METRÓPOLIS
METRÓPOLIS Thea Von Harbou
Título original: Metropolis
Año de publicación: 1925
Editorial: Orbis
Colección: Biblioteca de Ciencia-Ficción nº 23
Traducción: Amparo García Burgos
Edición: 1985
Páginas: 188
ISBN:
Precio: Descatalogado
Comentarios de: Magda Revetllat

Y todos tenían el mismo rostro. Y todos parecían tener la misma edad. Avanzaban con la cabeza humillada, y mecánicamente ponían un pie delante del otro.

Hacia ellos venía otra procesión: el material ya usado. Se extendía en una corriente amplia e interminable. Una corriente de doce hombres en fondo, hombres, hombres, hombres...

Y todos tenían el mismo rostro. Y todos parecían tener mil años.

Argumento

La ciudad de Metrópolis es en realidad dos ciudades, la subterránea donde viven los obreros que la mantienen y la de la superficie, donde viven los privilegiados que la disfrutan.

Tras un encuentro con María, joven que procede del subterráneo obrero, Freder sentirá que su vida está vacía y se enfrentará a su padre, el amo de Metrópolis.

Personajes

Joh Fredersen, el amo de Metrópolis que dirige el destino de la ciudad y de quienes la habitan. Perdió a su esposa muchos años atrás y en la actualidad es incapaz de mostrar amor o compasión.

Freder, hijo del amo de Metrópolis, ha vivido sin que le falte nada, pero la visión de una joven que irrumpió en la Casa de los Hijos, acompañada de los niños hijos de los obreros, le ha turbado y nada le devuelve su paz interior ni su alegría.

Maria, joven bienintencionada que quiere conseguir un cambio social sin violencia e intenta apaciguar los ánimos de los obreros a la vez que predicar el amor fraternal entre todos los habitantes.

Rotwang, inventor y antiguo amigo de Joh Fredersen. Ha fabricado un robot al que da la apariencia de la joven María a petición de Fredersen.

El robot con el aspecto de María, construido para confundir a los obreros.

La madre de Joh, la única persona a la que Fredersen teme pues ella ve el fondo de su pensamiento y de su corazón.

Josafat, exsecretario de Fredersen, recientemente despedido. Intentará ayudar a Freder pero será presionado por Slim bajo las órdenes de su antiguo jefe.

Slim, fiel servidor de Fredersen y guardián del joven Freder, más de lo que este desearía.

Georgi, obrero número 11811.

Grot, el guardián de la máquina corazón, máquina que es imprescindible para que Metrópolis siga existiendo.

La novela

Impactado de manera profunda por haber conocido a María y sentido la profundidad de su amor hacia los demás Freder, esquivando a Slim, intercambiará sus ropas y su vida con Georgi y se mezclará con los obreros mientras se construye en secreto el duplicado cibernético de la joven. La novela incluye la leyenda de la casa donde vive el inventor, enorme mansión con túneles que descienden hasta los subterráneos donde viven los obreros. Dicha leyenda narra la historia de un mago que habitaba en ella y que un día desapareció, un mago que calzaba zapatos rojos. Los túneles son peligrosos sin la guía adecuada. Freder que contemplará el despido de uno de los secretarios de su padre decidirá dejar su vida de comodidades y encontrará a María en una de las reuniones en las que ella habla del cambio social sin violencia, pero la violencia llegará por la intervención del robot y pondrá en peligro la ciudad subterránea en la que están los niños, lo que aun enfurece más a los obreros. Finalmente se descubrirá a la impostora, los obreros y Fredersen harán las paces pues este, pese a su falta de sentimientos hacia los demás, no podía soportar la pérdida de su hijo.

Metrópolis es una sociedad adelantada tecnológicamente, pero la comodidad de unos es la desesperación de otros, por lo que es una sociedad sin sentimiento y su fin se aproxima si esto no cambia. La frase que encabeza el relato es la esencia del mensaje: Entre el músculo y el cerebro debe mediar el corazón, si Fredersen es el cerebro y los obreros el músculo, Freder será el corazón que medie entre ellos. La parte de leyenda sobre el mago de zapatos rojos es una curiosidad en la novela, el personaje tendrá un pequeño papel en la trama.

El relato es en suma una reflexión sobre los valores que imperan en las sociedades en general los que deberían ser los predominantes, la amistad, el amor, la lealtad por encima de los intereses materiales. Josafat, empleado que ha sido despedido y del que Freder hace su amigo, se debatirá entre la presión de Slim inducida por su antiguo jefe y la lealtad hacia el hijo de este, finalmente decidirá ayudar al joven para que cumpla junto con María, la esperada reconciliación social.

El estilo

Prosa en algunos momentos poética como en un cuento infantil, las descripciones se valen de nombrar muchos colores o piedras preciosas, también la inclusión de la figura del mago con zapatos rojos que un día llegó a la ciudad y en algún momento desapareció sin dejar rastro.

Dichas descripciones crean imágenes de gran belleza en algún fragmento o inquietantes en otro, como en la huida de María por los túneles de la ciudad, la autora le da voz al agua que lo está inundando todo:

Hermosa María, ¡ha llegado el Día del Juicio! Vuelven a la vida los muertos de mil años. Has de saber que yo les he sacado de sus nichos, y que esos muertos flotan ahora a tus espaldas. No mires atrás, María, ¡no mires atrás! pues vienen dos esqueletos peleándose por la calavera que flota entre ellos, girando y sonriendo.

Los diálogos en algunas escenas son de gran expresividad y acercan al lector a la psicología del personaje, como los que mantiene Fredersen con su madre o con Rotwang, además la autora da su propia visión de la Creación y de su Creador:

—¿Qué es eso? —preguntó Joh Fredersen, apoyando las manos contra el borde de la mesa.

Rotwang le miró con los ojos ardientes, como los fuegos de vigilancia cuando el viento los azota con su látigo helado.

—¿Qué es? Futura, Parodia, como quieras llamarla —contestó—. También: Engaño. En resumen, es una mujer. Todo creador se fabrica una mujer. Yo no creo en esa bobada de que el primer ser humano fuera un hombre.

La novela se publicó por entregas en la revista Illustriertes Blatt en 1925 con los bosquejos de lo que serían los escenarios en la película. Al año siguiente se publicó en formato de libro.

La autora

Thea Gabriele Von Harbou (Alemania, 1888-1954) fue escritora, directora y actriz. Se casó con Fritz Lang, director de la versión cinematográfica que hoy es todo un clásico. Su entorno social era acomodado, se educó con tutores privados en idiomas y música, materias en las que destacó y pese a la oposición de sus padres ella eligió vivir por sus propios medios. Anterior a su matrimonio con Fritz Lang estuvo casada con Rudolf Klein-Rogge, actor de larga carrera cinematográfica que en METRÓPOLIS (1927) encarnó a Rotwang, el inventor. La escritora se divorció de Fritz Lang en 1933 para casarse con el periodista, actor y también escritor de origen indio Ayi Tendulkar. En 1934 dirigió dos películas, de las que no quedó satisfecha, en colaboración con el recién llegado al poder partido nazi y trabajó con otros directores de la época, aunque no siempre figuró en los créditos. En 1945 estuvo unos meses en prisión por dichas colaboraciones, allí dirigió una representación de FAUSTO y siguió activa hasta su muerte. Su otra novela destacada, UNA MUJER EN LA LUNA (1929), fue también llevada a la gran pantalla por Fritz Lang.

© Magda Revetllat,
(1.225 palabras) Créditos