ARTIFEX 2
ARTIFEX 2 Varios
Título original: ---
Año de publicación: 1999
Editorial: Artifex Ediciones
Colección: Artifex, segunda época, nº 2
Traducción: ---
Edición: 1999
Páginas: 206
ISBN:
Precio: Agotado

El fantástico (no hablo, por supuesto, de dragonadas ni morcilleros magos neuróticos) se mueve siempre en el filo de la navaja, un paso mal dado y acaba convirtiéndose en el reflejo más o menos afortunado de las obsesiones y sueños del autor, si a eso se le añaden las facilidades que ofrece para ocultar entre un montón de bellas palabras la total falta de claridad de ideas del narrador, se presta a la producción de pastiches de gusto más que dudoso.

Escribir fantasía es difícil, y se corre el riesgo de caer en cualquiera de las dos trampas mencionadas; falsos onirismos, guiños cómplices al aire, pretensión de que el lector vaya más allá de la simple información ofrecida y comprenda hasta la última motivación oculta del autor, complicaciones semánticas y léxicas que hacen que ni las cabras puedan comerse el papel impreso, lo convierten en un género abonado a los excesos.

Afortunadamente, estas cuestiones apenas las he detectado en este pequeño volumen, del que por lo pronto se tiene que decir que está impecablemente editado, y por otro que literariamente (ya se sabe; eso de las faltas de ortografía, la sintaxis elegante y las construcciones atractivas) está a un muy buen nivel.

Empieza con TIERRA DE VENADOS de Juan Manuel Santiago. Premisa; el gobernador de Cuba, Diego Velázquez, consigue quitar de en medio a Cortés y llevar la invasión de México a su manera. A partir de ahí desarrolla Juanma Santiago una curiosa ucronía de lo que podrían haber sido las primeras décadas de presencia española en centroamérica; proyectos desquiciados, intrigantes profesionales y sorprendentes visitas narradas en castellano del siglo XVI traducido. Un relato muy interesante y bien llevado que sólo naufraga al final por lo inverosímil de ciertas propuestas.

DESTINO SOBERBIA, de José Antonio Cotrina, es un relato hueco y sin gran sentido. Como se dice normalmente; sin pies ni cabeza. Probablemente el autor sabrá motivaciones y expectativas de los fabulosos personajes que presenta, pero ha sido incapaz de transmitirlos. También es cierto que en vista del anuncio para el próximo Artifex del relato SOÑANDO SOBERBIA que éste parece ser parte de un proyecto más amplio, pero por si mismo, no posee gran valor.

Tengo una especial aversión por los relatos catastrofistas, esos que nos presentan un futuro literalmente podrido y carcomido por la enfermedad y las descomposición social, y LA PATINADORA, Guillermo Boyra es uno de esos relatos, Pese a todo, no se abusa de la ambientación y únicamente se usa para explicar de una forma más que correcta otro tipo de fenómenos... no menos inquietantes.

Con LAS RAZONES DEL NÓMADA, Armando Boix demuestra que si se tiene una idea clara de lo que se quiere contar sobran las palabras. Sin artificios, y sin necesidad de complicar en la narración personajes extraños ni situaciones imposibles, Armando Boix desarrolla una historia tan fantástica como real.

Sin duda, el mejor relato de la antología, y probablemente de los mejores que haya leído últimamente es GÓMEZ MESEGUER Y EL OGRO SANTAOLAYA, de Daniel Mares. La mejor forma de escribir fantasía, desde siempre, es colocar personajes fabulosos en un entorno desesperantemente cotidiano y hacer que el resto de la comparsa se comporte normalmente. Es lo que hace Daniel Mares y ciertamente el resultado es genial. Sin duda, la consecución del VIII Premio Pablo Rido, estuvo más que bien merecida, y no habría que pensarse mucho su proposición para los próximos Ignotus de relato.

DE MEMORIAS AJENAS, de Alejandro Alonso, es Un relato de recuerdos olvidados y memorias ajenas que quizá por esas mismas causas se hace bastante confuso. Méritos no le faltan, sin embargo, y eso le llevó a ser también finalista del VIII Premio Pablo Rido, pero hay momentos en los que es fácil perder el rastro a la narración, y eso lo penaliza bastante.

Pascual Segura, en ENCUENTROS EN EL MARGEN, también sitúa seres fantásticos y fundamentalmente inquietantes en un entorno de lo más común, y con ello consigue angustiar a la vez que desarrolla una brutal batalla entre esa extrañas criaturas. Sin embargo, desaprovecha la fuerza de los miedos tradicionales, y al intentar no hacer aparecer estos seres como vulgares vampiros hace que la sensación general sea de frialdad y distanciamiento.

Cosme, el protagonista de EL PEQUEÑO LIBRO DE LAS HOJAS COLOR NARANJA, de Alberto Castellón Serrano, descubre que su destino está escrito en forma de charadas en un pequeño libro de hojas color naranja, y su afición a ellas le lleva al... final. Seguro que Alberto Castellón es un gran aficionado a jeroglíficos y dameros, y advierte con este brillante relato de que no se de que mirar las soluciones antes de acabar el pasatiempo.

Los escritos de Enrique Lázaro me parecen sobresalientes, y este EL FALSO CRIMEN DE LÁZARO ISCARIOTE no lo es menos, y aunque ya lo leí en NUEVOS CUENTOS DE LA NUEVA TIERRA VAGA ahora, fuera de su ecosistema natural, le encuentro un grave problema; para comprender este relato en toda su magnitud hay que tener un conocimiento del catolicismo, o al menos de los Evangelios, bastante profundo. Si no es así, resulta tan hueco como DESTINO SOBERBIA. Le auguro un triste envejecimiento.

Seguramente inspirado en alguna reciente marea negra, EL PASO DEL MAR CALMO, de Ramón Muñoz, resulta ser un interesante relato de ciencia-ficción en un mundo exageradamente contaminado. Aunque como ya he dicho, no me gustan este tipo de relatos catastrofistas, se lee con agrado. También fue un digno finalista del VIII Pablo Rido.

En resumen; una buena recopilación de relatos, que sin embargo no llega a ser excelente, por las causas ya mencionadas.

© Francisco José Súñer Iglesias, (933 palabras) Créditos