VUELO A MARTE
VUELO A MARTE EE. UU., 1951
Título original: Flight to Mars
Dirección: Lesley Selander
Guión: Arthur Strawn
Producción: Walter Mirisch
Música: Marlin Skiles
Fotografía: Harry Neumann
Duración: 72 min.
IMDb:
Reparto: Marguerite Chapman (Alita); Cameron Mitchell (Steve Abbott); Arthur Franz (Dr. Jim Barker); Virginia Huston (Carol Stafford); John Litel (Dr. Lane); Morris Ankrum (Ikron); Richard Gaines (Prof. Jackson); Lucille Barkley (Terris); Robert Barrat (Tillamar);
Comentarios de: Félix Capitán

¿De qué se trata?

Dos astrónomos conversan entre sí, acerca de lo que ellos ¡¡¡ya deberían saber por ser astrónomos!!! , pero la audiencia no, en ese clásico recurso de hagámoslos decir cosas que para ellos son obvias, pero así informamos a la audiencia, y dejamos a los personajes como mongos de paso. Hablan sobre lo poquetito que falta para ir a... ¡¡¡Marte!!! ¡¡¡El planeta rojo!!! Un periodista anda rondando por ahí, haciendo interviús porque, aférmense mes amis... ¡¡¡La primera expedición a marte va a llevar a un periodista para que haga la crónica y tal!!! (joer, los de la NASA que son petardos, ellos nunca han hecho eso, y por esa falta de RP es que después se andan quejando de que les cortan el porsupuesto). El caso es que habla con los miembros de la tripulación que... aférmenseme de novo mes amis... ¡¡¡Cuenta con una mujer!!! ¿Será posible que una peli de SciFi reaccionaria, sea tan progre que...? Ah, es por la minifalda. Bueh, yo... olvídenlo. En fin, en quéstaba. Ah, sí. El periodista va y entrevista a todos, lo que sirve para 1.- introducir personajes, 2.- explicar un poco la cosa, y 3.- aburrir cosa lata al personal. El caso es que despegan, y sucede lo habitual: lluvia de meteoritos y tal. Pasada como media horita (media peli, porque, aférmenseme otra veh, como si una lluvia de metoritos estuviera cargándose a Cine 9009... ¡¡¡La peli dura apenas hora y diez!!!), llegamos finalmente a Marte en donde encontramos... ¿un planeta muerto y apagao en donde no pasa ná, macho, y tal? No, claro que no, qué clase de pelimerda sería ésa, ¿una protagonizada por Matt Damon y dirigida por Ridley Scott? No, se encuentran con la clásica civilización agonizante de arquitectura imposible, blablablá. SciFi50s, ya no las hacen como antes... por suerte.

El espíritu de los tiempos

Los 50s, la era del Atompunk a tope. En la época molaba todo lo que juera... ¡¡¡Atómico!!! Y por tanto, se pusieron de moda los cohetes espaciales, porque daban la idea de ser... ¡¡¡Atómicos!!! Estamos en una era anterior a la mítica PLANETA PROHIBIDO de 1956, en donde la nave espacial era un plato volador, sólo que tripulado por humanos, después de todo. En medio de todo eso, Monogram Pictures, una distribuida que era en lo básico una de rodar-estrenar-y-tirar, lo suyo era la aventura y la acción y tal (algo así como la Cannon en los 1980, pero sin esteroides ni Sionismo a la vena), va y decide rodar su propia rapidita sobre viaje espaciales. Reciclando los decorados de DE LA TIERRA A LA LUNA (COHETE K-1 en Ezpaña). Rodando en CINCO DÍAS (o así a lo menos lo decía Marguerite Chapman, la más chupimegaztrella de la peli, acreditada a tope del casting a pesar de que, por ser marciana, aparece de la segunda mitad pa´lante. Lo que dice algo, porque sin faltarle el respeto a una bella que no lo hacía nadita mal, o por lo menos no peor que otras stars de la época, hoy en día NADIE conoce a Marguerite Chapman, y mucho menos al resto del elenco, claro). Y con dirección de Lesley Selander, un tipo que dirigió un centenar de westerns (sí, joer, como unos 107), y cuya carrera directorial abarcó algo más de 120 pelis en como treintaños, o sea, ¡¡¡el jodío rodaba en promedio cuatro largos al año!!! Y además encontraba tiempo para rodar episodios para la TV en una época en donde todos consideraban la tumba creativa trabajar para la caja chica). Normal que la peli haya desaparecido de escena poquito después de estrenada, y que hoy en día no la recuerde nadie. O casi nadie. Si consideran que yo la vi porque alguien la butlegueó en YouTube. Piénsenlo. Alguien se tomó la molestia de agarrar una peli SciFi mierdera Y subtitularla al españól, y subirla a YouTube. Bueno, alguien tenía que hacerlo, o si no, cómo escribir esta reseña, ¿no?

¿Por qué verla?

:: Parta la advertencia que esta peli ejecuta de manera directa y dolorosa y sin ironía, tooodo lo que es SciFi camp 1950. Es decir, premisa tontorrona, diálogos de solemnidad hilarante, decorados de teatro escolar (que, admitámoslo, mejoran un resto ya en Marte), guión resuelto de cualquier manera (¿tormenta de meteoritos para amenizar el viaje? ¿En serio? Bueno, si la mucho más forrada PLANETA ROJO de Val Kilmer y Carrie-Anne Moss cayó en el mismo pecado...), patadas varias a la ciencia (no tenían por qué explicar que los astronautas caminan por la nave como Píter por su casa, pero van y le meten una explicación científica porque, weno... para darle credibilidad a la cosa, y la explicación es errónea y la cagan ahí donde no tenían por qué hacerlo)... Si deciden gastar 1:10 de su vida en ver... esta cosa... ya lo saben. Si les gusta eso, bien. Como el Santo Padre Francisco respecto de los gays, quién soy yo para juzgar. Pero es a lo que van. Una vez dicho eso, digamos que la peli se divide claramente en dos partes. La primera, tooodo lo del viaje a Marte y tal, es un latazo monumental, que para la época seguro que estaba bien (la peli es seis años anterior al Sputnik, diez a Yuri Gagarin, y 18 a Stanley Kubrick rodando el alunizaje en el estudio que nos mostraron en LOS DIAMANTES SON ETERNOS), pero para nuestros días, ha envejecido de manera fatal. La segunda parte, en cambio... sorpresa... ¡remonta! Bueno, pasa de lo insufrible a lo más o menos tolerable, no nos pasemos tampoco. Porque se montan una pequeña intriga en donde se encuentran una civilización marciana agonizante, y están los chicos buenos que quieren ayudar a los protas, y los chicos malos que quieren apoderarse del cohete, y la cosa se hace un poco más divertida de ver. Y como en el cohete teníamos a una chica y puede que sepa a poco, tenemos otras dos chorbas marcianas dando vueltas con modelitos de infarto, porque que tu civilización planetaria esté agonizando no significa que no tengan que verse dignas-regias-estupendas-reinas a lo Mary Quant pero en raygun-gothic, ¿no? De hecho, de hecho, de hecho... considerando el esquema argumental... la verdad... quizá voy a soltar una herejía aquí, pero... pero... la verdad verdadera es que yo por esta segunda parte, pagaría mi entrada para ver un remake de esta cosa. Seguro que tomando la misma historia, manteniendo más o menos el guión (porque los guionistas de hoy, por mejorar cosas terminan cagándola más, explicando lo que no hay que explicar, metiendo plot-holes a mansalva, etc... sí, a ustedes los estoy mirando, guionistas de TERMINATOR GÉNESIS), y metiéndole los efectos especialess de ahora, sale una cosa... no, no diré buena. Pero sensiblemente peor que algunas mugres que se estrenan hoy por hoy en los cines, creo que tampoco.

Ideal para: Nostálgicos de la SciFi camp de los 1950.


Notas

Para aligerar la lectura se ha modificado en parte la tipografía original, que está disponible en https://cine9009.blogspot.com/2015/11/vuelo-marte-1951.html.

© Félix Capitán,
(1.174 palabras) Créditos
Publicado originalmente en Cine 9009 el 12 de noviembre de 2015
CC by-nc-nd 2.0 cl