Viaje a Júpiter
por Segundo de Chomón, 1908

La película

Segundo de Chomón (Teruel, 1871; París, 1929) fue uno de aquellos pioneros del cinematógrafo que supo ver desde el primer momento las infinitas posibilidades que el invento ofrecía para el espectáculo y la creatividad. Los datos sobre su juventud son relativamente escasos y confusos (parece ser que inició estudios de ingeniería, para dejarlos cuando tuvo que cumplir el servicio militar en la convulsa Cuba del momento, donde participó activamente en los combates y de donde regresó a España poco antes de la independencia de la isla) En 1900 ya aparece trabajando como rotulista de películas extranjeras estrenadas en España, también coloreando a mano algunas producciones, y produciendo y dirigiendo él mismo varios cortometrajes.

Chomón es el pionero de los efectos especiales en España, en 1902 ya rodó con maquetas CHOQUE DE TRENES, un corto obviamente catastrofista. Entusiasmado por las posibilidades técnicas del cinematógrafo, su producción de corte fantástico fue tan numerosa como nutrida: EL BIOMBO DE CAGLIOSTRO, donde las apariciones y mutaciones misteriosas son moneda común, LA CASA DE LOS DUENDES, EL CASTILLO ENCANTADO, LA DANZA DE LAS MARIPOSAS... todas ellas suponen una revisión de las técnicas teatrales más comunes y su puesta al día gracias al montaje de las películas de celuloide.

Como es obvio no pudo escapar a la fascinación de los viajes a los planetas del sistema solar, y ya trabajando para Pathe en París, y en decidida competencia con George Méliès se lanza a la producción de películas como esta, VIAJE A JÚPITER, y otras de corte similar: VIAJE A MARTE y NUEVO VIAJE A LA LUNA.

En VIAJE A JÚPITER no hay que pedirle a Chomón un ejercicio de rigurosidad tecnológica y científica, como sin embargo si intentó en EL HOTEL ELÉCTRICO. El viaje a Júpiter es de corte onírico, el anhelo de un rey que, tras ver el planeta Júpiter a través del telescopio del astrónomo real quiere llegar hasta allí para encontrarse en persona con el propio Júpiter. Durante un sueño lo consigue, nada menos que gracias a una escala de cuerda, y su encuentro con los jupiterinos y el propio Júpiter, en persona, no puede ser más accidentado.

Resulta interesante ver las técnicas de superposición de imágenes, los decorados y los múltiples efectos usados por Chomón para ambientar la película, con mención especial para el minucioso coloreado de las imágenes.

Ficha técnica

Dirección: Segundo de Chomón
Guión: Segundo de Chomón
Producción: Pathe
Duración: 8:10
© Francisco José Súñer Iglesias,
(388 palabras) Créditos