle los ojos, recordándole que debe olvidar todo lo que Picard le enseño sobre estrategias de combate, porque ahora Picard es un borg, y todo lo que él sabe, ellos lo saben. Riker, comprendiendo que la elauriana tiene razón, desarrolla un nuevo plan de acción. Mientras tanto, la Flota Estelar ha entablado batalla con los cyborgs, aunque las cosas no parecen irles muy bien a los federales. Cuando los sistemas de la nave están operativos al cien por cien, ponen rumbo hacia Wolf 359. Pero al llegar sólo encontrarán miles de restos de naves calcinadas flotando a la deriva en el espacio. Las cuarenta naves federales han sido destruidas y más de 11.000 personas han muerto. La mayor derrota en la historia de la Flota Estelar.

La Enterprise se lanza tras el cubo borg, siguiendo el rastro subespacial que dejan sus potentes motores de curvatura. Cuando consiguen alcanzarlo, y empleando una hábil estratagema urdida por Riker, Worf y Data logran transportarse a la nave enemiga y capturar a Locutus. Los borg siguen imparables rumbo hacia la Tierra. Mientras tanto, Locutus - Picard es examinado en la Unidad Médica. Data, sospechando que el colectivo borg actúa como una sola entidad, se conecta al cerebro de Locutus - Picard para tratar de acceder a esa mente colectiva. Lo consigue, y la nave borg reacciona abandonando momentáneamente su ataque contra la Tierra para enfrentarse nuevamente a la Enterprise. Con ayuda de la consejera Troi y sus habilidades telepáticas, el androide consigue establecer contacto con la parte de Picard que aún subsiste en Locutus. Es una lucha contrarreloj. Los borg parecen llevar todas las de ganar y Riker, en un desesperado intento por destruir a tan siniestro enemigo, ordena a Wesley Crusher que ponga la nave en velocidad de curvatura y la estrelle contra el cubo borg, al más puro estilo kamikaze, única opción que parece quedarles para eliminar la mortal amenaza que pende sobre nuestro planeta.

Locutus
Locutus

Pero en el último momento se produce el milagro. Data logra contactar con la conciencia dormida de Picard y éste, haciendo un esfuerzo sobrehumano por imponerse a la conciencia cibernética que le esclaviza, consigue pronunciar una palabra: dormir. Data comprende enseguida la idea, y transmite al colectivo borg una señal falsa que les indica que es la hora de regenerarse, en una palabra, de dormir. Los borg quedan inmovilizados y cesa toda actividad en su nave, que es inmediatamente destruida, pues se teme que los cyborgs se reactiven en cualquier momento. El mayor peligro que se ha cernido sobre la Federación en toda su historia ha sido conjurado... por el momento. Pero Picard, a quien se le retiran los implantes biónicos enseguida, ha pasado por una traumática experiencia que le marcará para el resto de su vida. Porque, aunque no era dueño de su voluntad cuando dirigía el ataque a la Flota Estelar como Locutus, lo recuerda absolutamente todo.

LO MEJOR DE DOS MUNDOS demostró que TNG había alcanzado una extraordinaria calidad artística, situándose casi a la altura de la mítica TOS. El episodio fue nominado para los premios Emmy en los apartados de FX, sonido y dirección artística, obteniendo dos galardones, ambos por su magnífico sonido.

Rob Legato, Dan Curry y su equipo tuvieron que construir numerosas maquetas para la escena de la devastación provocada por los borg en Wolf 359. La escena del rescate de Picard se rodó utilizando la maqueta más grande de la Enterprise, pues era la única diseñada para que pudieran separarse la sección de disco y la de ingeniería.

El equipo de maquillaje, dirigido por el prestigioso Michael Westmore, llevó a cabo un gran trabajo, pues los cyborgs resultan francamente aterradores. Su mayor logro es el look de Locutus. Como en el guión se especificaba que Picard, a pesar de haber sido asimilado, aún conservaba un resto de conciencia humana, Westmore comprendió que el maquillaje de Patrick Stewart no debía eliminar su apariencia. Los borg son casi indistinguibles unos de otros, debido a los muchos implantes biónicos que llevan. Pero Picard debía seguir pareciendo Picard, aún transformado en Locutus. Ahí residía el dramatismo del episodio. De modo que Westmore sólo aplicó una leve capa de maquillaje a Stewart, aclarándole ligeramente la piel, para diferenciarlo del resto de los borg, cuya piel era casi blanca. Pero lo más impactante de la caracterización de Locutus fue la prótesis craneal con un láser incorporado. Esta fue la primera vez en la historia de la televisión que se utilizaba un láser en una filmación, y nadie sabía cómo quedaría en pantalla. La idea funcionó a las mil maravillas. No hay más que fijarse en la escena final de la primera parte del episodio, cuando Locutus - Picard mira amenazadoramente a la cámara.

Hubo trekkies que se quedaron algo decepcionados con el final de la historia. Se esperaba más acción y aventura, pero hemos de reconocer, en honor a la verdad, que la resolución del episodio es coherente con el espíritu Roddenberry. Star Trek no es Galáctica ni nada por el estilo. En cualquier otra serie se habría recurrido a un final a lo Star Wars, con gran aparato de naves, rayos de energía y batallas sin cuento. Pero Piller supo solucionar esta historia con lógica y ateniéndose a la filosofía trek. El auténtico eje del episodio es la lucha del capitán por recuperar la humanidad que han intentado arrebatarle los cyborgs. Porque a pesar de todo, Jean-Luc sigue ahí, en alguna parte del cerebro del siniestro Locutus, y esto queda de manifiesto en una de las escenas más aterradoras: cuando los borg le están modificando, la cámara enfoca los ojos de Picard y vemos resbalar por su mejilla una solitaria lágrima.

Elizabeth Dennehy, la teniente Shelby
Elizabeth Dennehy, la teniente Shelby

Cliff Bole era uno de los directores habituales de TNG, con episodios tan memorables en su currículum como EL CAZADO, CONSPIRACIÓN o EL EMISARIO. LO MEJOR DE DOS MUNDOS se convirtió en su mejor trabajo para Star Trek, y en uno de los episodios más recordados por los fans, de los 178 que componen TNG.

Durante el verano de 1990 la Paramount recibió miles de cartas de trekkies, preocupados porque Patrick Stewart no hubiera renovado su contrato para la cuarta temporada. La poderosa productora tuvo que realizar una enorme campaña publicitaria, insólita para un solo episodio de una serie televisiva, a fin de tranquilizar a los fans, muchos de los cuales habían llegado incluso a temer que se cancelara TNG. Por eso, el comienzo de la nueva temporada, con la resolución de LO MEJOR DE DOS MUNDOS, fue anunciado a bombo y platillo, casi como si se tratara de una serie nueva.

Los borg aparecerían de nuevo en el episodio titulado YO, BORG (I, BORG) de la quinta temporada, aunque con un tratamiento radicalmente distinto. Las dos partes de DESCENT, episodio puente entre la sexta y la séptima temporadas, también estarían protagonizadas por los borg, y por Lore, el hermano malvado de Data, al que conocimos en DATALORE, en los comienzos de la serie. En EL EMISARIO, episodio piloto de ST:DS9, presenciaríamos la batalla de Wolf 359, que Cliff Bole no pudo incluir en LO MEJOR DE DOS MUNDOS por falta de presupuesto. La implacable raza de seres tecno-orgánicos volvería a amenazar la tierra en PRIMER CONTACTO, segunda aventura cinematográfica de Picard y su tripulación, película a la que dedicaré mi próximo trabajo.

George Murdock, el almirante J.P. Hanson, había intervenido en ST V, LA ÚLTIMA FRONTERA, interpretando al falso dios que aparecía al final de la película.

A pesar de los diecisiete años transcurridos desde su estreno, LO MEJOR DE DOS MUNDOS sigue siendo una de las mejores historias de ciencia-ficción que se hayan filmado para la televisión. Cien por cien Star Trek, con la tripulación de la Enterpise D en su mejor momento. Aunque es un episodio doble, su edición en DVD permite verla como si de una película de hora y media de duración se tratara. Que la disfrutéis.

© Antonio Quintana Carrandi,
(2.851 palabras) Créditos Créditos