ASIMOVīS, OCTUBRE-NOVIEMBRE 2010
Asimovīs, Octubre-noviembre 2010 Varios
Título original: Asimovīs Science Fiction
Año de publicación: 2010
Editorial: Dell Magazines
Colección: ---
Traducción: Sólo en inglés
Edición: Octubre-noviembre 2010
ISBN:
Precio: 7,99 USD
Comentarios de: Rafael Ontivero

Este número doble anda, a mi parecer un poco bastante flojo en contenidos de calidad cercanos al género, aunque cuenta con una novella bastante interesante, BECOMING ONE WITH THE GHOSTS de Kristine Kathryn Rusch, en la que una nave espacial averiada se ve forzada a volver a su puerto de origen para descubrir que hay algo que no cuadra: el muelle está desierto y como abandonado...

El mayor problema de la narración es el lento inicio en lo que al fina no es ni siquiera acción, inicio que cuenta con múltiples explicaciones reiterativas hasta lo cansino, como si la autora necesitara rellenar un cupo de páginas. Aparte de eso, lo que a los «inteligentes» (obsérvese la cursiva) tripulantes de la nave les parece un misterio insondable, no lo es para el lector, que descubre, apenas ha salido de los rolletes macabeos del principio, que la nave ha viajado, gracias a su sistema de teletransporte un tanto chabacano, a un futuro lejano.

Y gracias que ha llegado, porque debe salvar de un peligro bastante serio a la naciente civilización que ha evolucionado de los antiguos cuidadores de la base.

Parece ser que la obra anterior pertenece a una serie que va siendo publicada más o menos periódicamente en la revista. Otra de ellas, SEVERAL ITEMS OF INTEREST de Rick Wilber, también forma parte de otra serie en la que unos extraterrestre han invadido la tierra, y en el caso que nos ocupa el autor cuenta la rivalidad entre dos hermanos, uno de ellos perteneciente a la resistencia, pero poco más os puedo contar porque no he terminado de leerlo ya que no me gustó nada.

Con TORHEC THE SCULPTOR de Tanith Lee la cosa mejora bastante aunque, según mi modo de entender la ciencia-ficción, se trate de un cuento con muy poca relación con ella. Thorhec es un extraño escultor que, una vez que ha presentado una obra de arte al público, se dedica a destruirla delante de todos como performance, por lo que no existe ningún trabajo creado por el mismo. Una persona rica se empeña en comprarle una que el autor no destruya, cosa que consigue tras mucho porfiar y bajo unas condiciones draconianas... La necesidad de saltárselas lo llevará hasta el paroxismo final...

No sé dónde ni cómo englobar a FRANKENSTEIN, FRANKENSTEIN de Will McIntoch, pero ciertamente muy bueno no es. Phineas es un ex trabajador del ferrocarril al que, en un accidente, se le introdujo un pitón en el cráneo y vive de exhibirse en ferias simulando ser Frankenstein ya que, aparte del clavo, se añade más cicatrices y cuando la gente duda les deja que se acerquen a ver el hierro clavado de verdad, que es lo único real. En una de ellas conoce a otro fenómeno, y finalmente a lo que da el título del cuento. A modo de humorada y para que lo dejen en paz, cuando un curioso le pregunta qué sintió cuando fue renacido por su creador, le cuenta una serie de milongas inventadas para luego descubrir, con verdadero horror, que dicho curioso ha sido capaz de crear un Frankenstein de verdad basándose en sus explicaciones.

Sin embargo, pese a lo corto, NAMES FOR WATER (Kij Johnson) es muy bonito. Una chica estudiante de matemáticas recibe una llamada de teléfono anónima en la que se oyen las olas del mar, lo que le dará una idea sobre algo que revolucionará el mundo... La duda está en quién y cómo hizo la llamada.

THE INCARCERATION OF CAPTAIN NEBULA, de Mike Resnick, es algo situado entre una humorada y un homenaje a los superhéroes de las novelas pulp. Alguien que dice ser el Capitán Nebula es encerrado en un manicomio, como no podía ser de otra forma dadas sus pretensiones. El problema viene cuando la fantasía no lo es tanto...

DUMMY TRICKS de R. Neube tiene su cosa aunque es mala con dolor ya que el autor fracasa al expresar las inseguridades del protagonista, un chico con problemas mentales a causa del abuso con drogas pero que es capaz de capear las tremendas tormentas magnéticas que se producen en el planeta en donde vive y, junto a sus familiares, recolectar unos recursos únicos y valiosos. Durante una de esas tormentas, en las que él se queda a vigilar ya que es inmune y los demás se van fuera del planeta, captura a unos piratas que se han acercado para robar los citados recursos, descubriendo que no son más que otra familia de perdedores y desesperados justamente como ellos mismos...

NO DISTANCE TOO GREAT (Don D’Ammassa) cuenta los problemas que tienen unos viajeros mientras cruzan la nada del hiperespacio, que es sensible al estado anímico de los pasajeros (¿?) El protagonista ha perdido recientemente a su mujer y lleva sus cenizas para que ella cumpla, al menos póstumamente, el deseo de toda su vida, que es viajar a otro planeta. Pero hay problemas y la nave queda encallada en dicha nada... Pese a lo absurdo de la tesis, el desarrollo tiene su cosa y su tensión, ya que lo que está interfiriendo son los deseos subconscientes del protagonista que desea volver a ver a su mujer...

El súmmum del relato absurdo es THE TERMITE QUEEN OF TALLULAH COUNTY (Felicity Shoulders) en el que la hija se hace cargo de la empresa de exterminio de insectos del padre, que ha sufrido un problema cerebral y se encuentra en estado vegetativo. Cuando se detectan termitas en una casa, el exterminador viaja al pasado para descubrir el momento justo en el que estas empezaron a destruirla y acaba con ellas antes de que el problema empiece. No obstante, descubre que su padre estuvo haciendo trampas con la máquina del tiempo, preparando casas para que lo llamen en un futuro, y es lo que ha causado el problema mental del mismo. La hija, pues, retrocede e impide que su padre haga eso y así cambia el futuro y lo salva.

Al más puro estilo cyberpunk, pero abstruso y decadente, un chico tiene que protegerse de que sus compañeros de clase clonen su ADN, o interfieran en sus googles. Es el argumento de UNDER THE THUMB OF THE BRAIN PATROL de Ferret Steinmetz, con mucha jerga técnica y en el que al final el chico salva a sus torturadores...

Sin ser para echar cohetes en cuanto a originalidad o calidad, CHANGING THE WORLD (Kate Williams) tiene su cosa. Nos presenta a un jubilado que, harto de las tonterías sobre leyendas urbanas, los timos por Internet y teorías de la conspiración, decide construir él mismo una de ellas para demostrar al mundo cómo de estúpido es todo eso, pero resulta que la cosa va tomando vida propia y al final se le escapa de las manos, causando incluso bastantes daños a otras personas...


Notas

Cuando hablo de una serie no me estoy refiriendo a la típica obra que se continua cuento tras cuento, sino más bien a que todos ellos forman parte de un universo más o menos coherente y continuo. Unas veces los personajes son los mismos, otras no, pero siempre hay referencias a episodios anteriores que suelen ser completamente independientes unos de otros y que, con cierta frecuencia, una vez que el autor ha escrito varios, suele publicarlos luego en forma de libro.

© Rafael Ontivero, (1.406 palabras) Créditos