ROBOTS
ROBOTS EE. UU., 2023
Título original: Robots
Dirección: Ant Hines
Guión: Ant Hines y Casper Christensen
Producción: Bernd Wintersperger, Sascha Krnajac, Lars Sylvest, Thorsten Schumacher, Stephen Hamel, Julian Favre, Cassian Elwes
Música: Magnus Fiennes
Fotografía: Luke Geissbühler
Duración: 93 min.
IMDb:
Reparto: Shailene Woodley (Elaine, E2 y E3); Jack Whitehall (Charles Cameron y C2); Paul Rust (Zach); Nick Rutheford (Ted)
Comentarios de: Magda Revetllat

—Comida, sueño, oxígeno...Tú dijiste miles de veces que el amor es irreal, un estado ilusorio en medio de la tristeza...

—Pero caímos en la cuenta de que estás equivocado, el amor es real y es la cura a la tristeza.

Argumento

En un futuro próximo Estados Unidos ha terminado un muro de separación con México a la vez que ha expulsado a todos los inmigrantes ilegales y los ha sustituido por robots. Estos robots con tosco aspecto humanoide son todos iguales y se encargan de los trabajos que antes hacían los inmigrantes.

Por otro lado, se han prohibido otro tipo de robots, los que son réplicas perfectas de sus dueños. A pesar de la prohibición hay quien conserva estos androides para su uso personal como es el caso de Elaine y Charles.

La película

Tanto Elaine como Charles hacen un uso muy particular de sus dobles cibernéticos. Ella se cita con hombres adinerados, va con ellos a fiestas y cenas, obtiene costosos regalos que acumula en su casa como joyas y complementos de alta gama y cuando llega el momento de intimar con estos hombres es E2, su doble, quien acude a la cita. Por su parte, Charles envía a C2, su androide, a citas con mujeres jóvenes y bonitas, es C2 quien entabla una relación con ellas y es C2 quien las escucha, o consuela, o divierte, de modo que la relación personal se hace más intensa. Llegado el momento de un encuentro sexual es Charles quien se presenta.

La película es una historia romántica a la vez que comedia, con momentos hilarantes que se producen tras la confusión que da pie a que E2 y C2 entren en contacto y entablen una relación, motivo por el cual se dan a la fuga. Que sus réplicas aspiren a una vida propia no sienta nada bien a Elaine y Charles. Además, Charles enviaba diariamente a C2 al trabajo con óptimos resultados y, como valor añadido, con este método no tenía que relacionarse con su hermanastro en la empresa en la que los dos trabajan pues ambos se desprecian mutualmente. Charles y Elaine perseguirán a los dos androides, la película se convertirá en una road movie hasta el desenlace con momentos cómicos y otros en los que se plantea qué es en realidad ser humano y qué diferencia se puede establecer con un ser artificial que, reaccionando a su entorno, ha cambiado y quiere decidir por su propia cuenta su destino.

Es remarcable el trabajo de los dos actores protagonistas al encarnar a los humanos y a sus réplicas androides ya que los gestos, las miradas y la actuación en general establecen una diferencia, si Elaine es una mujer dura, decidida que se enfurece fácilmente su doble es dulce y apacible, y lo mismo ocurre con el antipático y egocéntrico Charles, pues C2 es todo amabilidad.

Otras historias de robots

La historia está basada en el relato corto THE ROBOT WHO LOOKED LIKE ME, de Robert Sheckley y la película es una comedia romántica que trata situaciones que ya se han descrito en los relatos de Asimov sobre el uso que los humanos dan a los robots y temas que ya se han visto en películas como BLADE RUNNER o EX MACHINA, la suplantación, el deseo de vivir como humanos sin la limitación de ser seres esclavizados por su condición artificial.

También en la novela MÁQUINAS COMO YO un androide tomaba sus propias decisiones a partir de las pautas de conducta que le habían sido implantadas y así E2 y C2, como Adam en la novela, partirán de unos principios que en su crecimiento o evolución conservarán, pero sin la absoluta obediencia a humanos que no siguen estas normas y cuyas razones pueden ser equivocadas.

Sin grandes conceptos de ciencia o filosóficos, de una manera divertida, la película muestra como la calidad de vida depende en gran parte por el entorno que uno mismo construye, sin fingimiento, sin dualidad, con la absoluta sinceridad de un niño o un androide. Si la vida de E2 y C2 cambia a partir de conocerse también lo hará la de Elaine y Charles, pues sus réplicas les enseñan una interesante lección.

© Magda Revetllat,
(691 palabras) Créditos