Xatafi Virtual 2003, 13
CHATEANDO CON EDUARDO VAQUERIZO
por Francisco José Súñer Iglesias

Nací en Madrid el 7/7/67. Pase mi infancia en el barrio de Argüelles y después en Alcorcón, donde residí un tiempo junto a mi familia. Comencé a leer ciencia-ficción en la biblioteca del barrio, Verne y algunos otros, y todavía sigo con los algunos otros nombres odiosos porque nunca conseguiré escribir tan bien como ellos, Lem, Ballard, Leiber, Peake, Le Guin, Borges, Golding. No se si influenciado por las lecturas o por el consejo de un mal amigo, termine estudios de Ingeniería Técnica Aeronáutica y trabajo actualmente en eso mismo, aunque lo que realmente me parece entretenido es escribir, ver películas, disfrutar con el jazz y con la música del barroco y todo lo que tenga que ver con la ficción y la ciencia.

Estas son las preguntas realizadas a Eduardo Vaquerizo el día 19/10/2003 a las 11:45.

Xatafi: Bienvenidos a Xatafi Virtual, es 19 de octubre de 2003 y en Getafe (el centro geográfico de la península Ibérica) son las 11:45, las doce menos cuarto de la mañana. Contamos como invitado a Eduardo Vaquerizo, del que podéis leer una breve semblanza en el panel izquierdo de la página. Durante media hora Eduardo contestará las preguntas que le realicen los internautas y participantes in situ de la Hispacón. Antes de empezar consultad la Ayuda y recordad que vuestras preguntas no saldrán inmediatamente, sino según vaya contestando nuestro invitado las anteriores, de modo que no os impacientéis.

Esperamos que la experiencia sea del agrado de todos, y ahora después de que Eduardo os dirija un saludo, empezaremos el turno de preguntas.

Eduardo Vaquerizo: Hola gente.

¿Cómo estáis?

Se que es temprano y estáis todos aún con las legañas puestas.

Yo también las tengo aún puestas.

Sinagón: Buenas. ¿Qué recuerdos te quedan de tu Vicepresidencia de la AEFCF?

Eduardo Vaquerizo: Buenas. Buenos recuerdos, sin duda. Mucho trabajo, algunos resultados, y la sensación de que merece la pena trabajar por la ciencia-ficción.

Guillem: A mi entender en algunas de tus primeras obras hay un exceso de artificios literarios, ¿no crees que eso puede dificultar la calidad de la obra?

Eduardo Vaquerizo: Si y no. Me explico. Es mejor poder tener la opción de ir podando y perfeccionando la prosa que partir de pocos medios. O sea que sí, es cierto que mis primeros escritos fueron demasiado barrocos, pero es un proceso muy normal en un escritor ir buscando las virtudes de la sencillez y la palabra justa.

Sinagón: ¿Volverías a hacerlo?

Eduardo Vaquerizo: Depende de las condiciones. Si no tuviese que trabajar para ganarme la vida, es posible. Ahora mismo no tengo tiempo material para algo así.

Alberto: ¿Alguno de tus cuentos o novelas te resulta más querido que los demás?

Eduardo Vaquerizo: Sí, todos los padres tienen sus preferencias. Me gustan, curiosamente, los cuentos que menos han gustado al publico, los más raros y experimentales, quizá son las obras en las que me he sentido más libre, aunque quizá los resultados no hayan sido maravillosos, lo reconozco.

Guillem: A menudo se discute sobre la dualidad forma-fondo o estilo-ideas en la ciencia-ficción, ¿cree que es una discusión útil o por el contrario ambas cosas son igual de importantes?

Eduardo Vaquerizo: Es una discusión tan vieja como el mundo. Me imagino al inventor neolítico de la rueda discutiendo con la tribu si es más importante la función o la forma, las dos cosas, la función es la forma, el fondo también es la forma, la forma el fondo.

fjsi: La novelización de STRANDED supuso un hito en la ciencia-ficción española por cuanto es la primera vez que ocurre con material 100% español ¿cómo fue el proceso de pasar el guión a novela?

Eduardo Vaquerizo: El proceso fue... traumatico por culpa de la premura y muy satisfactorio en cuanto a la colaboración con Juanmi. Nos hubiera gustado mucho poder disponer de más tiempo para perfeccionar la novela, no bastante quedamos bastante satisfechos de lo obtenidos.

Sinagón: Has sido miembro habitual de la TerMa ¿Ha causado eso alguna influencia en tu forma de escribir?

Eduardo Vaquerizo: Por supuesto, todo afecta a tu forma de escribir. Supongo que hasta la pasta de dientes que usas influye. La tertulia ha sido una buena influencia, no todo el mundo dispone de un foro dónde lo que tu crees y lo que haces, puede ser valorado por otros. Dicho en plata, viene bien que te den caña para mejorar.

fjsi: De tu formación académica y actividad profesional apenas se ven rastros en tus obras ¿no te interesa como material sobre el que escribir o es que no estás bajo el síndrome de la deformación profesional?

Eduardo Vaquerizo: Bueno, siempre he sido un culo de mal asiento, digamos que me cuesta fanatizarme con un solo tema, es más bien al contrario: me cuesta centrarme en un solo tema. No es que no me interesen los temas de mi profesión, es simplemente que lo demás también me interesa mucho.

Guillem: Parece que en todo el mundo se vende más fantasía que ciencia-ficción ¿crees que es una simple moda u obedece a alguna razón social de algún otro tipo?

Eduardo Vaquerizo: Bueno, es evidente que el fenómeno Señor de los anillos tiene su influencia. También es cierto que muchas veces la fantasía es más fácil, escapista y sencilla que la ciencia-ficción. Por otra parte, yo considero a la ciencia-ficción una parte de la fantasía, o sea, que en el fondo es lo mismo...

Alberto: ¿Cuáles son tus influencias más fuertes?

Eduardo Vaquerizo: Podría mencionar muchos autores. Agrupando, la new wave, los autores minotauro, y Borges, resumiendo mucho.

Guillem: ¿Lees más literatura de ciencia-ficcion o mainstream?

Eduardo Vaquerizo: Más de ciencia-ficción que mainstream, me cuesta encontrar autores mainstream que me llenen, sin embargo cuando alguno lo hace, muchas veces consigue engancharme más que los autores de ciencia-ficción.

Alberto: ¿De que manera te inspiras para crear tus obras?

Eduardo Vaquerizo: Normalmente leyendo ensayo. O sea lees, lees, lees, supongo que los engranajes de dentro se ponen a funcionar y en determinado momento la cosa madura y surge una idea.

Alberto: ¿Tienes alguna técnica especial para escribir?

Eduardo Vaquerizo: Pues sí, un teclado IBM de los que hacen ruido que me encanta como suena y el tacto que tiene.

Sinagón: Has publicado en muchos fanzines. ¿Acaba hartando ceder gratuitamente tus obras, o les estas agradecido?

Eduardo Vaquerizo: Les estoy agradecido, por supuesto. Publicar sin cobrar es la única manera de que veas en papel cosas escritas por ti. Sirve sobre todo para que te des cuenta de que no puedes ser descuidado, te obliga a considerar tu trabajo como algo que van a leer otros, y eso ayuda a mejorar mucho.

Guillem: Si vivieras en el mundo de FARENHEIT 451... ¿qué libro salvarías?

Eduardo Vaquerizo: Solo uno? jo. Puesss... FARENHEIT 451.

fjsi: El universo de LOS FUNCIONARIOS es realmente atractivo ¿tienes intención de ambientar más relatos en él?

Eduardo Vaquerizo: De momento no, pero tengo pensadas varias continuaciones. Una de ellas con una compañía de entretenimiento estatal que abarca desde teatro medieval a experiencias ciberespaciales extremas. Llevo tiempo dandole vueltas, solo necesito el acicate de que alguien me diga lo voy a publicar. Si alguien se anima seguramente lo haga.

Sinagón: ¿Qué te irrita más de un editor? Y al contrario ¿qué es lo mejor que puede aportar?

Eduardo Vaquerizo: Lo que más me irrita de un editor, es que sea descuidado con su trabajo. La novela de Stranded, fue publicada por una editorial muy grande y está sin corregir, literalmente. Lo que más me gusta de un editor es el apoyo a tu trabajo que te puede dar. Es muy fácil equivocarse, creer que tu criterio es el único válido. Una visión externa y lúcida es muy útil.

fjsi: Pregunta capciosa; UNA ESFERA PERFECTA ¿la escribiste en su estado actual o en origen tenía una ambientación de las Mil y Una Noches...?

Eduardo Vaquerizo: Je, el origen de ese cuento es un intento de acercarme a la claridad y presencia hipnotica que tienen algunos de los ambientes en los cuentos de León Arsenal. Supongo que también el imaginario de las mil y una noche estará presente, es una obra que me gusta mucho.

Sinagón: Si pudieras ¿qué texto tuyo reescribirías de arriba a abajo?

Eduardo Vaquerizo: Hay un cuento, no publicado, que se llama El destructor de mundos que tiene una idea que me encanta. Sin embargo no termina de funcionar. Supongo que cuando los engranajes consigan procesar esa idea de modo adecuado lo reescribiré por completo.

fjsi: Algunos autores aseguran que nunca trabajarían por encargo de una editorial, tu lo has hecho, ¿es más complicado que partir de cero con tus propias ideas y planteamientos?

Eduardo Vaquerizo: Es más sencillo, tambien más peligroso. Sobre todo si el tiempo es escaso, puedes tener una peligrosa tendencia a cumplir con el expediente y no esforzarte a tope para sacer la historia adelante. Sin embargo un constricción, a menudo, es una acicate para la imaginación.

Sinagón: Los premios ¿los ganan los relatos buenos, o los fáciles?

Eduardo Vaquerizo: Esta pregunta es dificil, sobre todo por que se puede pensar que digo eso por que no gano muchos. Sin embaro me arriesgaré y dire que sí, es cierto, un cuento dificil, arriesgado, no lo tiene nada facil para ganar un concurso, por la propia dinámica de las votaciones siempre gana el cuento que, de media, más ha gustado. Un cuento raro levanta pasiones, a alguno le gustará mucho, otros lo odiaran y por tanto quedará descartado en beneficio del acuerdo.

Xatafi: Bien, Ya ha terminado el tiempo dedicado a Eduardo. Gracias a todos los participantes y disculpas a todos aquellos a los que no hemos podido progresar sus preguntas.

Ya para acabar dejo a Eduardo que diga las últimas palabras.

Eduardo Vaquerizo: Gracias por todo. Muy buenas preguntas, me habeis hecho sudar.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(1.652 palabras) Créditos