EL ROSTRO DEL ENEMIGO
EL ROSTRO DEL ENEMIGO EE. UU., 1992
Título original: Star Trek TNG: Face Of The Enemy
Dirección: Gabrielle Beaumont
Guión: Naren Sankar, sobre argumento de Rene Echevarria
Producción: Peter Lauritson
Música: Jerry Goldsmith y Don Davis
Fotografía: Jonathan West
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (La Forge); Michael Dorn (Worf); Scott MacDonald (Sub-Comandante N´Vek); Carolyn Seymour (Comandante Toreh); Barry Lynch (Stefan DeSeve); Robertson Dean (Capitán del carguero Corvallen); Pamela Winslow (Alférez McKnight); Dennis Cockrum (Vice Procónsul M´ret)
Temporada: 6, Episodio: 14

Sinopsis

Fecha estelar 46519.1. La Consejera Deanna Troi despierta en un Ave de Guerra romulana, sin saber cómo ha llegado hasta allí, y transformada físicamente, al menos en su aspecto externo, en una mujer de Rómulo. El Sub Comandante N´Vek le informa que ha sido raptada para llevar a cabo una peligrosa misión: conseguir que unos altos dignatarios romulanos hibernados, partidarios de la facción disidente que encabeza el embajador Spock, lleguen a territorio de la Federación.

La consejera Troi travestida de romulana.
La consejera Troi travestida de romulana.

Uno de mis episodios preferidos de TNG, pues, como ya comenté en una ocasión, y dejando aparte a los vulcanianos, los romulanos son los alienígenas que más me gustan de toda Star Trek. Y debo romper una lanza en favor de Marina Sirtis, que como la empática Deanna Troi, y en gran parte por culpa de los guionistas, a veces no resulta nada convincente; pero aquí, asumiendo el rol de una supuesta miembro (que no miembra) del Tal Shiar, está que, literalmente, se sale.

Una vez que N´Vek le pone al corriente de todo, a la pobre Consejera de Picard no le queda otra que seguir adelante con la farsa, porque sabe muy bien cómo las gastan los romulanos, y que si éstos descubren que no es romulana, sino mitad betazoide y mitad humana, y además oficial de la Flota Estelar de la Federación, su muerte será lenta y dolorosa.

De modo que, aun a regañadientes, secunda los planes de N´Vek, pero a su manera. Cuando se entrevista con la comandante Toreh por primera vez, todavía no sabe muy bien cómo comportarse. Pero, ante la suspicacia de la comandante, que ha reparado en su actitud algo vacilante, impropia de un oficial del Tal Shiar, Deanna reacciona a tiempo y, a partir de ese momento, actuará con la fría y despiadada determinación característica de los que sirven en el siniestro servicio secreto romulano.

La comandante Toreh dispuesta a zurrar a la Federación ella solita
La comandante Toreh dispuesta a zurrar a la Federación ella solita

En muchos aspectos, el Tal Shiar recuerda a las SS nazis, y el constante enfrentamiento verbal entre Rakal / Troi y Toreh, a las tensas diferencias de criterio que hubo entre los generales de la Wehrmacht y los altos oficiales SS durante la II Guerra Mundial.

El episodio deja claro que, incluso entre los malos Trek, hay gradaciones, exactamente como en la vida real. Toreh es una típica oficial de mando romulana, que no siente ningún aprecio por la Federación y está dispuesta a cualquier sacrificio para defender a su pueblo y sus intereses, siempre y cuando éstos sean mínimamente razonables. Pero no es una fanática como los miembros del Tal Shiar, organización que le inspira un profundo desprecio. Obedece las órdenes de Rakal / Troi porque, ante todo, es una disciplinada jefe (que no jefa) militar, pero no oculta su desacuerdo con las mismas. En una tensa escena, le espeta a Troi / Rakal que su pésima opinión del servicio secreto imperial obedece a que su padre, un ingenuo e inofensivo idealista, fue purgado por el Tal Shiar como enemigo del estado, por atreverse a exponer públicamente sus opiniones políticamente incorrectas. Toreh es una militar de carrera, dispuesta a jugarse la vida por Rómulo, pero no a arriesgar su nave y tripulación en lo que se le antoja una sucia y oscura maniobra política. Es la antítesis de Sela y otros como ella, que siempre están urdiendo disparatados y peligrosos planes, jugando alegremente con las vidas de cientos de miles o incluso millones de personas. La lucidez de Toreh queda de relieve cuando afirma que la gente así, incluidos los miembros del Tal Shiar, acabará matándolos a todos.

En cuanto a Troi, sabe que su supervivencia depende de que logre hacer creíble su papel de miembro del Tal Shiar, de modo que adopta una actitud prepotente y chulesca, en la línea de comportamiento de los oficiales de esa ominosa organización. Es de suponer que, considerando su forma de ser, tan dulce y tranquila, le costaría muchísimo meterse en la piel de Rakal. Aunque el desarrollo de los acontecimientos está a punto de arruinar la misión de N´Vek, el sacrificio de éste permitirá poner a salvo a los dignatarios romulanos disidentes, y de paso a Deanna, que es transportada in extremis de vuelta a la Enterprise.

El nombre de Tal Shiar fue empleado por primera vez en EL VIAJE A BABEL, de TOS. En ese episodio clásico, un diplomático tellarita resulta asesinado con una llave de arte marcial vulcaniano llamada así.

Al parecer, en un primer borrador del guión se barajó la idea de que el mismísimo Spock fuese uno de los dignatarios hibernados, que fallecía debido a una avería del soporte vital de su crio-cámara. La idea, fruto de alguien con pocas luces, fue desechada de inmediato por Michael Piller. Todavía se ignora quién fue exactamente el autor de la ocurrencia, que sólo puede calificarse de majadería absoluta.

Como de majadería cabe calificar, también, esa manía progre de definir a organismos como el Tal Shiar de fascistas, cosa que se hace en la reseña correspondiente a este capítulo del libro STAR TREK: LA NUEVA GENERACIÓN, de Alberto Santos, Editor. El KGB soviético (antes Cheka, GPU, OGPU y NKVD) utilizaba los mismos métodos criminales que las SS o la Gestapo, así que el Tal Shiar también podría definirse como una organización comunista. Para ajustarse a lo que realmente es el Tal Shiar, lo más correcto habría sido definirlo como uno de esos organismos parapoliciales de los que se sirven los estados totalitarios, cuando de mantener el más férreo control político y social se trata, como la antes mencionada Gestapo nazi, la Stasi de la extinta RDA o la Securitate de la Rumanía de Ceaucescu.

Carolyn Seymour, que se ganó los corazones de los trekkies con su creación de Mirasta en PRIMER CONTACTO, está inmensa como la comandante Toreh. Pero quien de verás destaca es Marina Sirtis, que demostró con creces que, llegado el caso, podría interpretar con brillantez a una villana de armas tomar.

© Antonio Quintana Carrandi,
(907 palabras) Créditos