ANALOG, ABRIL DE 2011
Analog, Abril de 2011 Varios
Título original: Analog, Sciencie Fiction and Fact
Año de publicación: 2011
Editorial: Dell Magazines
Colección: ---
Traducción: Sólo en inglés
Edición: Abril de 2011
ISBN:
Precio: 4,99 USD
Comentarios de: Rafael Ontivero

Nobleza me obliga a decir que la calidad literaria de este número es pésima y que incluso las secciones (que suelen ser un tostón) están mucho mejor que el contenido en cuentos. Sabido es que el último número del año y los dos o tres primeros no suelen ser de mucha calidad, pero es que este número mata. Os lo puedo asegurar.

La novella se titula HIDING PLACE y ciertamente el planteamiento es bastante original, aunque el desarrollo deja mucho que desear. Adam-Troy Castro nos relata una historia policíaca un tanto peculiar, ya que el asesino cometió su crimen antes de convertirse en un grupo de tres personas con una sola mente en una especie de misterio de cuarto amarillo. Nuestro investigador también es —o va a ser— una de esas mentes que son resultado de integrar a varias personas en una sola identidad pero varios cuerpos, quizás como el último acto de amor entre ellas. El problema está en que el deseado efecto final no está conseguido y apenas se entiende.

La siguiente chorrada —digo cuento— ha sido escrita por Paul Levinson (IANíS IONS AND EONS) y tiene como centro el viaje en el tiempo turístico. El protagonista decide volver al año 2000 e impedir que Bush gane las elecciones y así evitar la Guerra del Golfo y otras petisoperías para conseguir un futuro mejor, cosa que no consigue porque la agencia de viajes envía a otro que rehace las acciones que el personaje intentó. De nuevo el final no se consigue.

BALM OF HURT MINDS (Thomas R. Dulski) es el colmo de la cháchara insulsa y sin mucho sentido, de hecho no lo he terminado. Hay una empresa que vende píldoras para dormir exactamente cuatro horas, y una reportera va a realizar una sustitución a un evento importante...

Larry Niven ya no es lo que era, porque en THE FLARE WEED nos cuenta cómo una raza planta una semilla en la tierra que hará germinar unas plantas inteligentes cuando nuestro sol entre en fase de gigante dentro de miles de años...

TWO LOOK AT TWO (Paula S. Jordan) Unos extraterrestres curan a un perro de su artritis. Ya está, no se puede contar nada más de este pésimo e ínfimo relato.

En BLESSED ARE THE BLEAK, Edward M. Lerner nos cuenta cómo los gastos de la Seguridad Social son tan altos que las personas deben pasar a virtual, y eso es lo que nos cuenta: los últimos minutos de una de ellas antes de pasar a vivir dentro de un ordenador.

REMEMBERING RACHEL (Dave Creek) La novia de un negociador ha sido asesinada, por lo que la policía inicia las investigaciones pertinentes. Estamos en nuestro satélite, en medio de una tensa tregua para evitar las hostilidades entre una Luna rebelde, la Tierra y Marte... La verdad es que no sé cómo explicar lo absurdo del argumento más allá de lo que ya os he contado... Digamos que el negociador asiste al suicidio de su novia pero lo olvida y tiene que serle recordado gracias a una grabación de la memoria del susodicho que un competidor hizo...

QUACK (Jerry Oltion) Durante un debate en televisión, el experto en homeopatía pide ayuda al médico de verdad para realizar un estudio serio sobre la misma. Llevado a cabo casi como un reality show, demuestra la viabilidad de la homeopatía como técnica curativa (ya quisieran algunos)...

SMART SETI es el Science Fact de este número y en él, Gregory Bendford (el escritor) y otro Bendford llamado James desgranan los posibles motivos del fracaso en encontrar vida extraterrestre del Proyecto Seti.

¿Qué te gustará hacerle a uno de esos spammers que te llenan el buzón de correo de basura? ¿Matarlo? ¿Torturarlo? No, mejor es la solución que Alastair Mayer nos propone en el PROBABILITY ZERO de este mes, titulado SMALL PENALTIES. No os voy a contar el argumento. Buscad el cuento y leedlo. Vale la pena, de hecho es lo único que creo vale la pena de este número, quizás junto al ALTERNATE VIEW en el que Jeffery D. Koostra se enamora de un Kindle pese a cometer bastantes inexactitudes en su descripción del aparato (lo sé porque, por ejemplo, este número ha sido leído con uno de ellos) No obstante queda muy bien como apología del lector-e.

© Rafael Ontivero, (717 palabras) Créditos