LA GUERRA DEL FUTURO
LA GUERRA DEL FUTURO Hong Kong, 2022
Título original: Warriors of future
Dirección: Yuen Fai Ng
Guión: Law Chi-Leung, Lau Ho-Leung, Tin Shu Mak
Producción: Louis Koo, Tang Wai-bat
Música: Comfort Chan
Fotografía: Ng Man-Ching
Duración: 112 min.
IMDb:
Reparto: Louis Koo (Tyler); Sean Lau (Johnson Cheng); Carina Lau (Tam Bing); Philip Keung (Yau-Tai-long); Tse Kwan-ho (Dr. Chan Chong-Chung); Wan Guopeng (Connor Kwong); Nick Cheung (Sean Lee); Qian Wu (Luk)
Comentarios de: Jorge Armando Romo

Continuamos la exploración de la ciencia-ficción en contextos alejados del mundo anglosajón y la sorpresa resulta grata: el año que recién terminó nos ofreció una nueva muestra del género que resulta curiosa y perfecta para disfrutar de un fin de semana en casa a lado de unas buenas palomitas. Y es que en estos tiempos que corren resulta mucho más confortable no salir de casa, preparar el maíz palomero en el horno de microondas, y disfrutar de un domingo en pijama acompañado de un buen espectáculo. Sorpresas y comodidades que ahora las plataformas de streaming ofrecen a sus espectadores.

A mediados del siglo XXI, la tecnología militar se ha desbordado y ha ofrecido lo último en armamento robótico para mantener el poderío militar y político a lo largo del mundo. Pero al mismo tiempo, el cambio climático ha hecho de las suyas desplazando a millones de personas y afectando la vida de todos los habitantes de este planeta. Mientras tanto, las grandes ciudades se han amurallado con un enorme sistema artificial que regula el clima aunque eso sí, sólo los países desarrollados pueden tomarse el lujo de pagarle a las grandes corporaciones para gozar con esta clase de privilegio. Sin embargo, las sorpresas del futuro aún no terminan: un enorme meteorito se estrella en contra de la Tierra, específicamente, en Hong Kong, trayendo consigo una gigantesca planta alienígena acompañada de su propia fauna y un mecanismo inmune que la proteja de cualquier clase de intruso que se atreva a acercarse a ella.

En ese alocado futuro, la bioingeniería ha alcanzado avances insospechados y ahora existe la manera de hacer que la planta invasora deje de ser tan agresiva con los humanos: se ha desarrollado un arma biológica capaz de modificar todo su metabolismo al grado de que la planta ahora regule las condiciones ambientales y permita recuperar la ecología que en el pasado fuera tan idónea para los seres humanos. Pero las cosas no serán tan fáciles para la humanidad: la planta está a punto de iniciar su adaptación final al ambiente terrestre, situación que pondrá contra las cuerdas a los militares: o la planta es destruida antes de adaptarse por completo y matar a millones de personas, o antes un escuadrón de élite debe acercarse lo suficiente y disparar el arma biológica para convertir la amenaza en la salvación ambiental de la Tierra. El reloj corre y todos los avances robóticos estarán a disposición para que el mundo regrese a ser como antes.

A partir de aquí, la historia nos contará el fracaso del escuadrón de élite y cómo los sobrevivientes buscarán cumplir su misión antes de que la planta alienígena haga de las suyas. Hay que señalar que la carrera por la sobrevivencia estará a la orden del día y no sólo los sobrevivientes tendrán que usar su astucia para eludir los ataques de la fauna asociada a la planta, sino también tendrán que enfrentar la conspiración por parte de las corporaciones para que el escuadrón no cumpla su misión y así las éstas no pierdan el monopolio sobre todo el sistema citadino que regula el clima de las grandes ciudades.

Como espectáculo visual, la cinta ofrece un vistazo apabullante tanto de la planta invasora como de la maquinaria robótica que permitirá a los sobrevivientes de la misión cumplir con su objetivo. El diseño de los robots y las batallas entre éstos mantendrán toda la atención del espectador con escenarios repletos de acción trepidante, un tipo de acción que jamás se detendrá durante las casi dos horas de duración del filme. Pero justo esto también será uno de los mayores defectos de la historia: no hay otro tipo de discusiones en torno a la ecología o al reordenamiento social del mundo durante la crisis ecológica, sino que el único y verdadero objetivo de la película es ofrecer un espectáculo de acción desbordada y disparatada. Las explosiones y los disparos no se detienen en ningún momento, y el ritmo tan vertiginoso recuerda enormemente al cine de superhéroes contemporáneo e incluso a las cintas más alocadas de la franquicia de Transformers.

Las fórmulas en lo visual están acompañadas de aquellas que en lo narrativo buscan justificar el actuar de los personajes. Aparecerá en escena el militar heroico que se saltará las normas del ejército para salvar a su equipo; el conspirador de turno, salido del lugar menos sospechado, hará aparición para sabotear la misión y mantener los intereses de las grandes corporaciones que cobran enormes cantidades por regular el clima; el militar retirado regresará a la acción para redimirse; los sacrificios heroicos y trágicos estarán presentes como recurso dramático para acelerar aún más la acción trepidante; e incluso el rescate de una niña huérfana permitirá que uno de los personajes principales se reconcilie con una tragedia familiar del pasado.

En definitiva, una historia trepidante para quienes buscan una matiné palomera en casa. Si bien sus atractivos y vistosos efectos ayudarán a transportar al espectador a aquel mundo futuro lleno de conflictos y posibles soluciones, la historia no cuenta con mayores aspiraciones más que convertirse en un blockbuster de acción muy entretenido, pero que no le interesa profundizar en ningún aspecto del contexto futuro que ha planteado.

© Jorge Armando Romo, (867 palabras) Créditos