MARCO DE TIEMPO
MARCO DE TIEMPO EE. UU., 1993
Título original: Star Trek TNG: Timescape
Dirección: Adam Nimoy
Guión: Brannon Braga
Producción: Peter Lauritson
Música: Jerry Goldsmith, Dennis McCarthy
Fotografía: Jonathan West
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (La Forge); Michael Dorn (Worf); Michael Bofshever (romulano/alienígena); John DeMita (romulano); Joel Fredericks (ingeniero)
Temporada: 6, Episodio: 25

Sinopsis

Fecha estelar 46944.2. La Enterprise, que está bajo el mando de Riker por ausencia de Picard, acude a una llamada de auxilio de una nave romulana para investigar lo sucedido. Mientras tanto, Picard, Troi, Data y La Forge, que regresan de una conferencia a bordo de una lanzadera, comienzan a experimentar unas extrañas alteraciones temporales. Al llegar al punto de encuentro con la Enterprise, descubren que la nave parece hallarse congelada en el tiempo, en medio de una batalla con un navío romulano.

Estupendo episodio sobre paralizaciones temporales y criaturas alienígenas con sorprendentes necesidades reproductivas. En MARCO DE TIEMPO Picard, Data, Troi y La Forge deben enfrentarse a una situación límite, ante una anomalía temporal en apariencia inexplicable.

Se supone que los alienígenas del capítulo habitan un universo paralelo, en el cual el tiempo transcurre de forma distinta a como lo hace en el nuestro. Por esa razón, resulta casi imposible percibir a sus habitantes. No obstante, estos revelarán su existencia por culpa del proceso reproductivo de su especie, que exige que sus crías maduren, por así decirlo, en una especie de nido que habilitan en lo que podríamos definir como pozos de gravedad máxima; es decir, agujeros negros. Como el sistema de propulsión de las naves romulanas se basa en una singularidad cuántica artificial, muy semejante a un agujero negro en miniatura, estos seres deciden aprovecharlo para la maduración de sus jóvenes. La llegada de la Enterprise, avisada por los romulanos ante el inexplicable mal funcionamiento de su núcleo de curvatura, y las decisiones de Riker para ayudar al Ave de Guerra, obligarán a los alienígenas a actuar en defensa de sus crías. Esto causa una ruptura del continuo-espaciotemporal, provocando una anomalía que parece haber congelado el tiempo. Como descubrirán nuestros héroes, en realidad lo que se produce no es una congelación, sino una ralentización extrema del tiempo.

En las historias centradas en los viajes a través del tiempo, o en anomalías y paradojas temporales diversas, es muy fácil perder el norte y acabar confundiendo al espectador. Sin embargo, en MARCO DE TIEMPO la idea básica está muy bien desarrollada. El episodio refleja a la perfección las alteraciones psicológicas que una situación así podría provocar a una persona, como le ocurre a Picard cuando contempla con fascinación la ruptura del núcleo de curvatura y la explosión subsiguiente, que parece congelada como por arte de magia.

El capítulo mantiene al trekkie en vilo, gracias a su ambientación opresiva e inquietante. Abundan los golpes de efecto que sorprenden al espectador, pero el más logrado de ellos es ver a la doctora Crusher como congelada, en el preciso instante en que recibe el disparo de un disruptor romulano.

De estos curiosos extraterrestres no sabremos prácticamente nada, aparte de su extraño medio de reproducción y de que habitan en un universo paralelo. De hecho, los dos alienígenas que aparecen lo hacen bajo apariencia romulana, de modo que no conocemos su verdadero aspecto. Este detalle acentúa el misterio que envuelve a tan extraordinaria forma de vida.

MARCO DE TIEMPO fue el segundo episodio de TNG dirigido por Adam Nimoy, hijo de nuestro admirado Leonard Nimoy. El primero fue PÍCAROS, pero en ese capítulo Nimoy trabajó principalmente con niños, lo que le decepcionó un tanto. Por suerte, en esta ocasión tuvo bajo sus órdenes al reparto original de La Nueva Generación, y dirigirlo fue, en palabras del propio Adam: Una experiencia única y muy gratificante.

En el aspecto técnico, señalar la aparición por primera vez en TNG de una lanzadera clase Danube, el primer modelo de nave auxiliar diseñado para el programa Runabout.

No puedo concluir sin mencionar una notable pifia en la traducción del doblaje en España. No tengo noticia de quien fue el responsable, pero en este episodio no parece tener muy claros algunos términos trek, en especial en los diálogos de Deanna, en los que en varias ocasiones se refiere al arma romulana como trastornador. Lo lógico sería pensar que el distribuidor internacional proporcionara una guía adaptada a cada idioma, e incluso país, de los términos específicos de la serie, para así facilitar la labor de los traductores y mantener la homogeneidad durante el desarrollo de la serie, pero con detalles como éste da la impresión de que no era el caso.

© Antonio Quintana Carrandi,
(628 palabras) Créditos