CORRE A CASA
CORRE A CASA EE. UU., 1993
Título original: Star Trek DS9: Move Along Home
Dirección: David Carson
Guión: Frederick Rappaport, Lisa Rich, Jeanne Carrigan-Fauci, historia de Michael Piller
Producción: Peter Lauritson
Música: Dennis McCarthy
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Avery Brooks (Sisko); Rene Auberjonois (Odo); Siddig El Fadil (Dr. Bashir); Terry Farrell (Dax); Cirroc Lofton (Jake Sisko); Colm Meaney (O´Brien); Armin Shimerman (Quark); Nana Visitor (Kira); Joel Brooks (Falow); James Lashly (teniente Primmin); Clara Bryant (Chandra)
Temporada: 1, Episodio: 10

Sinopsis

Sin fecha estelar. A DS9 llega la primera delegación diplomática de un mundo del Cuadrante Gamma. El líder de los Wadi, Falow, desconcierta a Sisko cuando, nada más llegar, solicita ser llevado a presencia de Quark. Una vez en el local del ferengi, los Wadi se muestran muy interesados por los juegos de azar, desdeñando todo lo demás. Tras varias horas de ver a esa gente abstraída en los juegos, Sisko decide retirarse a descansar. Mientras tanto, viendo que los Wadi no dejan de ganar en cualquier modalidad de juego, Quark opta por hacerles trampa. Pero es descubierto por Falow, quien le propone participar en un juego verdaderamente honesto. El ferengi accede, sin imaginarse que las piezas de ese juego serán el comandante, el doctor Bashir, Dax y Kira, que han desaparecido de la estación.

Quark preparando la timba para los wadi.
Quark preparando la timba para los wadi.

CORRE A CASA ha pasado a los anales trek por tener el dudoso honor de ser el peor capítulo de DS9, además de estar considerado también como uno de los peores de toda la franquicia. Y la verdad es que comparto esta opinión. Confieso haberlo visto al menos una docena de veces, en un intento de encontrarle algún sentido, pero no hubo manera.

La de los Wadi es la raza más estúpida que ha aparecido en DS9. ¿De verdad hay alguien tan descerebrado para creerse que pueda existir una especie semejante, con una cultura basada en los juegos?

El argumento resulta caótico, y, en determinado momento, hasta risible. Las peripecias de los protagonistas dentro del juego Wadi son más aburridas que contemplar cómo crece la hierba. Además, cuando la historia (por llamarla de alguna forma) concluye, no se nos da ninguna explicación más o menos plausible de cómo los Wadi han podido sacar de la estación a Sisko, Bashir, Kira y Dax, ni mucho menos de a dónde han sido transportados. Lo lógico sería que los ambientes en los que se desenvuelven el comandante y los demás estuvieran en la nave alienígena, pero esto tampoco queda claro. ¿Y cómo demonios se las ingenia esa gente, para que nuestros héroes interactúen según los movimientos de las fichas en el tablero de varios niveles?

Que nada menos que tres guionistas, más el autor del argumento, hayan colaborado en la gestación de este engendro se me antoja increíble. Da la impresión de que el guión filmado era un condensado de las ideas más estrambóticas del grupo de escritores. Desde luego, Piller y los otros se lucieron de lo lindo.

Con CORRE A CASA ha ocurrido como con aquellas infumables películas de Ed Wood: es tan malo, que incluso resulta relativamente divertido verlo. Esto es lo único positivo que se puede decir de semejante despropósito, decididamente indigno de Star Trek. Menos mal que inmediatamente después vendría el hilarante EL NAGUS, uno de los mejores capítulos protagonizados por los simpatiquísimos ferengi.

© Antonio Quintana Carrandi,
(336 palabras) Créditos