Obsoleto
Obsoleto Japón, 2019
Título original: Obsolete
Dirección: Hiroki Yamada y Seiichi Shirato
Guión: Gen Urobuchi
Producción: Gen Urobuchi
Música: Tomohisa Ishikawa
Fotografía: N/C
IMDb:
Reparto: Masahiko Tanaka (Bowman); Toshiyuki Morikawa (Miyajima); Wataru Takagi (Fernando); Jim Yamanoi (Loewner); Yutaro Honjo (Jamal); Yu Sugimoto (Kayira); Ryuzaburo Otomo (Zahir)
Comentarios de: Jorge Romo

Aproximarse a la animación japonesa representa un completo desafío. Cada año se dan a conocer alrededor de 200 producciones, desde películas, series, OVAs

Otro punto a resaltar es el de las personalidades en la animación japonesa. Si bien sobresalen los nombres de algunos directores importantes como Hayao Miyazaki, Katsuhiro Otomo, Mahoto Shinkai o Isao Takahata, los nombres de compositores y productores resultan desconocidos para los fanáticos otakus, y no se diga de los guionistas, cuyas historias por más que fascinen a todos los televidentes, son desconocidos. En esta línea, Gen Urobuchi, celebrado guionista multimedios japonés, es un caso atípico. Urobuchi es alabado por críticos y seguidores del anime a nivel mundial por la calidad de sus historias. Un vistazo de sus principales obras incluso permite afirmar que se trata del guionista más brillante de la animación japonesa contemporánea.

Urobuchi entiende perfectamente la saturación de clichés en la animación, aspecto que lo ha llevado a deconstruir muchas de las historias del anime y producir una gama de historias controvertidas, brillantes algunas de ellas aunque fallidas otras como era de esperarse en la carrera de un creador, pero que a su vez exigen toda la atención del espectador. Incluso para seguirle el paso, el espectador requiere fuertes habilidades de abstracción dado que estas historias ofrecen planteamientos literarios, sociales y filosóficos bastante densos. Asimismo, el grueso de sus historias se insertan en el anime seinen, es decir, una animación japonesa para adultos que se sale de los lugares comunes de la animación más adolescente y comercial.

Hay un sinfín de historias en las que Urobuchi participa como guionista de unos cuantos episodios, pero lo interesante viene cuando se convierte en el guionista de una serie completa. También hay que señalar que cuenta con participaciones en todos los medios posibles: novelas ligeras, manga, novelas visuales, videojuegos, películas, entre otros. Dicho esto, y antes de pasar a la serie que nos compete, hay algunos trabajos interesantes dignos de mencionar.

Puella magi madoka magica (2011) es la serie con la que adquiere fama internacional. Empalagado por tanta serie de chicas mágicas tipo Sakura card captor, Urobuchi ofrece una historia de fantasía y ciencia-ficción en la que se plantean los grandes riesgos de convertirse en chica mágica. Las chicas mágicas en esta serie mueren trágicamente y de las peores maneras posibles (Urobuchi no teme aplastar a sus personajes, por lo que también es conocido como el carnicero Urobuchi), mientras que juega con elementos referentes a los viajes en el tiempo, la influencia de una civilización alienígena en la evolución humana y la predeterminación del futuro. Psycho-pass (2012) se ubica en el siglo XXII y plantea un futuro cyberpunk en el que la sociedad está totalmente controlada por el Sistema Sybil, el cual decide la profesión y la organización social. El sistema cuenta con un grupo de escuadrones que conforman la mano de la justicia y que se dedican a perseguir a aquellos grupos y organizaciones que se oponen al sistema. Urobuchi, basado en las ideas del filósofo francés Michel Foucault, analiza dicha sociedad que vigila y castiga, y su vez cuestiona si la mejor forma de ejercer justicia consiste en encarcelar o someter a la pena de muerte a aquellos que están fuera de la norma y la ley.

En Fate/Zero (2011) Urobuchi convierte una popular saga tipo Battle Royal en una fantasía oscura en la que se discute la lealtad y el honor. Cada personaje en cuenta con sus propios sus códigos morales, mismos que el guionista analiza y cuestiona para mostrar sus contradicciones y absurdos. En películas como EXPELLED FROM PARADISE (2014), Urobuchi plantea una historia transhumanista en la que un sector de la humanidad ha convertido su conciencia en datos inmersos en Internet. Ante ello se pregunta: ¿sigues siendo un ser humano? ¿O solo un conjunto de información digital que se cree humana? ¿Y si la conciencia humana en realidad también es un conjunto de información y algoritmos biológicos? Mientras tanto, en la trilogía animada en CGI de Godzilla conformada por GODZILLA: PLANET OF THE MONSTERS (2017), GODZILLA: CITY ON THE EDGE OF BATTLE (2018) y GODZILLA: THA PLANET EATER (2018), la humanidad huyó de la Tierra luego de la aplastante invasión del famoso monstruo, y siglo después regresa a un planeta completamente modificado en donde el Kaiju sigue sus andanzas. La trilogía ofrece un rompecabezas en el que uno de los principales cuestionamientos es: ¿y qué tal si una amenaza exterior divide aún más a la humanidad en lugar de unificarla?

Luego de este repaso, a finales del 2019 se estrenó Obsolete, miniserie original de Youtube Premium en cuyo guión se nota nuevamente el estilo adulto y las temáticas que retan la atención e interpretación del espectador. En el año 2014, ubicado en un mundo alterno, la humanidad ha sido contactada por una civilización alienígena. Los visitantes no quieren un cruce cultural, ni siquiera una conversación, su único objetivo es ofrecer un intercambio poco común: cualquier persona en el mundo que les de una tonelada de carbonato de calcio recibirán a cambio un avanzado exoesqueleto con excelentes habilidades bélicas: el exoframe. Sin mucho cuestionamiento acerca del por qué los visitantes quieren tanta piedra caliza, en todo el mundo se han llevado a cabo los intercambios.

Pero lo interesante del asunto no es el intercambio en sí, sino la reorganización geopolítica. Así, se trata de una serie de episodios cortos que ofrecen vistazos de cómo el ser humano ha empleado los exoesqueletos para actividades bélicas. En uno de ellos, han surgido poderosos grupos paramilitares en Centro y Sudamérica que amenazan seriamente los intereses estadounidenses, por lo que muy al estilo de la época de Ronald Reagan, surge una nueva guerra fría entre Latinoamérica y los Estados Unidos, mientras que las intervenciones militares en la región no se hacen esperar.

Otros interesantes vistazos apuntan al uso de los exoesqueletos por parte de empresas militares, mismas que han visto incrementados enormemente sus ingresos. Dichas empresas, contando con la más alta tecnología, han sido solicitadas en todo el mundo para enfrentar tanto a guerrillas como a otras empresas militares que también emplean exoesqueletos. En una nueva economía de guerra, naciones enteras disputan nuevos conflictos bélicos.

Otros de los vistazos apuntan al giro de los conflictos armados en medio oriente. Pero en este caso, tanto las guerrillas como los ciudadanos de países como Siria son quienes se han beneficiado de los exoesqueletos, mientras que los ejércitos de países como Israel y Rusia han sufrido fuertes reveses ya que ahora los civiles tienen realmente la posibilidad de armarse y enfrentar los ataques que sufren. Así, la miniserie ofrece una ucronía mucho más belicista y con mayores problemas que nuestro mundo actual. Urobuchi incluso sugiere que el ser humano siempre será conflictivo y belicoso, y siempre buscará sacar ventaja sobre otros grupos.

Dado que se trata de una serie en 3D, dos de los aspectos qué mas sobresale son los de los propios exoesqueletos y las escenas de acción. El uso del armamento y la adaptación de los mismos a los estándares humanos es uno de los detalles que más ha preocupado a los creadores, mientras que las escenas bélicas son detalladas y bien logradas, aspecto que no se hubiera conseguido del todo si la serie se hubiese hecho en animación tradicional.

Quizás uno de los grandes problemas de la serie en su brevedad: apenas seis episodios con una duración de 13 minutos. Este aspecto impide conectar con los personajes de cada historia y profundizar en las consecuencias geopolíticas de los exoesqueletos, aunque viendo el asunto desde otro punto de vista, esto permite que la historia sea sobria y directa en su planteamiento bélico. Aunque también hay que señalar que el presupuesto de la serie seguramente fue muy reducido.

En resumen, ciencia-ficción bélica con trasfondo geopolítico para disfrutarse en una sola sentada.

© Jorge Romo, (1.306 palabras) Créditos