Avatar
Nicolás Alvarado, 2005

La película

AVATAR es el resultado del trabajo grupal dentro de la Escuela de Cine de Viña del Mar, Chile, como trabajo obligatorio para pasar al tercer año de la carrera cinematográfica. Con este proyecto nos aventuramos a experimentar con los recursos audiovisuales mínimos con los que contábamos, fue mi responsabilidad como creador del guión y como director, tratar de conseguir que lográramos todo en un reducido tiempo de tres días de rodaje, trabajamos en 16 mm, nuestro primer trabajo donde la productora, Pamela Aninat, se intereso en el área producción, por que una vez aprobado el segundo año uno escogía una especialidad.

El rodaje no fue fácil, pese a que trabajamos solo con dos locaciones, los problemas iniciales fueron que perdimos un día por mal tiempo, lo que nos apretó a dos días de rodaje, la agenda no se cambiaba por insistencia de la Dirección de la escuela, debido que después de nosotros seguía otro grupo que debía utilizar la cámara Arriflex de 16mm. La productora y yo presionamos todo lo que pudimos al equipo técnico y al artístico.

El equipo artístico estaba conformado por dos personas que no eran actores, uno era eléctrico en una discoteque y el otro, cuidador de una finca. Los actores de teatro que entrevistamos como vieron que era un corto de estudiantes se echaron para atrás, sin avisarnos por lo que tuvimos que prescindir de ellos, si nos dejaban plantados ahora podían hacerlo después también, no quería correr esos riesgos con tres días de rodaje.

El guión tuvo muchos cambios en clases de guión, el profesor, Gerardo Caseres me motivó a echar adelante el proyecto, aunque me dijo que el resultado no era lo que esperaba, y era que con el poco tiempo no logramos darle a la historia la trayectoria que queríamos, filmamos uno a uno, sin tener segundas tomas, el material tenia muchos velones después del revelado, por lo que se acorto mas cada plano en post producción.

La mayor complicación para los efectos que queríamos, era que nunca consideramos lo difícil que seria hacerlos con la cámara tan movida, entendí que si uno quiere efectos y hacerlos de forma manual, (yo utilice Combustión 3) lo mejor es tener una cámara sobre un trípode, no en mano, ahora si se tienen herramientas mas profesionales, que permitan hacer un tracking como lo hace Adobe After Effect, pues resuelve mucho, pero si no, la recomendación es, cámara fija o con trípode... un paneo constante, nada de movimientos agitados, esos incluso se pueden falsear en post y resulta mas sencillo.

Finalmente el resultado dejo conforme al equipo, aunque no se emprendía nada la historia, pero la experiencia con todas sus dificultades logro hacer que cada uno entendiera bien cual era la especialización que quería tomar... post producción, dirección, dirección de sonido, dirección de foto o producción, dirección de arte la escuela no incluía.

Yo decidí la post producción finalmente, por que sentí que ser director era muy difícil sobre todo aquí en Chile, el post productor tiene mas control sobre la historia, siempre y cuando no se le tenga para arreglar errores del rodaje.

En el 2006 tome AVATAR para reeditar los efectos, con Blender y Gimp, dos programas gratuitos de comunidades Open Source, le metí mas efectos y mas experimentación y cerré el capitulo de AVATAR, no quedo mas comprensible, pero si quedo una cosa bizarra mas entretenida de ver.

Ficha técnica

Dirección: Nicolás Alvarado
Guión: Nicolás Alvarado
Producción: Pamela Aninat
Dirección de fotografía: Edgar Sanders
Cámara: Darwin Campos
1er asistente de cámara: Gonzalo Bustos
Dirección de arte: Leonor Morales
Efectos de maquillaje: Juan Crass
Sonido: Mijael Millies
Asistente de sonido: Jorge Céspedes
Efectos especiales: Nicolás Alvarado
Postproducción: Sebastian Cofré
Reparto: Eduardo Mena (Segundo); Pedro Días. S (Domingo) Sebastian Alvarado (Huaso Negro); Ricardo Kano Gonzales (Huaso Negro 2); Astrid Avalos (Madre Televidente); Mauricio Alarcón (Padre Televidente); Isabel Morales (Hija Televidente)
Duración: 5:39
© Nicolás Alvarado, (565 palabras) Créditos