Xatafi Virtual 2003, 10
CHATEANDO CON ALEJANDRO JAVIER ALONSO
por Francisco José Súñer Iglesias

Nació en San Martín, Provincia de Buenos Aires, en 1970. Es periodista de ciencia y tecnología, y escritor. Ha publicado en antologías y revistas de Argentina, México y España, particularmente en Axxón, Cuásar, Próxima y Artifex (Segunda y Tercera Época). En 2005, su novela corta LA RUTA A TRASCENDENCIA (ganadora del premio UPC) formó parte de la Colección de Literatura Fantástica y ciencia-ficción, editada por Página 12.

Publicó los libros de cuentos: POSTALES DESDE ONIRIS (2004, Equipo Sirius, Madrid); LA RUTA A TRASCENDENCIA (2005, Página 12). Las novelas cortas: TRUENO NEGRO (1996, Axxón); LA RUTA TRASCENDENCIA (2003, Ediciones B, Barcelona); CRONELIPSIS (2006, Axxón) y el ensayo CIENCIA FICCIÓN EN LA ARGENTINA: ¿UNA CURIOSIDAD ANTROPOLÓGICA? (1999, Códice Estelar de la Hispacon).

Estas son las preguntas realizadas a Alejandro Javier Alonso el día 18/10/2003 a las 18:30.

Xatafi: Bienvenidos a Xatafi Virtual, es 18 de octubre de 2003 y en Getafe (el centro geográfico de la península Ibérica) son las 18:30, las seis y media de la tarde. Contamos como invitado a Alejandro Javier Alonso, del que podéis leer una breve semblanza en el panel izquierdo de la página. Durante media hora Alejandro contestará las preguntas que le realicen los internautas y participantes in situ de la Hispacón. Antes de empezar consultad la Ayuda y recordad que vuestras preguntas no saldrán inmediatamente, sino según vaya contestando nuestro invitado las anteriores, de modo que no os impacientéis.

Esperamos que la experiencia sea del agrado de todos, y ahora después de que Alejandro os dirija un saludo, empezaremos el turno de preguntas.

Alejandro Javier Alonso: Muchas gracias por la invitación.

Jorge Padilla, Buenos Aires: No he podido saber cómo te has sentido luego de haber ganado el UPC a tu edad, lo que es un logro extraordinario. ¿Mejor, peor, más responsabilidad, entusiasmado, impulsado?

Alejandro Javier Alonso: Sí, aunque uno no lo quiera. El premio me termina de convencer que la cosa va en serio. Es más responsabilidad, es un incentivo.

Sergio: ¿Existe una nueva generación de escritores argentinos de ciencia-ficción de entre 30 y 40 años (de la que obviamente formas parte) con la que se podría contar a la hora de lanzar una colección de libros del género?

Alejandro Javier Alonso: Sin lugar a dudas. No son tantos como uno quisiera, pero los hay y son muy valiosos. No hago nombres porque sería odioso que me olvidara a alguien. Con todo, es incipiente.

Eduardo Carletti, Axxón, Argentina: He visto que te fascina el tema del tiempo, la memoria y el mundo onírico. ¿Alguna otra temática en idea y preparación?

Alejandro Javier Alonso: La historia. Hice una serie de relatos históricos, que tienen elementos fantásticos.

Víctor Pretell: Consideras que la ciencia-ficción, además de proporcionar un placer literario, puede cumplir otros roles?

Alejandro Javier Alonso: Seguro. Es un campo de especulación fascinante. Uno no escribe para hacer proselitismo de ideas, pero reflexionar sobre lo que nos preocupa (consciente o inconscientemente) termina sirviendo al propósito de reflejarnos y de prevenirnos sobre lo que vendrá real o potencialmente.

Alberto: ¿La ciencia-ficción en el terreno literario es más ciencia o más ficción?

Alejandro Javier Alonso: Depende quien la escriba. Hay de todo.

Alberto: ¿Qué opinás del tan mentado libro electrónico como alternativa para distribuir y comercializar libros?

Alejandro Javier Alonso: Todavía no funciona, pero es inevitable que todos seremos en un futuro próximo lectores electrónicos. Sobre todo si tenemos en cuenta que los dispositivos cada vez son más asequibles y ergonómicos desde el punto de vista del lector común.

Sergio: A propósito de utilizar la Historia ficcionalmente: ¿qué valor le asignas a la ucronía? ¿Es válido trabajar desde la bifurcación de un hecho histórico o sólo es un chiste válido como regodeo intelectual?

Alejandro Javier Alonso: Creo que es interesante especular sobre el cómo podría haber sido. Nos permite salir del encasillamiento mental. Es un subgénero que respeto.

Luis Bolaños, Velero 25, Lima: Argentina últimamente a pesar de la crisis ha conseguido adelantos tecnológicos como el tratamiento de cáncer con un reactor a boro de diseño y construcción nacional, la presidenta de la Asociación de Astrónomos es argentina, la UBA ha incursionado con éxito en genética molecular, ¿crees que existe una relación entre esos avances y la ciencia-ficción que se ha escrito desde los 60?

Alejandro Javier Alonso: No lo sé con certeza. Es probable. Lo que es interesante es analizar el optimismo o pesismismo científico/tecnológico de cada época, que determina la forma de aproximación a este género.

Jorge Padilla, Buenos Aires: ¿Hay esperanzas para los escritores argentinos? ¿Interesa lo que se escribe en géneros y en ficción?

Alejandro Javier Alonso: Interesa. Pero se da un poco aquello de que nadie es profeta en su tierra. Es necesario buscar la trascendencia. Primero de nuestro círculo íntimo de amigos, luego de los lectores conocidos del fandom, luego dentro del país y luego en el exterior. Los españoles son muy abiertos a la hora de permitirnos entrar en su fandom a los escritores Latinoamericanos y eso es buenísimo para todos.

Eduardo Carletti, Axxón, Argentina: Ya lo pregunté a otro autor, pero me repito: ¿Escribes por arranques (inspiración súbita) o con un método (planeamiento, equis páginas diarias)?

Alejandro Javier Alonso: Depende de lo que se trate. Generalmente hay una idea germen, pero lo que sucede a partir de allí es un poco azaroso.

Luis Bolaños, Velero 25, Lima: Hacia el futuro la ecología exigirá cada vez mayores compromisos de la sociedad, no será conveniente apuntar hacia bibliotecas digitales y abandonar las bibliotecas atómicas?

Alejandro Javier Alonso: Es una buena idea, pero todo lo que la gente usa, necesita de cierto nivel de a) asequibilidad, b) aceptación. Hay que orientar la cosa, pero no se puede imponerla.

Sergio: Hiciste una serie de relatos históricos, que tienen elementos fantásticos. ¿Contaste otra historia o ucronizaste —perdón por el neologismo— la nuestra?

Alejandro Javier Alonso: Me fijé en qué punto de nuestra historia el diablo podría haber metido la cola para que se diera una especie de reinterpretación de ese momento histórico. No me considero capaz de ucronizar.

Daniel B: Felicidades por el premio UPC. El libro donde se recopilan los trabajos premiados del pasado año es uno de los que planeo comprar. ¿Qué me encontraré en tu novela corta? ¿Cómo la definirías?

Alejandro Javier Alonso: Es una novela de ideas, pero con un toque humano. Estoy más orgulloso de esto último que de lo anterior. Creo que es una novela que permite especular, aún despúés de haberla terminado de leer.

Daniel Vázquez: ¿Influye la realidad en lo que escribes? ¿Cómo lo hace?

Alejandro Javier Alonso: Sí. Definitivamente. En este momento, me es imposible evitar eso. No sé si eso significa una mayor calidad del relato, pero se filtra sin que pueda evitarlo, de alguna forma se filtra.

Luis Bolaños, Velero 25, Lima: Para mi Axxon constituyó un lampo, la posibilidad real de la ciencia-ficción en latinoamerica, la generosidad de su propuesta ha llegado a formar parte de mi existencia, cómo te sientes al ser colaborador permanente de esa iniciativa?

Alejandro Javier Alonso: Muy, muy orgulloso. Le debo muchísmo. Creo que forma parte del servicio que aporto al fandom en general. Es una cuestión de ganas y de honor.

Pilar: Hola, Alejandro. ¿Puedes adelantarnos algo de tu nueva novela?

Alejandro Javier Alonso: Hola. Los pocos que la leyeron dicen que tiene algo de Dick iano. La verdad es que me gusta la idea, aunque no me lo había propuesto. Juego con dos ámbitos y me parece que están bastante logrados. lamentablemente, no puedo adelantar mucho más por ahora.

Isaac: ¿crees que puedas encontrar un paralelo entre lo que llamamos ahora ciencia-ficción y la llamada literatura de evasión de autores como Borges y Bioy Casares?

Alejandro Javier Alonso: Hummm. Creo que no entendí la pregunta. Borges es altamente especulativo. No creo que pueda ser calificado como de evasión. Bioy tiene relatos de un altísimo nivel literario... Tal vez el problema esté en la definición de evasión.

Pilar: ¿Te parece que se está tejiendo una relación literaria entre escritores argentinos y españoles? ¿Puedes comentar un poco de tu experiencia al respecto?

Alejandro Javier Alonso: Creo que sí. Desde que Luis Prado publicó mi primero relato en ASE, pasando por el actual proyecto con Equipo Sirius y, desde luego, el UPC, al menos yo tuve la oportunidad de estrechar lazos. Me sorprende gratamente la apertura del lector español. Es maravilloso.

Jorge Padilla, Buenos Aires: La ciencia nos ha golpeado últimamente con extrañísimos descubrimientos ¿hay alguno de éstos que te haya generado ideas nuevas? y si la respuesta es sí, ¿cuál sería?

Alejandro Javier Alonso: Sí. Todo el tiempo. Desde las especulaciones sobre físia cuántica a los descubrimientos en materia de neurología. Por ahora, creo que, como dijo alguien, la memoria y el tiempo son mis mayores intereses.

Tatiana, Argentina: Hola, Alejandro. Cóntanos un poco de tus búsquedas, porque creo que hay ciertos temas que rondan siempre por tu cabeza, y que están presentes. Me llama la atención algunas visiones de la sociedad que mostrás en Trueno Negro y que vamos encaminados a eso: barrios cerrados, marginalidad, etc.

Alejandro Javier Alonso: Sí, no soy optimista en cuanto a que vaya a haber una mejor integración entre los que tiene la manija y los que estamos en el llano. Pero en cada momento de la historia de la Argentina, mis esperanzas van cambiando. En este momento, a la par que la disparidad de riquezas, me preocupa la posibilidad de que a los argentinos nos quiten recursos naturales. (Post Irak).

Isaac: Bueno, evasión definida en el sentido de dejar la realidad e internarse en los terrenos de lo inesperado... siento mucho de eso en Borges y en Bioy, y también en la ciencia-ficción...

Alejandro Javier Alonso: Es así, pero sólo cambiás el patio de juegos. Cambian las reglas. Creo que en algún punto ellos hicieron y generaron algún tipo de ciencia-ficción.

Sergio: ¿Te parece que la afirmación de Pablo Capanna, en el sentido de que los argentinos escribimos ciencia-ficción desde la ciencia-ficción y no desde la tecnología, degrada el valor de lo que hacemos o ha servido para generar un corpus literario definido y reconocible como nacional, suponiendo que tal cosa exista en esta era de globalización?

Alejandro Javier Alonso: Creo que ha ayudado a dar un color distinto. Pero escribir desde la ideas (antes que desde la tecnología reinante o futura) es lo que muchos autores clásicos hicieron en las décadas de oro de la ciencia-ficción.

Victor Pretell: Podrías enviarnos un cuento, para nuestra página Velero 25?

Alejandro Javier Alonso: Puedes contactarme a través de la página de Axxón (noticias@axxon.com.ar) y lo hablamos por privado.

Alberto: ¿Alguno de tus cuentos o novelas te resulta más querido que los demás?

Alejandro Javier Alonso: Este que estoy escribiendo. Pero LA RUTA A TRASCENDENCIA me tuvo especulando sobre mis propias ideas (una vez publicado el libro) durante mucho tiempo. Pensé incluso en escribir una segunda parte. Ahora no sé. El relato que aparecerá en ASE 10, también me gusta y lo quiero mucho.

Tatiana, Argentina: El cuento sobre Malvinas que escribiste me pareció muy interesante, me hizo pensar en la película LOS CHICOS DE LA GUERRA: la mezcla de esa atmosfera fantasmal con la guerra se vuelve tan irreal como un sueño. ¿Como se te ocurrió escribir sobre ese tema?

Alejandro Javier Alonso: Quería reflejar un nuevo punto de vista. Uno que definiera la postura de las fuerzas elementales, de las islas. Y quería convivir con los soldados argentinos (¿qué otra cosa hace el autor mientras escribe, sino convivir con sus personajes?).

Xatafi: Bien, Ya ha terminado el tiempo dedicado a Alejandro. Gracias a todos los participantes y disculpas a todos aquellos a los que no hemos podido progresar sus preguntas.

Ya para acabar dejo a Alejandro que diga las últimas palabras.

Alejandro Javier Alonso: Muchísimas gracias a los organizadores y a quieres están del otro lado. Fue muy bueno.

© Francisco José Súñer Iglesias,
(1.997 palabras) Créditos