UNIFICACIÓN
UNIFICACIÓN EE. UU., 1992
Título original: Star Trek TNG: Unification
Dirección: Les Landau
Guión: Jeri Taylor y Michael Piller, sobre un argumento de este último, escrito en colaboración con Rick Berman.
Producción: David Livingston.
Música: Jerry Goldsmith y Dennis McCarthy.
Fotografía: Marvin Rush.
Duración: 45 min.
IMDb:
Reparto: Patrick Stewart (Picard); Jonathan Frakes (Riker); Brent Spiner (Data); Marina Sirtis (Troi); Gates McFadden (Dra. Crusher); Levar Burton (La Forge); Michael Dorn (Worf); Leonard Nimoy (Spock); Joanna Miles (Perrin); Stephen D. Root (Capitán K´Vada); Graham Jarvis (Klin Dokachin); Malachi Throne (Senador Pardek); Norman Large (Procónsul Neral); Daniel Roebuck (Romulano); Susan Fallender (Romulana); William Bastiani (Omag); Erik Avari (B´ljik); Denise Crosby (Comandante Sela); Vidal Peterson (D´Tan); Karen Hensel (Almirante Brackett); Mark Lenard (Sarek); Mimi Cozzens (Camarera); Harriet Leider (Amarie).
Temporada: 5, Episodio: 07

Sinopsis

Fechas estelares 45233.1 / 45245.8. Todo parece indicar que el embajador Spock ha desertado a Rómulo, por lo que la almirante Brackett encarga a Picard que averigüe la verdad de lo sucedido. Jean-Luc, que no puede creer que Spock sea un traidor, viaja a Vulcano para entrevistarse con Sarek, padre de Spock. El viejo vulcaniano, que está a punto de morir, se encuentra en un estado lamentable, torturado por las emociones que, debido a su avanzada edad, no puede controlar. A pesar de todo, en un momento de lucidez, Sarek cuenta a Picard que Spock ha estado en contacto durante años con el senador Pardek, así que su marcha a Rómulo debe estar relacionada de algún modo con ese político. El capitán pide al líder klingon, Gowron, una nave con dispositivo de ocultación, para trasladarse en secreto a Rómulo acompañado por Data. Mientras tanto, la Enterprise, bajo el mando de Riker, investiga unos hechos que, en principio, no parecen estar relacionados con el asunto de Spock.

Picard y Data, disfrazados de romulanos, llegan a Rómulo y pronto entran en contacto con Pardek, que los lleva a presencia del vulcaniano. Spock confiesa que está allí a petición de Pardek, para iniciar conversaciones diplomáticas con el procónsul Neral, con vistas a la unificación de Vulcano y Rómulo.

Sarek y Picard, dos pesos pesados frente a frente
Sarek y Picard, dos pesos pesados frente a frente

McCoy apareció en ENCUENTRO EN FARPOINT, y Sarek en el episodio del mismo título, de modo que los trekkies americanos esperaban con impaciencia el próximo cameo en TNG de una figura del Star Trek clásico. De hecho, por los mentideros Trek habían corrido rumores de que todos los miembros del elenco principal de TOS, y algunos secundarios de entonces, acabarían protagonizando algún capítulo de TNG. El rumor fue confirmado por algunos guionistas de la serie, que reconocieron haber trabajado en esbozos de guiones para la aparición en La Nueva Generación de Kirk, Spock, Scotty, Sulu y Chekov. Incluso se escribió un guión protagonizado por Saavik, y Tracy Tormé llegó a escribir una historia en la que el Spock del siglo XXIII viaja al futuro a través del portal temporal conocido como El Guardián de la Eternidad (LA CIUDAD EN EL LÍMITE DE LA ETERNIDAD), encontrándose con su yo del siglo XXIV. Estaba previsto que ese episodio, titulado en principio REGRESO AL MAÑANA, se filmara para la segunda temporada, y parece que Leonard Nimoy estaba interesado en el proyecto. Pero la terrible huelga de guionistas de 1988, que obligó a cancelar varias series e impidió el rodaje de algunos largometrajes, hizo que el asunto se olvidara.

En 1991 se conmemoraba el vigesimoquinto aniversario de Star Trek. La Paramount deseaba celebrar la efeméride por todo lo alto, de modo que su presidente de entonces, Frank Mancuso, habló con los productores de TNG y les dijo que era el momento adecuado para que Spock, la figura más importante del universo Trek, apareciera en la serie. AQUEL PAÍS DESCONOCIDO, el sexto film de la saga, que sería el último protagonizado por la tripulación de la Enterprise original, acababa de entrar en la fase final de producción. Leonard Nimoy, productor ejecutivo de la película, y Nicholas Meyer, director de la misma, sabían que la intervención de Spock en la serie serviría para tender un puente que uniera definitivamente TOS y TNG. Contaban también con que la aparición de Nimoy en La Nueva Generación ayudara a promocionar el largometraje. Nimoy se entrevistó con Michael Piller, y en aquella reunión se daría luz verde al episodio doble que nos ocupa.

Nicholas Meyer trabajó codo con codo con los guionistas, para que en el capítulo se pudiera hacer referencia a ciertos hechos de la película, como la conferencia de paz de Camp Khitomer. Cuando Picard pregunta a Spock por su proceder, que define como diplomacia vaquera que no va a ser tolerada fácilmente, ese sinvergüenza de sangre verde, que diría mi admirado Bones, no tiene empacho en reconocer que actuó como lo hizo para evitar que otros paguen las consecuencias de sus acciones, como le ocurrió a Kirk y a su tripulación en la película.

Star Trek se ha caracterizado desde siempre por presentar historias inspiradas en la realidad política del momento. En AQUEL PAÍS DESCONOCIDO, por ejemplo, la situación entre el Imperio klingon y la Federación refleja los acontecimientos históricos reales de 1991, cuando, tras la caída del Muro de Berlín y el colapso de la Unión Soviética, Estados Unidos y Rusia mantenían un tenso tira y afloja. UNIFICACIÓN se inspira claramente en el proceso de reunificación de la RFA y la RDA.

Curiosamente, la segunda parte del episodio doble fue la primera en rodarse, ya que Nimoy disponía de poco tiempo para trabajar en televisión. Esto complicó un poco la labor de los guionistas, que tuvieron que realizar varios cambios para que ambas partes concordaran. Jeri Taylor se ocupó de la primera entrega del episodio, lo que en principio no la hizo muy feliz, porque la primera parte es, básicamente, el planteamiento de la historia, que se desarrolla en profundidad en la segunda. Pero, poco después, Pocket Books, que tenía la exclusiva de la edición de todos los libros relacionados con la franquicia en inglés, le encargó que novelizara el episodio, con lo que la guionista pudo entrar por la puerta grande en el mundo de la literatura impresa. En cuanto a la segunda parte de UNIFICACIÓN, fue escrita por Michael Piller.

Picard, Spock y Data a punto de deshacer el entuerto
Picard, Spock y Data a punto de deshacer el entuerto

Michael Westmore, miembro de una reputada dinastía de maquilladores, y responsable de la creación estética de la mayoría de las razas alienígenas vistas en TNG, ansiaba maquillar a Nimoy, pero el actor se llevó al plató de La Nueva Generación a su maquillador habitual de las películas, Michael Mills. De todas formas, el trabajo de Westmore en este capítulo es impresionante, uno de los mejores de su carrera, destacando la caracterización de Picard y Data como romulanos, y el maquillaje que creó para Sarek, que resalta delicadamente los estragos que la edad ha hecho en el rostro del vulcaniano.

Picard recurre a Gowron, líder del Alto Consejo klingon, para obtener una nave con dispositivo de camuflaje que les permita llegar a Rómulo sin ser detectados. Gowron alcanzó su estatus político actual en gran parte gracias a Picard, que actuó como árbitro en el proceso de sucesión a la jefatura del Imperio. Pero en una maniobra de propaganda política, que recuerda muchísimo a la memoria histórica (o histérica, según se mire), ha reescrito la historia reciente klingon, borrando la figura del árbitro de la misma, y atribuyéndose todo el mérito que, en puridad, le correspondería a JeanLuc. Al capitán no le preocupan los embustes que Gowron quiera contar a su pueblo. Lo vital para él es conseguir una nave con sistema de camuflaje, y para lograrlo no duda en amenazar veladamente al intermediario de Gowron, ya que éste ni siquiera se atreve a dar la cara. Picard deja claro que, si Gowron no quiere ayudarle, otros en el imperio sí lo harán, y serán esos otros los que en el futuro gocen del favor y el apoyo de la Federación. Huelga decir que la determinación del capitán obliga al líder del Alto Consejo a prestarle una nave tripulada.

El encuentro entre Spock y Data no decepcionó a los trekkies, a pesar de que algunos cantamañanas osaran definirlo como frío. ¿Qué esperaban de un vulcaniano y un androide? La conversación entre ellos no tiene desperdicio. Aparte de comentar la contención de Picard respecto a sus sentimientos, Spock piensa que Data, por su especial naturaleza, posee aquello que más valoran los vulcanianos, y el androide reflexiona sobre cómo Spock ha estado rehuyendo lo que él ha tratado de alcanzar toda su vida.

Denise Crosby tras salir por la puerta entra por la ventana
Denise Crosby tras salir por la puerta entra por la ventana

La parte cómica, aunque en principio no lo parezca, corre a cargo de la comandante Sela. Lo siento, pero me resulta imposible tomarme en serio semejante personaje. Es una villana casi de dibujos animados, con menos materia gris que un ladrillo. Porque, vamos a ver: dejando a un lado su plan para conquistar Vulcano, ¿a qué otra descerebrada se le podría ocurrir dejar solos en una habitación, sin vigilancia, a dos superdotados como Spock y Data, teniendo además acceso a un sistema holográfico? Sabiendo cómo son los romulanos, no se comprende que alguien así haya llegado a comandante, y mucho menos a servir en el temido Tal Shiar, el servicio de inteligencia imperial. Al final, Data se libra de ella aplicándole un pinzamiento vulcaniano, lo que le vale un no está mal por parte de Spock. Pero vamos, con una colleja y un par de sopapos, la tía iba más que servida. La verdad es que el de Sela es, con diferencia, el peor personaje de TNG. Una docena de altos mandos como ella, y el imperio romulano hubiera sido historia incluso antes de los tiempos de Zefram Cochrane.

En la conclusión, Spock se niega a regresar, pues desea permanecer en Rómulo y trabajar por la reunificación de ambos pueblos. Esta decisión fue criticada por algunos, que encontraron chirriante que el vulcaniano se quedara en las catacumbas de Rómulo, predicando la paz, como si fuera San Pedro en QVO VADIS. Pero este final es coherente con el desarrollo de la historia y la personalidad de Spock.

UNIFICACIÓN es un hito Trek, aunque sólo fuera por ser el episodio que hermanó definitivamente a TOS y TNG, y en el que se conocieron Spock y Data, símbolos de ambas producciones. Pero es que, además, ostenta un guión bien definido, una adecuada puesta en escena y excelentes interpretaciones de todo el elenco..., salvo de Denise Crosby que, si logró que los trekkies la amaramos como Tasha Yar, en el papel de Sela provoca un desagrado bastante importante.

El episodio se inicia con un sencillo y silencioso homenaje a Gene Roddenberry, que falleció de diabetes el 26 de octubre de 1991. El Gran Pájaro de la Galaxia nos dejó, pero su legado, mucho, muchísimo más que una franquicia de series y largometrajes de ciencia-ficción, perdurará para siempre.

© Antonio Quintana Carrandi,
(1.441 palabras) Créditos