Imperio decadente, 14
SIEMBRA DE CADÁVERES. METÁFORA SOBRE EL DESMORONAMIENTO DEL IMPERIO
Luis Antonio Bolaños de la Cruz
thommas68, Pixabay License

Preámbulo

Donde se exprimen las fuerzas del azar y se inserta su destilación crucial para mantenerse en el combate sin fin que devasta nuestro planeta

Con una frecuencia que ya es tendencia los descubrimientos tecnocientíficos ocurren nutridos por el albur, así sucedió con el cultivo de guerreros para mantener funcionando la maquinaria bélica. Se trasladaba un trío de soldados que acababa de fallecer y (de nuevo el azar) el pasillo por donde transitarían quedo obturado por las camillas y camilleros que contemplaban entre aplausos, alaridos y carcajadas la performance amatoria de una pareja que acababa de reconciliarse y no encontraron una mejor manera de sellarla —por el momento— que practicando un coito furibundo pero repleto de ternura, jadeos y estrujamientos, así que los portadores-empujadores se desviaron por un túnel que se abría a la balaustrada que coronaba los toboganes de circulación y distribución del complejo hospitalario.

En ese preciso instante, con otro evento azaroso interviniendo: las vibraciones de la corteza provocaron un movimiento telúrico que no generó daños graves pero si la caída de una angarilla por una rampa clave, la que desembocaba en las piscinas de elaboración de caldos nutricios vegetales para la recuperación de heridos, unos mazacotes burbujeantes, otros gachas espesas como pastas, y en fin papillas diversas desde casi líquidas hasta cremas consistentes.

El contenido de la caltriza, que quedó detenida en el reborde de encauchado del control, se sumergió, y otra vez el azar como cadena articulada de causas suficientes se mantuvo presente, ya que las salpicaduras mojaron a un par de biólogos que se exploraban con mutua confianza los órganos reproductivos y que al levantar la mirada vieron como se iba hundiendo quien apenas un par de minutos después tosiendo, escupiendo y gimiendo lanzaba una cascada de palabras, algunas confusas y otras relucientes, resumidas en estoy vivo y bien, (pero no tanto ya que luego al examinarlo en detalle aparecieron fallas diversas) sin que tuvieran que realizar alguna otra acción más allá de rescatarlo del pegajoso sustrato.

La alharaca de la noticia se propagó por las numerosas plantas y crujías de la inmensa clínica-laboratorio, estableciéndose una nueva ruta de empujadores de parihuelas (son antigrav) directa de las camas a las piscinas, y si bien muchos de los moribundos o recién fallecidos no reaccionaron, fueron tantos que permitieron por un lado la elaboración de cuadros en matrices interactivas que permitían recuperar un mayor número de casos y por otro se determino en seguida a partir de ese intervalo que sumergirlos en esos líquidos o —como derivo de las posteriores investigaciones— o sustancias similares sería el tratamiento rey por excelencia.

Las limitaciones llegaron en seguida, el tipo de infraestructuras de la categoría de la clínica-laboratorio eran escasas, pero los campos cuya tierra con tratamientos adecuados podía convertirse en pasta nutricia y renovadora de tejidos para llevarlos a un cierto nivel de resurrección eran abundantes.

Se amplio la gama de nutrientes y se aceptaron los animales, incluidos los humanos, así se podía aprovechar todo en un poderoso proceso de reciclaje donde la síntesis se expresaba en dos tipos de renacidos, aquellos provenientes de materiales únicamente vegetarianos que eran casi normales (aunque siempre alguna tara, defecto o síndrome los identificaba o atenazaba) y los de nutrición mixta que brotaban musculosos, inteligentes, multifuncionales y audaces con sólo dos problemas, la piel era un mosaico de colores y por algún motivo, tema de múltiples tesis de investigación en las universidades, no ostentaban órganos sexuales.

Aclaración interpretativa

Algunos informes que explican... o tratan, el funcionamiento de las cadenas de producción desde los actores técnico-científicos hacia la coherencia

Transcribo mi primer informe de guardia:

Siembra de Cadáveres: Cuando los cadáveres están frescos y no hace mucho que sucedió su tránsito, así lo decretaran las cifras que aparecen coloreadas con distintos tonos en las pantallas indicadoras, las mismas que siguen las variaciones acaecidas en los cuerpos segundo a segundo trazando simpatías e inclinaciones y rescatando eventos singulares:

El campo estuvo dispuesto para recibirlos, envolverlos y mimarlos; la tierra enriquecida, ha recibido calderos y calderos de concentrado de músculos, sesos, tripas, huesos, dientes; les tocó además a estos recién llegados recibir la transfusión de fluido esencial extraído de aquellos desechados que por sus condiciones fueron destinados a la molienda, listos para combinarlos con nutrientes minerales y sustancias destiladas de raíces, hojas, flores, con la intención de fabricar más sopa nutricia en los calderos y verterla en la era.

Transcribo mi segundo informe de guardia:

Simbiosis de componentes 01: La tierra fértil parece una pasta marrón intensa, la combinación de plantas reanimadoras que crecen alrededor de los depositados, envolviéndoles, masajeándolos, rellenando sus agujeros con miríadas de raicillas que van recombinando sus moléculas y entregándoles cucharadas de vitalidad; una extensa y variada conjugación de nutrientes diversos: minerales, vegetales y animales, cada cual aportando en su proceso pero que en conjunto actúan sobre los cuerpos en el terreno para convertir lo imposible en cierto.

Simbiosis de componentes 02: El secreto radica en los nanocomponentes y nanocombinaciones que articulan gruesas uniones primero y densas y delicadas tracerías después, para según el momento otorgar pseudovida a esos fragmentos seleccionados; por eso aquellos que han recibido injurias bélicas desaforadas van al caldero, los casi intactos son preprogramados para retornar a conciencia en las piscinas, y los de daños intermedios son los destinados a ser sembrados en esa tierra que alcanza los 35,5C, y es que según los psicofilósofos somos imágenes de imágenes, que se proyectan sobre una gasa sutil, tenue y endeble, más allá de la cual... está la nada sin ningún atisbo de sustancia individual latente con propiedades que animen los egos.

Transcribo mi tercer informe de guardia:

Transformación de materiales 01: Hay una diferencia entre estar vivos y encontrarse animados por una sensación de estarlo, lo cual coadyuva a muchas cosas: la independencia de cada órgano para adquirir impulso vital por ejemplo ya que se requiere alguien quien organice en el recipiente corporal las relaciones entre órganos y tejidos, cada cual marcha enfebrecido hacia la libertad y va dejando huellas y desechos, esa marea móvil debe quedar sujeta a un organon y sus criterios.

Transformación de materiales 02: Cuando se logra hay nacimiento, aunque siempre existe un porcentaje de malogrados que no cuajan, pero que son licuados y reinyectados al proceso, con un cierto grado de acumulación de conocimiento de tales procesos por las células y moléculas implicadas: Así mientras sucede la parafernalia de amalgamación junto a la proliferación de los tejidos sintéticos de apoyo que juntos permiten medrar al amparo de las diversas mallas-red que en capas arman urdimbres y retículos tanto para especímenes biológicos mixturados como para bandadas de organismos unicelulares que sin cerebro son capaces de organizar materiales, espacios y calcular las actividades y procedimientos para incremento y desplazamiento; luego gracias a sistemas de fibras de microtúbulos que impulsan y mezclan se dan los toques precisos que caracterizarán a cada ejemplar.

Transformación de materiales 03: Casi al final se insertan miríadas de paquetes de nanocomponentes que saben articular la diversidad para lograr un modelo instalado en su memoria, eso unido al enriquecimiento de la tierra de cultivo con espesos líquidos nutritivos donde se desparraman multitud de hierbas, plántulas, diminutas semillas, infusorios, hongos, permiten la unión fecunda de lo más pequeño con lo más complejo, el resultado del hervor de numerosos calderos repletos de sustancias y materiales en apariencia alejados pero en la práctica colindantes y hermanados logran ir creando pulsantes interfases de coincidencia e interpenetración de sustratos para llegar a la que parecía imposible resurrección.

Transcribo mi cuarto informe de guardia:

Nanoandroidismo 01: La unión de máquinas de estados finitos con minimaquinas de Turing y con maquinas de florecimiento intensivo-segmentación continua, más biomáquinas cuánticas generadoras de impulsos y maquinas de covariación articuladas, todas diminutas másen oleadas, van activando y coordinando fibras, procesos y sectores para provocar movimientos y comportamientos complejos que a fin de cuentas se parecen mucho a los de la vida o la imitan, aunque quizás no lo sean in stricto sensu.

Nanoandroidismo 02: Logradas las primeras fases de crecimiento de tejidos diversos coordinados en una matriz corporal y controladas las velocidades para que sean uniformes los desenvolvimientos de los organismos sembrados sc regulan mediante nanoprogramas genéticos especializados insertados, que actúan sobre el volumen incluyendo elementos orientados a células específicas y según las fases de cada etapa de desarrollo, lo cual significa que funcionarán de acuerdo a esa semivida que los anima con surgimiento de una pseudoconciencia que para efectos prácticos funge como conciencia real, con activación e interacción efectivas y simultaneidad en el despliegue de las características otorgadas.

Transcribo mi quinto informe de guardia (primero en situación de descanso):

¿Teoría de la Guerra 01?: Para alguien que no comprenda o participe en nuestro emprendimiento de siembra de cadáveres podría parecerle espeluznante la sumatoria de las clínicas-laboratorios, los baños de ácidos que desprenden la piel y dejan los músculos rojos y latientes al aire, los extraños cables atiborrados de espínulas, burbujas y proyecciones geométricas cortas y confusos telarañas de fideos blandos, insertados en puntos específicos de los torsos y miembros en fabricación, en especial los agujeros naturales.

¿Teoría de la Guerra 02?: Luego hay que recombinar y reanimar tejidos, andar pendientes de la meteorología para lograr que los rayos caigan en los campos de siembra y esos relámpagos que caen serpenteando desde el cielo sacudan y en simultánea abriguen con sus descargas eléctricas la cadena de resultados y devuelvan hermosos cadáveres al territorio de los vivos: quizás por eso apenas se completaba la cuota de reenterrados se pasaba a la siguiente parcela para continuar rellenando, en nuestro mundo una guerra interminable exige organismos conscientes o con pseudoconciencia operativa, no importa la calidad de vida o muerte que los anime para que combatan y si los abaten poder reorganizarlos, destruirlos y reutilizarlos según las características que poseen.

Transcribo mi sexto informe de guardia (segundo en situación de descanso):

Brinco Cuántico 01: Una reflexión de colofón: la cosmovisión mecanicista prohibe la superposición relacional creativa que es la base para aplicar y obtener resultados con las mezclas variopintas que inventamos, pero raspando el caldero de la realidad sabemos que es falsa la idea acerca de tiempo y espacio como contenedores y que la sumatoria absoluta de separaciones y distanciamientos en curso perenne entre todos y cada uno de los elementos y fragmentos, sucesos e imprevistos del mundo es lo que constituye la realidad; entonces porque no deberíamos considerar nuestra cosecha de humanos alterados como personal castrense supervisible por el estamento administrativo.

Brinco Cuántico 02: Y es que si por algún milagro elimináramos el batiburrillo de trozos, datos, sitios, obras que atiborran el universo, asimismo desaparecían también el espacio y el tiempo, así que sigamos lubricando nuestro encadenamiento de fases, tratamientos, procedimientos técnicos y manipulación industrializada para que expulse productos marciales disciplinados, eficientes en la batalla y dispuestos a morir cuantas veces sea necesario.

Tres misiones paradigmáticas para pescar el hilo de la guerra y cual será su posible deriva

01. Sacrificio: Una neblina verdosa flota y se esparce en cilios y volutas por el enorme barracón repleto de maquinas vibrantes, armatostes en decadencia y artilugios delicados, ciertos sectores de mi conciencia están despiertos y comprendo que nos designaron a tres de nosotros para averiguar como se puede salir sin daños de dicho galpón; a medida que deambulo mas segmentos de memoria se van despertando y articulando, tengo interiorizadas multitud de pautas tácticas y procedimientos con sesgo según situaciones y requerimientos y las empiezo a desplegar.

Las gotas de fluidos, los residuos de olores y otras huellas químicas nos permiten ubicar un postigo a palanca en uno de los descomunales portales del fondo como candidato, con pastexplosivo reventamos su mecanismo de control y nos colamos por un pasillo que resplandece en verde, vacío y de techo redondeado, creo ver movimiento, quizás una tronera para tirotearnos, aunque al afinar la mirada ningún vestigio se ofrece para corroborar el vistazo.

Mis compañeros se detienen, a ellos les ha sucedido algo parecido, inmóviles esperamos y observo que la curvatura del techo ha desparecido, algo la he rellenado, de repente abultan unas gotas que enseguida caen sobre nosotros, el dolor es horroroso, es un ácido que nos derrite y nos quema, tengo oportunidad de cerrar mis redes mentales mediante el truco de las dimensiones, mi mente se escapa a otro ámbito, a pesar de que el dolor me sigue aniquilando. Es cual fantasma leve que no atosiga. Existe una leve posibilidad de que salven algo y puedan reconstruirme, es cierto que nos hallamos atrapados aquí, en el presente, intentando comprender el pasado, pero no estamos condenados a un futuro indigno.

02. Exterminio, rotura extensa e infiltración 01: Corremos decenas de millares por una explanada con una leve inclinación, los sorprendemos, hemos emitido falsas señales que engañaron sus sensores, y gritamos, de nuestros paladares se desprenden mariposas que salen por la boca y aún húmedas se proyectan cual eruptos cuánticos sobre las tropas dedicadas a sus quehaceres matutinos, detonan en una llovizna de partículas incandescentes que queman en profundidad culminando en esferas de segunda explosión o en miríadas de gusanos voraces que igual devoran metal que carne o endureciendo las alas trazan senderos de sangre a través de los cuerpos de los reclutas.

Aunque su reacción sea tardía nos devastan aniquilando y bañando el campo con entrañas y células, una segunda línea constituida por kamikazes se estrella contra los despojos y les inyecte suficiente software como para iniciar el proceso de siembra automatizado, no serán tan perfectos como nosotros pero si letales incursores que disuelven la confianza castrense de los opositores y contaminan su población rural.

Exterminio, rotura extensa e infiltración 02: Nuestros gritos a medida que se despliegan las sucesivas descargas de variopintos invasores se convierten en canción de muerte y exterminio que establece pautas hacia las victorias sucesivas. Saldré renovado de esta larga ladera con el mensaje de retornar y entregar la experiencia para que sea desmontada, examinada y aprovechada.

Cumplimos con las leyes del reciclaje y las aplicamos de manera sistemática demostrando que no es suficiente, hay que penetrar más allá. Capas y capas, complejidad creciente orquestada por los múltiples componentes, enlazada por la genética y la química, acoplada por el ritmo vivo de la naturaleza, vinculada por la historia cósmica humana, a medida que se expande va creando dimensiones que son cual pechos o corazones explotando convirtiéndose en domos, bóvedas, cúpulas inmensas, abiertas a la interpretación, a la multiplicación especular, a la segmentación en racimos, a la fractalidad autogenerada, a la perpetua fecundación, a la apertura de la multiplicidad...megadiversidad,,, heterogeneidad autofecundadora.

03. Divagaciones y Recolección de material en urbes arrasadas: Ahora todo grupo de combate recoge y lleva sus cadáveres a los depósitos y granjas, cuando los reaniman depende de cuales son sus probabilidades o si se han quedado sin ellas, y ya que los cadáveres son incapaces de expresar su consentimiento informado, los vivos deciden por ellos, hay una cierta tensión porque existe indicios frecuentes de que la situación se complejiza:

Consiste en que empiezan a surgir grupos especializados en defender los derechos de los fenecidos con un refrán Donde menos se espera salta el cadáver y a esas personas no les basta que se les repita que la indeterminación cuántica nos permite a los fabricantes decidir por los venideros incursores, que sin la gestión de procesos vivificadores no son mejores que vibradores rellenos de efervescente líquido verde. Si lo estuvieran, sería de esperar que muriesen al momento, que no reviviesen debido a la carencia de un sistema circulatorio y de un aparato respiratorio funcionales. Solo ya la falta de tendones...sería suficiente para inhabilitarlos.

Otra vez divago y me extravío en laterales disquisitivos. Nos estremecemos en transición. No fungimos como material bélico lo cual eleva nuestro valor como seres existentes ya que siempre hay un resquicio para aceptar vivientes plenos— y si un observador nos contempla puede dar fe de nuestro latido, quizás por eso las parejas de recogedores semejamos amigos reencontrados en una tarea no por menos letal menos importante y nos cruzamos señales y nos abrumamos de leves gestos que pueden pasar como cargados de significados.

Insisto en el ejercicio de divagar. Cada vez que retorno al buen camino siento la retroalimentación que indexa, resemantiza y rearticula. Ahora se que Rodendo9397-Magenta y yo ya hemos cumplido una faena parecida en una villa de enormes mansiones rutilantes y marmóreas con jardines geométricos y grupos de estatuas, estanques y árboles con miradores. Que ingresábamos a las habitaciones y envolvíamos a los yacentes en telas suaves con dibujos que indicaban datos, los sacábamos a patios y explanadas y los enviábamos arriba a las chalupas mediante un dispositivo que se activaba cuando los exponíamos al sol, para desconcertar a cualquier observados fingíamos descansar tras cada grupo que derivábamos a las alturas.

Mi camarada y yo ahora divagamos juntos y miramos fijos la hilera de momias que trepa hacia las bodegas de las chalupas: cuando divagamos en pareja parecemos estar repletos de fuerza inagotable, exhalamos un aroma acre y ¡oh, paradoja! delicado, igual sucede cuando cambiamos de tarea o registro, me reafirmo soy Cadastrador 2222-Rosa y sigo la huella de los recuerdos, implantados, segmentados, espontáneos, no importa: son como la vida y ahora sabemos lo poderosos que somos, creen que nos dominan, sin embargo, cada vez somos más conscientes y ya estallará la deflagración un día cuando les enseñemos a los recién llegados otro refrán: que los muertos no matan muertosy que el juego ha terminado.

© Luis Antonio Bolaños de la Cruz (2.853 palabras) Créditos