ANALOG, DICIEMBRE DE 2010
ANALOG, DICIEMBRE DE 2010 Varios
Título original: Analog, Sciencie Fiction and Fact
Año de publicación: 2010
Editorial: Dell Magazines
Colección: ---
Traducción: Sólo en inglés
Edición: Diciembre de 2010
ISBN:
Precio: 4,99 USD
Comentarios de: Rafael Ontivero

Como ya nos tiene habituados el amigo Schmidt, el editorial es un poco estrambótico y extraño. Comienza hablándonos de las serpientes alóctonas que viven por la zona de Florida y luego pasa a los eufemismos y cómo estos afectan a la forma de entender o de suavizar ciertos aspectos que si no fueran tratados como tales nos negaríamos a realizar o veríamos de otra forma.

Imagina que vives en una ciudad no muy lejos de Roma, en los tiempos del Imperio, y que de repente llama a la puerta de tu finca un extraño y te pide alojamiento. Y encima te paga más que mejor, con moneda fuerte y sin adulterar. Tu no te lo piensas ni un momento. Aceptas y conforme va pasando el tiempo ves cómo tu inquilino es un hombre tremendamente extraño que crea unos inventos de lo más variopintos. De hecho es incluso llamado por el Emperador para que le muestre sus creaciones. Extraños relojes que miden horas de duración igual, pequeñas máquinas de vapor… Claro que estamos en el setecientos y pico, por lo que todo eso resulta muy extraño para los residentes. Al final haces más que amistado con él y descubres toda la verdad.

El argumento de arriba no deja de ser la enésima historieta de viajero en el tiempo que va al pasado y le ocurren cosas. Aunque no tiene nada original, se deja leer. Su título es THE MAN FROM DOWNSTREAM y su autora, Shane Tourtellotte, que también escribe el Science Fact del número, en el que, cómo no, asistimos a una sesuda disertación sobre cómo aprovechar el viaje en el tiempo para realizar actividades comerciales. Además, recibimos una clase magistral sobre por qué es más conveniente llevar plata que oro como moneda de cambio. En fin… Se salva porque es corto.

Algo más entretenido es THE HEBRAS AND THE DEMONS AND THE DAMNED, de Brenda Cooper. Ahora estamos en una colonia terrestre que cuenta con una gigantesca fauna. Las hebras son una especie de herbívoros tamaño XXL que son cazados y acosados por una serie de demonios más pequeños y agresivos. Los humanos de la colonia viven más mal que bien por lo rudo del clima y el ambiente, hasta que se deciden a cazar una hebra, lo que inicia una serie de acontecimientos que llevan a entablar una seria amistad con este tipo de seres que, sin ser inteligentes, sí que muestran cierto grado de habilidad. Lo peor del relato es que si sustituimos hebra por gacela y demon por leopardo, casi no hay que salir de casa.

Basándose en el salto generacional que suele haber entre padres e hijos (o más bien parafraseándolo) Ron Collins intenta, y no consigue, hacer algo parecido en DECA-DAD, pero esta vez causado por la dilatación de los viajes a velocidades cercanas a la de la luz. No me ha quedado claro si el padre-d es padre biológico, abuelo o qué es, porque el supuesto hijo nombra varias veces a sus padres y no son él. Además, más que salto generacional estamos ante un salto cultural….

Si quieres saber las probabilidades de que exista otro sistema solar como el nuestro, o cómo debería ser uno coherentemente basado en lo que se sabe sobre ellos en la actualidad, no debes perderte el THE ALTERNATE VIEW de este mes. Por otro lado tampoco esperes información excesivamente concluyente.

Como ya he comentado en la presentación de esta sección, a veces el Probability Zero (titulado en ese caso Spell Czech y escrito por William Michael McCarthy) peca de excesivamente absurdo o sin sentido. Es el caso que nos ocupa, en el que hay una serie de cruces de cartas sin fuste alguno entre una empresa y una universidad. Eso o no me he enterado yo bien.

A veces ocurre que empiezas a leer una historia y las primeras páginas te parecen malas, o simplemente no te gusta, pero cuando has leído un poco más descubres que la cosa tiene su miga y que el cuento es realmente interesante. Es el caso de HAPPY ARE THE BUNYIPS de Carl Frederick. Pese al inicio manido y continuación más que previsible, el relato es bastante bonito: estamos en un Zoo que tiene problemas para mantenerse, y de repente reciben dos Bunyips (que son como los Big Foot australianos) que al final resultan ser unos extraterrestres que han creado y han introducido su mente en ellos para estudiar de cerca a los humanos.

No muy largo y no muy bien escrito —de nuevo no me refiero al inglés, del que carezco de conocimientos suficientes como para poder opinar—, pero que, en cierta medida, da en qué pensar. A PLACEBO EFFECT de Brian C. Coad es un cuento que tiene como tema central la patente de un medicamento que no es más que una pastilla de efecto placebo y que unos años después de su comercialización genera un serio problema internacional que casi lleva a la guerra entre China e India. Pero el agente de patentes que en su momento realizó la operación resuelve la situación a través de un relato. Ciertamente ya hemos dicho que el argumento no vale mucho tal y como está presentado, pero sí que contiene ciertas especulaciones e ideas interesantes sobre la medicina moderna y los conflictos actuales y futuros de los países emergentes.

HOME IS WHERE THE HUB IS de Christopher L. Bennet es un segundo cuento de una serie al estilo revista de ciencia-ficción. En el primero se nos presenta el universo y la primera aventura, de la que los personajes salen ilesos por los pelos. En esta segunda son enviados a explorar una ruta en la que ya han desaparecido dos expedicionarios con anterioridad, como medio de deshacerse de ellos por parte de la entidad gestora del Hub. Sin embargo el viaje se convierte en un éxito rotundo cuando el destino no es que mate a los viajeros, sino que el gobierno del planeta al que llegan ha sobornado a los expedicionarios anteriores para que no retornen, todo ello por intereses propios. No obstante nuestros personajes deciden volver consiguiendo un gran éxito, aunque pírrico para ellos porque, de nuevo, son subyugados por los poderes que son. Ambas narraciones tienen un aire a la serie de los Heechee, salvando las distancias en calidad y profundidad.

El último relato de la revista esconde una profunda crítica, si no sátira, a la preocupación por el culto al cuerpo, el actual problema americano de la sanidad, el espionaje y contraespionaje, la teoría conspiro-paranoica anti-gubernamental y a las relaciones de confianza entre las personas. Y todo ello pese al inicio del mismo, que parece la enumeración publicitaria del MNM y las clínicas de salud en las que los… esto… obesos son vueltos a su esbeltez original. Aunque no es obligatorio, si no te instalas un MNM no puedes acceder a la salud pública, ni encontrar trabajo, ni siquiera tener cualquier tipo de seguro, con lo que la voluntariedad no es más que una obligación encubierta. Dicho aparato controlará tu consumo calórico y si te pasas te aplicará técnicas coercitivas para que no vuelvas a hacerlo. También controla tus datos médicos y los envía a los centros adecuados, y cuando tu calidad de vida ha descendido de cierto nivel… te mata. Todo esto viene expresado a través de la historia de una mujer obesa, que ha desconectado su MNM de forma ilegal y por ello ha podido engordar, y que ingresa en una de esas clínicas. Lo que no desvelamos es el final del cuento, que tiene por título PRIMUM NON NOCERE y está escrito por H. G. Stratmann.

© Rafael Ontivero, (1.274 palabras) Créditos