Sitio de Ciencia-Ficcion - Relatos - - INCONQUISTABLES - Luis Bolaños De La Cruz
INCONQUISTABLES
Luis Bolaños De La Cruz

Les presentamos un minirelato más de la mano de Luis Bolaños y en su palabras: «Esta breve viñeta es una respuesta a TROPAS DEL ESPACIO de Robert A. Heinlein, ajustada a las Leyes de Murphy, desde un tono más amargo que el de Joe Haldeman en GUERRA INTERMINABLE, pero con el anhelo prospectivo que emana de ENDIMIÓN de Dan Simmons, es evidente que se enrumba por la propuesta de Mike Resnick en SANTIAGO.»

Conectad@sa redes digitoneuronales y tuberías de hormonas estabilizadoras, torpedead@s por biomisiles estimulantes y recorrid@s por incansables nanocarroñeros que los asean, l@s miles de sobrevivientes siempre desvelados, invariablemente crispados, flotando en sus yacijas contemplan el planeta desde los miradores de los cientos de satélites que lo rodean, desde hace ya muchas órbitas. Anhelan levantarse de sus petates y removerlo de su visión. No pueden, he ahí su castigo.

Recuerdan cuando entusiasmados por una fácil victoria desembarcaron. Luego ondulaban hierba o arena y haces de neutrones que azotaban en rango aleatorio segaban cuerpos y vehículos, turbiones de burbujas anunciaban poderosa metralla molecular que despedazaba marineros y embarcaciones, resplandores precedían estampidos que cosían con minibombas cuanto volase o se moviese. El ejército atacante se desintegró tras el fracaso. El Imperio no quiso restituirle sus fueros. A los sobrevivientes se les proporcionó soporte vital continuo… contemplando el lugar de su descalabro.

Rememoran soñando el dolor, y es casi como sino hubieran ocurrido las masacres… o acontecido a otros, los pavorosos acontecimientos parecen desvanecerse, pertenecer a otro tiempo: nutridos por las biomáquinas y el afán de comprender lo ocurrido, esperan... el rumor de un vendaval, el bit rebelde que cae en la neurona receptiva, la sensación de que ya no son extraños reclutad@s para masacrar y dominar a otr@s. Ondea en su futuro la devastación, se hermanan con la muerte, sin embargo de una manera distinta, poseen un propósito que germina en las tediosas e interminables jornadas de su condena y empieza a brotar una idea: Quizás el tiempo del imperio se haya agotado y el de la venganza comience… y ell@s serán sus mensajer@s.

© Luis Bolaños De La Cruz, (351 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Velero 25 el 1 de septiembre de 2007