JEM
JEM Frederik Pohl
Título original: Jem
Año de publicación: 1978
Editorial: Minotauro
Colección: Kronos
Traducción: Vicente Campos González
Edición: 2003
Páginas: 364
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Érase una vez un mundo alienígena de los más variado que poseía una compleja red ecológica. Dicho mundo no era paradisíaco en lo más mínimo: la vida luchaba por sobrevivir día con día. En ese mundo la evolución permitió la aparición de tres especies inteligentes con cierto grado de cultura, organización social y tecnología rudimentaria. Pero los depredadores eran feroces y atrapaban exitosamente a muchos de los seres inteligentes que habitaban ese lugar. Las cosas no podían ponerse peor hasta que unos seres llegaron del cielo para colonizar, aplastar a las especies inteligentes de aquel mundo y continuar con sus conflictos. Como en otras historias, aquellos invasores se nombraban a sí mismos como los humanos.

A inicios del siglo XXII, los viajes interestelares son costosos pero factibles y la humanidad ha encontrado mundos con numerosas formas de vida alienígena. La historia inicia con un congreso en el que numerosos astrónomos y astrobiólogos discuten el descubrimiento de seres extraterrestres inteligentes en el planeta Jem, así como las repercusiones para la civilización humana al saberse que no está sola en el universo. En esta época futura hasta el famoso astrónomo Carl Sagan aún vive gracias a los avances médicos y puede expresar su fascinación al saber que la vida ha surgido en otros mundos de la vecindad estelar.

Las primeras expediciones no se hacen esperar y buscan estudiar y comprender la compleja ecología de Jem. Poco a poco se llevan a cabo los primeros contactos con los nativos y se busca la comunicación con resultados dispares. Una de las especies parece desinteresada en los visitantes humanos, mientras que otra de ellas se muestra sumamente curiosa. Las investigaciones científicas ofrecen los primeros conocimientos de la ecología alienígena y todo parece apuntar a la fascinación y al romanticismo dado que el Universo esconde a los hermanos cósmicos de la humanidad... hasta que el autor desbarata estos lugares comunes y lleva la historia por un sendero mucho más realista y demoledor.

Frederik Pohl ofrece su novela más oscura y pesimista al retratar a la humanidad como una especie arrogante y oportunista. Luego de las primeras expediciones, las potencias observan al planeta Jem como una nueva fuente valiosa de recursos naturales. Del mismo modo, la Guerra Fría ya no sólo asola al ser humano en el planeta Tierra, sino que se traslada a Jem en una carrera para ver quién llega primero para apoderarse de la mayor cantidad de territorio.

Pohl denuncia al capitalismo salvaje y las truculentas estrategias geopolíticas de las potencias para ganar posiciones de poder en el planeta descubierto. La Unión Soviética, los Estados Unidos y China, entre otras naciones, batallan para sabotear a los contrarios, controlar posiciones en el planeta y aplastar a la potencia enemiga que amenace el territorio recién colonizado. Asimismo, el autor denuncia la crueldad del ser humano a la hora de eliminar a otras especies. La arrogancia de este último no le permite apreciar que hay tres especies inteligentes en Jem, mismas que son consideradas como animales horrendos y estorbosos que hay que hacer a un lado para así explotar al máximo los recursos del nuevo mundo.

Así, Frederik Pohl ofreció a finales de los 1970 una de sus novelas más críticas y una de las mejor valoradas. Su historia se aleja de las aventuras en mundos extraterrestres para plasmar un retrato crítico y pesimista del ser humano como una especie capaz de destruir no sólo a otros seres vivos y llevarlos a la extinción, sino de destruirse a sí misma y a su propio entorno. Ganadora del National Book Award y finalista de todos los premios importantes del género, JEM se presentó en su momento como una historia que alejó a un buen número de lectores, mismos que solo buscaban aventura y entretenimiento para alejarse un rato de la realidad cotidiana.

En definitiva, la novela más pesimista de Pohl que retrata la naturaleza destructiva del ser humano sin tapujos y que toma en cuenta este punto para llevarlo hasta sus últimas consecuencias.

© Jorge Armando Romo,
(665 palabras) Créditos