LA NEBULOSA
LA NEBULOSA EE. UU., 1995
Título original: Star Trek VOY: The Cloud
Dirección: David Livingston
Guión: Tom Szollosi y Michael Piller, historia de Brannon Braga
Producción: Brannon Braga, Merri Howard, Peter Lauritson
Música: Jerry Goldsmith, Jay Chattaway
Fotografía: Marvin Rush
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Kate Mulgrew (Janeway); Robert Beltran (Chakotay); Roxann Biggs-Dawson (Torres); Jennifer Lien (Kess); Robert Duncan McNeill (Paris); Ethan Phillips (Neelix); Robert Picardo (El Doctor); Tim Russ (Tuvok); Garrett Wang (Kim); Ángela Dohrmann (Ricky); Judy Geeson (Sandrine); Larry Hankin (Gaunt Gary); Luigi Amodeo (Gigoló)
Temporada: 1, Episodio: 05

Sinopsis

Fecha estelar 48546.2. La Voyager entra en una nebulosa, en busca de partículas omicron que le permitan incrementar sus reducidas reservas de energía. La nave es atacada por unas extrañas formas, que se adhieren al casco. El examen de esa sustancia revela que posee componentes orgánicos, lo que lleva a Janeway a sospechar que esa nebulosa es, en realidad, un ser vivo.

La Voyager entrando no se sabe muy bien donde
La Voyager entrando no se sabe muy bien donde

Este episodio de Voyager está claramente inspirado en SÍNDROME DE INMUNIDAD, de la segunda temporada de TOS. La gigantesca ameba espacial de aquella aventura de Kirk y los suyos era una criatura muy peligrosa, que destruía sistemas estelares y civilizaciones a su paso y a la que había que detener como fuera. Pero aquí se trata de un ser pacífico, una especie de inmenso organismo cósmico, cuya configuración lo asemeja a una nebulosa típica, que se limita a estar ahí, sin meterse con nadie..., hasta que la Voyager, que ha detectado grandes concentraciones de partículas ómicron en ella, se aventura en su interior. Obviamente, el organismo reacciona, atacando a la forma extraña que lo ha invadido con lo que podríamos llamar sus anticuerpos. El análisis de esos anticuerpos, que se han adherido al fuselaje de la Voyager provocando daños bastante serios, acaba por revelar que esa nebulosa está viva. A partir de ese momento, las prioridades de Janeway cambian. Tras examinar la situación, la capitán (no capitana) opta por abandonar la idea de reabastecerse de energía en esa nebulosa viviente, pues asume que las partículas ómicron son una parte vital de ese organismo. Pero también, en la mejor tradición roddenberryana, se propone hacer lo posible por curar las heridas que le han causado a esa fascinante criatura. Los primeros intentos por reparar los daños de la nebulosa fracasan, pero el MHE (Médico Holográfico de Emergencia) sugiere utilizar una vieja técnica quirúrgica conocida como sutura, salvando así la situación.

La historia de la nebulosa orgánica es muy interesante, pero como no bastaba para cubrir el metraje del episodio, se le añadieron las tramas de Chakotay, Paris y Neelix, aprovechando la ocasión para desarrollar un poco más los caracteres de estos personajes.

Así, vemos cómo el primer oficial inicia a la capitán en el ritual indio para encontrar a su animal guía, resaltando de este modo el orgullo de Chakotay por sus orígenes de nativo americano. Paris, por su parte, recrea en el simulador holográfico cierto tugurio de Marsella donde solía pasar su tiempo libre. Y en cuanto a Neelix, además de trastear entre perolas, como un marmitón cualquiera, se permite aconsejar a Janeway sobre el ejemplo que debe dar un capitán, y hasta se nombra a sí mismo oficial de moral de la nave, para disgusto de Tuvok.

En el aspecto técnico, los efectos que muestran a la Voyager dentro de la nebulosa viva, combatiendo contra las defensas naturales de ese organismo espacial, son soberbios.

© Antonio Quintana Carrandi,
(414 palabras) Créditos